“ANIMALITOS & ANIMALEJOS” Esos seres sintientes

Lunes 16 de Enero de 2017




“Animalitos & animalejos” es un librito que destila amor por los animales. La autora, Begoña Quintanilla, lo manifiesta de una u otra manera, siempre cálida. Corren tiempos en los que el mecanicismo hace mucho daño en nuestro mundo. Se nos considera a todos, animales, humanos y plantas, como si fuéramos meras máquinas biológicas. Pero somos algo más. Animal viene de ánima. En estos cortos textos se ve que no todo el pensamiento humano es cartesiano. De hecho, hoy crecen las tendencias animalistas. Mirar al mundo con amor, sea cual sea el lugar donde se pose nuestra mirada, debería ser lo corriente, pero sigue siendo la excepción. Mientras, leamos estos cuentecitos para volver a enamorarnos del mundo. 
 


-¿Qué es “Animalitos y animalejos”?
-Es un pequeño libro que apunta alto: hacer reflexionar al lector sobre el sentir animal. Retrata animales que aman, lloran, sufren… y es que son seres vivos y todo ser vivo siente y padece. Quien aún piense lo contrario es un inconsciente además de desinformado, pues hay infinidad de investigaciones que lo demuestran.

SERES SINTIENTES
-Así que tus animales están dotados de sentimientos…
-Busco sobre todo emocionar y reivindicar respeto para ellos, y espero que las  personas que lean estos cuentecitos sientan empatía hacia ellos. Quiero poner mi granito de arena hacia el “buentrato” animal. Por eso no representan solamente situaciones amables, no sería realista, los animales tienen muchos problemas y quería, de alguna manera, reflejarlos. También los he “utilizado” para plasmar problemas humanos, porque en realidad todos somos un@.

-¿A qué tipo de público van dirigidos?
-Son para niños/adultos, de entre 10 y…100 años, que puedan reflexionar, a distintos niveles, claro, sobre el papel de los animales en nuestras vidas. También está dando excelentes resultados como herramienta didáctica, para introducir temas tanto de interés animal como humano. Son cortitos, pero se les puede sacar mucho jugo.

MALTRATADORES
-¿Qué piensas del maltrato animal?
-Cuando maltratamos a un animal nos estamos maltratando a nosotros mismos -ya que todos somos parte del orden de la naturaleza- y aún ejercemos demasiada crueldad hacia esos seres que deberíamos apreciar. Pero ya estamos pagando el precio del desprecio: el medio ambiente está amenazado y, mientras no lo protejamos protegiendo la supervivencia de todas las criaturas, nuestra propia existencia peligra. Por otro lado, está demostrado que, quien maltrata a un animal, es un peligro también para las personas. Hay estudios que lo evidencian.

-¿Quiénes son los animalejos?
-Precisamente los humanos que tratan a los animales como si no sintieran. Las grandes corrientes religiosas en sus fundamentos fomentaban la compasión universal y el respeto a los animales, a los que consideraban seres sintientes, tanto que, incluso para los sacrificios, establecían normas de respeto y ausencia de sufrimiento. El problema son los que manipulan esas ideas de compasión universal a su conveniencia. Estos son los animalejos.

DEPREDADORES
-¿Y no hacen lo mismo los animales que matan a otros animales?
-En primer lugar, el hombre no está en condiciones de compararse con otros animales pues está, como especie, en situación de privilegio. Además, los animales no matan por placer, cazan para comer y no, como los humanos, para divertirse o fabricar comida a costa de infligir a los animales terribles padecimientos aduciendo que no sufren. Creo que si nos comparamos con los animales debería ser para acercarnos a la naturaleza y recuperar algo de nuestro instinto primigenio. Estamos demasiado alejados de ella, y tenemos muchas cosas que aprender de ellos.

-El libro consta de siete relatos, ¿ha sido una casualidad? 
-Tenía más, pero había que escoger y escogí los 7 que más me gustaban. El 7 contiene mucho simbolismo positivo: está en los chakras, en el arcoiris, la luna cambia de fase cada siete días… Representa la búsqueda de perfección intelectual y espiritual. Para Hipócrates era el dispensador de la vida que influye en todos los seres sublimes, y los animales son criaturas sublimes.

AUTOBIOGRAFÍA
-¿Hay algo de autobiográfico en estos relatos?
-Sí, de una u otra forma todos son autobiográficos. Son historias reales o sugeridas, que me suscitaron profundas emociones en su momento. Los gatitos existieron y así es como los viví: como amiguetes entrañables. El campanu trata de un sueño recurrente, que tengo cada año que leo la noticia del primer salmón capturado: ¿Y si lo soltara? Es un animal que me fascina y no comprendo cómo se le puede matar por dinero y/o diversión. Todo lo que envuelve este tema es muy burdo. Además, cada vez hay más estudios que demuestran la capacidad de los peces para comunicarse, amarse…El del perrito se basa en un airedale que tuve durante 15 años, Kako, que era un ser muy sensible. Una experiencia muy gratificante y, en verdad, aprendí muchas cosas de él.

-¿Eres de las que viste a su perro?
-No, de ninguna manera, ni abriguitos, ni tintes, ni cadenas de oro…Hay gente que se excede. Incluso aceptando que algunas especies pueden compartir casa con nosotros, no hay que olvidar que no son humanos. Aunque visto lo que se hacen algunos humanos así mismos…

-¿Y la hormiga…?
-Pone la atención en lo pequeño para figurar lo grande, representa a muchas mujeres de mi generación y a mí misma.


FEMINISMO
-¿Es un relato feminista?
-Sí, totalmente. Crecí en un ambiente en el que el único futuro que se valoraba para una mujer era ser ama de casa, cuidadora, limpiadora…No importaban tus tendencias naturales ni tus capacidades. Si un hombre estudiaba, todo eran privilegios y admiración. Pero para una mujer era mucho más duro porque, además de estudiar y trabajar fuera, también tenías que adoptar el rol del ama de casa, aunque no te gustara, reservado en exclusiva a las féminas. Hubo que pelear mucho.

-También hay uno anti-taurino, como no podía ser menos…
-Sí, se refiere a un tristemente famoso pueblo español, pero se podría extrapolar a muchos otros lugares de nuestro territorio. Me parece un espectáculo lamentable y no entiendo cómo aún hay personas que se divierten matando/viendo matar toros.

-Y qué me dices de la pardela…
-Es uno de mis preferidos. Surgió de una salida en barco organizada por la C.O.A. (Colectivo Ornitológico Asturiano) para avistar aves en alta mar. Me emocionó el trabajo que hacían estos amantes de las aves. Cuanto más alejados están los animales de nosotros en la cadena biológica menos nos preocupan, pero, cuando te acercas a ellos, por pequeños que sean, es difícil no empatizar.

EL BURRITO
-¿Y la historia del burrito?
-Me la contaron unos amigos y me conmovió, así que subimos a verle a la finca donde permanecía atado, solo…y sentí un gran pesar. Es un animal muy castigado, y sin embargo está probada su capacidad de emoción y comunicación.

-En cuanto a las ilustraciones, ¿cómo las escogiste?
-Bueno, digamos que fueron ellas las que me escogieron a mí. Envié los relatos a varios artistas y les pedí que, si les gustaba alguno, lo ilustraran. Y así surgió este trabajo tan variopinto que, para mí, es uno de sus atractivos. También me encantó la forma en la que los ilustradores se ilusionaron e involucraron en este proyecto. Aquí nadie cobra nada, lo hemos hecho por amor al arte y a los animales.

-Y ¿dónde se puede adquirir el libro?
-Se ha hecho una pequeña tirada para amigos, asociaciones y ONG locales…y está teniendo una buena acogida. También hemos donando algunos a El Hogar Provegan, de Tarragona. Ahora estamos en busca de editor.

Esteban Zarauz






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto