CONTAMINACIÓN Con la 5G “Ni un rincón libre para los electrosensibles”

Lunes 27 de Enero de 2020





 

Los electrosensibles se manifestaron el pasado sábado en una acción coordinada a nivel mundial para pedir la moratoria en la implantación de la tecnología 5G. Se trató de concentraciones enmarcadas en una convocatoria mundial que se desplegó en más de 30 países. La implantación de la 5G aumentará los niveles de radiación por miles de veces, según los especialistas.

La asociación Electro y Químico Sensibles por el Derecho a la Salud participó el pasado sábado en una acción mundial por la moratoria de la implantación de la tecnología a 5G, junto con diferentes organizaciones de todo el estado español. En la convocatoria participaron más de 30 países de todo el mundo, realizando concentraciones en alrededor de 200 ciudades.
El llamamiento internacional, que ha pedido la moratoria de la implantación de la 5G en el planeta, tanto terrestre como espacial, ha sido firmado por más de 100.000 personas de 200 países: 2.000 científicos, 1.400 médicos, 4.000 ingenieros, 2.200 enfermeras, 2.500 psicólogos, 1.200 organizaciones, etc.
La 5G viene a sumarse a la evolución tecnológica como el siguiente escalón de sus predecesoras: 2G, 3G, 4G. Y, sin embargo, dadas las características de este nuevo despliegue, existe un salto cualitativo con grandes riesgos para la salud y el planeta que la ciudadanía debería conocer para poder ejercer sus derechos, en opinión de los que han llevado a cabo la campaña.
La tecnología 5G es una tecnología que implica la implantación de millones de nuevas antenas, que utilizarán ondas de super alta frecuencia milimétricas, cuyas características requerirán la emisión a alta potencia, y una distancia entre antena y antena que no podrá superar los 200 metros. La mayoría de las frecuencias previstas para el futuro prácticamente no han sido utilizadas antes, y se desconocen las consecuencias del uso masivo e intensivo de las mismas (a medio y a largo plazo). Las pocas investigaciones sobre los efectos de este tipo de radiación apuntan a importantes efectos biológicos, de origen no térmico, que podría tener grandes repercusiones sobre el equilibrio ecológico del planeta.
Este despliegue prevé el lanzamiento de 50000 satélites, que darán una cobertura total a toda la superficie del planeta, frente a los 2000 que existen ahora. El lanzamiento de estos satélites ya ha empezado, sin ningún estudio previo, ni previsión sobre los posibles riesgos y su impacto ambiental. El impacto de ese número tan enorme de satélites puede ser tan grande que actualmente los científicos astrónomos se están organizando para intentar frenarlo, ya que tal número de satélites producirían una transformación del espacio alrededor de la tierra de tal calibre que impediría la observación del universo y por tanto, según ellos afirman, acabaría de un plumazo con la ciencia astronómica.
“Aterrizando la problemática en el estado español, el plan 5G emitido por el gobierno ha sido formalmente objetado con argumentación científica y denunciado por muchas organizaciones, entre ellas la nuestra, sin respuesta. No obstante, una resolución del defensor del pueblo confirma la dudosa legalidad de este despliegue debido al incumplimiento de la ley de evaluación ambiental y reconoce que tales despliegues no están teniendo en cuenta a las personas especialmente vulnerables y sensibles, como por ejemplo las personas electrosensibles”, nos dicen desde la Asociación de Electro y Químico Sensibles por el Derecho a la Salud.

Redacción






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto