Inicio de sesión

Navigation

Breadcrumbs

EL "AGUA DE MAR" LLEGA A BIOCULTURA Soluciones al hambre y a la enfermedad

Los océanos son boticas infinitas para algunos de los males que asolan a la Humanidad

EL "AGUA DE MAR" LLEGA A BIOCULTURA
SOLUCIONES AL HAMBRE Y A
LA ENFERMEDAD
 
En Madrid, hace un año, se llevó a cabo la I Cumbre de Agua de Mar/Oasis Marinos y Dispensarios Marinos, cuyo lema fue: “El agua de mar es propiedad de la humanidad. Evitemos su comercialización y desnaturalización”. Conversamos con Francisco García-Donas Navarro, presidente del proyecto, y Laureano Domínguez, investigador independiente e impulsor de dispensarios marinos en Colombia, Nicaragua, Senegal, España y otros países. El agua de mar es muy sana, barata y sanadora para muchas cosas. Francisco García-Donas estará en Madrid explicando todas las virtudes del agua de mar. Carles Arnau charló con él.
 
De lo que se trata, en palabras de los organizadores de lo que fue la I Cumbre de Agua de Mar/Oasis Marinos y Dispensarios Marinos, es de “potenciar el uso del agua de mar como alimento para combatir la desnutrición y paliar las hambrunas”. Según los protagonistas del evento, el agua de mar contiene todos los elementos de la tabla periódica en forma orgánica y, por tanto, biodisponible; y, además, en las proporciones exactas en que el organismo los necesita. Luego, según Domínguez, “su ingesta no sólo puede ser una solución circunstancial al problema de desnutrición de millones de personas sino un sencillo remedio ante numerosas patologías. Las experiencias desarrolladas en este sentido en Colombia son absolutamente definitorias. Así mismo, el agua de mar puede ser usada en agricultura y ganadería, con lo cual contribuiría de una forma económica a solventar problemas de escasez de alimentos y de falta de agua dulce”.
 
LAS VIRTUDES DEL AGUA
Laureano Domínguez, vicepresidente de Aquamaris, ha documentado bien las virtudes del agua de mar, tomada en las proporciones justas, para combatir muchísimos problemas relacionados con la desnutrición, la pobreza, la anemia… “En Colombia, comprobamos el milagro diariamente. El agua de mar es útil, barata, fácil de obtener… Sirve el agua de mar tomada de cualquier parte. No hace falta ir a buscarla a zonas especiales ni a profundidades específicas. Esta “Sopa Marina” contiene muchísimos nutrientes y, además, es buenísima para combatir muchas y diversas patologías, incluso el alcoholismo”.
 
¿OASIS MARINOS?
¿En qué consiste el proyecto de oasis marinos? Según Francisco García, se trataría de llevar agua de mar a aquellas zonas del planeta donde el injusto reparto de la riqueza crea hambrunas y la muerte cada año de 10 millones de personas. Según García, “el agua de mar se podría hacer llegar a zonas desérticas mediante sencillos sistemas de decantación. En esas zonas, se podrían crear, además, grandes áreas de plantas halófilas, como la Salicornia, que tiene un 44% de proteínas y un 75% de ácidos grasos. También se podrían crear manglares para dar de comer al ganado como en zonas tropicales”. De esta manera, llevando agua de mar a zonas desérticas de climas muy hostiles, “podríamos crear con muy poca inversión sistemas para garantizar agua de mar a personas muy desnutridas y enfermas y, además, para crear sistemas no paternalistas de ayudar a las poblaciones autóctonas”.
 
LA SALINIDAD
Determinadas plantas, como la Salicornia, toleran la salinidad. Incluso algunas especies de arroz, etc. Creando canales para llevar agua de mar a desiertos más o menos cercanos a las costas, Francisco opina que “los oasis marinos son una solución para combatir el hambre, forestando y regando las tierras desérticas con agua de mar por medio de la agricultura biosalina, en ocasiones dosificada, para la obtención de productos de la huerta y de plantas halófilas, que toleran la salinidad del agua marina. Esta Sopa de Mar, además, es muy nutritiva para estas plantas y, por tanto, no es necesario el consumo de productos fertilizantes químicos”. Además, según Valeriano, “el agua de mar obtenida de los pozos de decantación también se puede utilizar en la higiene en el lavado de manos y del resto del cuerpo, pues, al ser bacterioestática, evita la permanencia de parásitos de todo tipo, impidiendo así la aparición de numerosas enfermedades”.
 
EL CO2
Los canales que llevarían agua de mar a desiertos cercanos a las costas también contribuirían a frenar el cambio climático, en opinión de los creadores del proyecto. La forestación con plantas halófilas permitiría atrapar carbono y, también, crear alimentos en las mismas zonas, con lo que quedaría descartada la importación de alimentos con medios petrodependientes. La salicornia y los manglares reforestarían grandes zonas desérticas, con lo que se podrían transformar en grandes pulmones verdes en zonas hoy de climas muy hostiles. Francisco García-Donas, presidente de la Fundación OMDIMAR, señala que “llamaremos a todas las puertas que haga falta. Creemos que este proyecto podría aliviar buena parte del dolor que sufre una parte de la Humanidad”.
 
Carles Arnau
Agua de mar: fuente de vida y salud
12 h Sábado, 5. sala S12 BioCultura
Ponente: Francisco García-Donas
 
 
MÁS INFORMACIÓN
BEBE SALUD
www.oasisydispensariosmarinos.com
www.seawater.org
www.muyGREEN.com
www.Aquamaris.org
www.plural-21.org
 
 
EL PLASMA DE QUINTON
CASI IGUAL QUE LA SANGRE
René Quinton, un investigador francés de principios del siglo XX, demostró la identidad fisicoquímica entre el plasma de la sangre y el agua de mar, por lo que utilizó agua de mar como sustituto del plasma sanguíneo. Comenzó haciendo transfusiones de agua de mar en perros -primero de modo parcial y luego total- en el Colegio de Francia entre 1898 y 1905, y publicó un libro con los resultados de sus investigaciones: “El agua de mar, medio orgánico”. Sus descubrimientos desembocaron en una terapia que salvó muchas vidas y que podría salvar una infinidad más. Quinton se dedicó a abrir dispensarios marinos –incluso en hospitales- de los que en particular se beneficiaron decenas de miles de bebés y niños que habrían muerto de no recibir agua de mar. Personas desnutridas, gente convaleciente, anémicos, enfermos… se recuperaban pronto ingiriendo agua de mar en las proporciones debidas. Todo está muy bien explicado en el libro “El plasma de Quinton”, publicado en España por Icaria.
 
BOLAS DE SAL
TAMBIÉN PARA EL GANADO
El agua de mar trasladada a desiertos mediante canales también sería efectiva, directa e indirectamente, para el ganado. Por un lado, porque la forestación con plantas halófilas y manglares permitiría crear alimentos sanos y biológicos para este ganado. Por otro lado, porque, si se utilizaran bolas de sal integral o agua de mar en lugar de las bolas de sal actuales (socio y cloro), se evitaría la aparición de garrapatas que trnasmiten la piroplasmosis y la anaplasmosis, enfermedades que diezman al ganado y agravan la situación de hambre endémicas de determinados colectivos.

 

Aquí­ tienes las últimas noticias provenientes de nuestra asociación.

Nothing here.
Nothing here.

Info VidaSana

Mantente informado de las últimas noticias

Distribuir contenido
.