ASOCIACIÓN ALBALÁ La agroecología, como camino de futuro para personas con un duro pasado

Viernes 05 de Abril de 2019





Susana de Eusebio es la presidenta de la Asociación Albalá. Se trata de una entidad que, mediante una huerta agroecológica, le da la oportunidad de reinserción a personas con riesgo de exclusión social, principalmente exdrogodependientes.

Susana nos lo explica a su manera: “Soy Susana de Eusebio, presidenta de la Asociación Albalá. Tengo 58 años. He trabajado toda mi vida profesional como azafata de vuelo en Iberia. Hace unos 4 años, perdí la licencia de vuelo por vértigos. La necesidad de pisar suelo firme y estable favoreció que me pudiera dedicar a un proyecto con el que había empezado a soñar  unos años atrás. Por circunstancias personales, había conocido varios centros de desintoxicación y me impresionaba pensar en qué harían con sus vidas ciertas personas que se cruzaron en mi camino, después del enorme esfuerzo que suponía para ellos superar las adicciones. Me propuse crear un entorno amable donde se les pudiera ofrecer trabajo y encontrar las condiciones adecuadas para rehacer sus vidas”.
La entidad es joven. Susana nos dice: “En abril de 2015, con  otros dos voluntarios, Vanda y Gabo, pusimos la primera piedra para la construcción de un pequeño-gran proyecto, en el que han participado 8 beneficiari@s, hasta el momento, acompañados de much@s voluntari@s, soci@s y colaboradores. Nuestro objetivo es proporcionar empleo y formación en agricultura ecológica a personas en riesgo de exclusión social, o en situación vulnerable, durante un período de dos años. Para ello, cultivamos una huerta con criterios ecológicos en Navalafuente, en un terreno cedido por una familia del pueblo. El proyecto contempla que, después de esos dos años, l@s beneficiari@s tengan las habilidades y herramientas necesarias para desarrollar su propio proyecto”. 

INCLUSIÓN SOCIAL
-Háblanos de vuestra asociación…-¿De qué manera trabajáis por la inclusión social y cuáles han sido los resultados obtenidos?.
-Todas las personas que han venido a trabajar con nosotr@s han venido referenciadas por alguna organización, en concreto Proyecto Hombre de Castilla La Mancha, CAD (Centro de Atención al Drogodependiente) de Madrid y Servicios Sociales de la Sierra Norte. Tod@s ell@s vienen con el alta terapéutica, pero mantienen la relación con sus centros de referencia y sus terapeutas. En la asociación fomentamos que l@s beneficiari@s participen en actividades fuera de la asociación, pero la huerta en sí es un gran espacio en el que interactúan con voluntari@s, soci@s, clientes. Es un espacio familiar, donde se sienten cómod@s, aceptad@s y cuidad@s por tod@s. Solamente una de estas personas está terminando el proceso, en abril de 2019. Celebramos que haya permanecido con nosotr@s hasta ahora. Sabemos que para tod@s ha sido una experiencia positiva en sus duras vidas.

-¿Cómo os financiáis?
-Hay varias fuentes de ingresos: vendemos la producción -se puede venir a recolectar y comprar a la huerta, y vendemos en los pueblos del entorno-;  l@s soci@s aportan cuotas, en función de sus posibilidades; alquilamos huertos "serranos", y hacemos actividades relacionadas con el medio natural, para niñ@s y adult@s. Ofrecemos actividades para colegios y/ o grupos de niñ@s y adult@s. También hacemos celebraciones de cumpleaños, diferentes a lo habitual, con actividades relacionadas con las gallinas, las lombrices, el compost y la huerta. Cierto es que algun@s soci@s nos hemos podido permitir hacer aportaciones importantes, y que actualmente se reduce la posibilidad de esas aportaciones, así que necesitamos trabajar mucho para incrementar nuestros ingresos y que el proyecto continúe su recorrido. 

VIDAS DURAS
-¿Cómo son las vidas de algunas de las personas que trabajan con vosotros? 
-La mayoría han tenido vidas terriblemente duras. Pero se quedan atrás. Cuando empiezan a vivir en nuestro entorno, tienen una vida normal, que ya es una gran experiencia para ell@s 

-¿Satisface realizar un trabajo como este, con agricultura ecológica y ayudando a las personas?
-Sinceramente, no es fácil. Es difícil trabajar en agricultura,y más con la vulnerabilidad que supone el cultivo ecológico. Pero más difícil todavía es trabajar con personas con las características de nuestr@s beneficiari@s. A veces es necesario tomar decisiones difíciles e incluso dolorosas, pero que creemos que son las necesarias para ayudarles en su camino para su incorporación a la vida real. A pesar de estas dificultades, claro que es satisfactorio. Una de las experiencias más duras y más motivadoras fue con la única mujer que ha trabajado con nosotr@s. Sólo estuvo tres meses. Tuvimos que tomar una de esas difíciles decisiones y eso provocó que se marchara en muy malas condiciones. Actualmente está muy bien, se casa este año y quiere que yo sea la madrina. Y además, ¡¡¡está embarazada!!! Nos queremos mucho. Imaginaos, cómo me hace sentir. Es un referente en los días difíciles.

LOS COMPRADORES
-¿Quién compra vuestros productos y quién alquila vuestros huertos?
-Como parte de nuestra filosofía, y a pesar de las dificultades económicas, queremos que nuestros productos sean asequibles y accesibles a un gran público. Nos compran l@s vecin@s del pueblo y de las localidades cercanas y mucha gente de Madrid que viene a propósito. Afortunadamente, vendemos toda la producción. Los huertos, de 28 metros cuadrados, los alquilan diferentes tipos de público: los que quieren disfrutar de esa experiencia en familia, enseñando a l@s hij@s o l@s niet@s cómo crecen las hortalizas; los amantes de productos ecológicos, o l@s que lo hacen fundamentalmente por apoyar el proyecto. Hay dos modalidades: A) si se lo cuidan ell@s, la aportación es de 35€/mes; B) si nosotr@s nos ocupamos de cuidarlo, y ell@s vienen a disfrutarlo sin la exigencia de la regularidad, la aportación es de 55€/mes. En ambos casos, están incluidos los plantones, tratamientos, riego, etc. Queremos tener la seguridad de que todo se hace con criterios ecológicos.

-Háblanos de vuestra producción… ¿Alguna joya de la corona?
-Producimos cultivos de temporada y adaptados al clima de la sierra norte de Madrid. ¿Joyas? Si me permites... una para cada temporada: primavera, las fresas; verano, los tomates; otoño, el judión; e invierno, la col picuda.

-¿Cómo imaginas la asociación dentro de 10 años?
-Este proyecto tiene mucho de empeño personal en tratar de aportar una reparación a las personas cuyas vidas crecieron difíciles, por circunstancias sociales o emocionales. De alguna manera trata de luchar por una justicia social. Para ello tiene el enorme esfuerzo de algunas de las personas que, desinteresadamente, o, mejor dicho, con ese interés, luchan a diario por sacarlo adelante. También cuenta con el apoyo -muy importante- de soci@s, voluntari@s y colaboradodres. Pero segura y tristemente, todo esto no sea suficiente para que se prolongue en el tiempo. Me gustaría poder decirte que imagino la asociación participando en una red de huertos ecológicos, familiares, gestionados por ex-beneficiari@s de la asociación. Con ese objetivo nació. Seguramente para eso hace falta una estructura -o los fondos económicos que la hagan posible- que no conseguimos alcanzar. Seguimos intentándolo, mientras queden fuerzas.Toda colaboración es bienvenida.

Pedro Burruezo
 



MÁS INFO
www.asociacionalbala.org
Tfno 605253026 / 698 87 58 54






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto