COTÓ ROIG Textil responsable

Martes 10 de Mayo de 2016




Àngels nació en Manresa, en el seno de una familia numerosa donde podían jugar entre los campos e inventar con lo que el entorno ofrecía. Se formó como ingeniera agrónoma y, después de años como cooperante en diferentes países, decidió volver a su ciudad natal. En ese periodo, se propuso crear una alternativa de producción de proximidad dentro del sector textil, recuperando la tradición de la industria textil -que tan cercana hemos vivido-, apostando por la sostenibilidad y la calidad en el cuidado de la vida. Está al frente de Cotó Roig. Estuvieron en BioCultura BCN.



Cotó Roig tiene por objetivo ofrecer una mejora en la calidad del medio ambiente y la salud, en todas las líneas del proceso de creación textil en nuestro país. Eso significa el compromiso ambiental, desde el proceso de cultivo, mínima huella de carbono, evitar químicos y residuos; y a la vez, el compromiso con las personas, con sus condiciones laborales y con toda la información sobre los productos que ofrecemos. Cotó Roig ofrece tejidos de algodón en crudo de calidad, sin añadidos. Ahora diseñadores y artesanos que quieren controlar el tipo de tejidos que utilizan tienen acceso a un producto completamente honesto gracias a la primera producción que ya han realizado.
La firma nació de la voluntad de Àngels Perramon y de su tenacidad para buscar aliadas y socias para el desarrollo de cada uno de los pasos para la producción de tejidos y prendas básicas de algodón sostenible y respetuoso. Su primera aliada y socia fue Rosa Escalé, una persona con una larga trayectoria dentro del sector textil. Como ella cuenta, "nació debajo de un telar y se inició como aprendiz, llegando a creativa de moda con colecciones en todo el mundo".
Luego sufrió las crisis y la deslocalización del sector. Juntas empezaron a trabajar para que el criterio de la proximidad fuera la base para la sostenibilidad. Eligieron el algodón andaluz, como fibra natural de gran calidad. Cotó Roig ofrece “productos básicos” y ello significa que tienen por objetivo resultar duraderos, adaptables y personalizables.
 


RANA PLAZA
-¿Cómo empezasteis en el sector textil?
-El textil fue una industria muy potente y con prestigio durante años en nuestras ciudades más cercanas. Eso acabó a causa de decisiones políticas y económicas que impusieron grandes beneficios deslocalizando la producción, y en deterioro de la calidad de las prendas y, evidentemente, del respeto al medio ambiente. Hemos convido con esta tradición del textil. Justo se cumplen 3 años del accidente del Rana Plaza en Bangladesh; fue un detonante para obligar a mucha más gente el hacerse preguntas sobre “¿quién hace nuestra ropa?”, aunque este incidente “solo” se relaciona con un paso en la elaboración del textil: la confección. Antes de llegar ahí están los agricultores endeudados al borde del suicidio, tampoco sabemos mucho de quién elabora el hilo, el tejido, ni de los enormes daños que producen los tintes en el medio ambiente.

-¿Quién escogió el nombre de la empresa?
-Fue un nombre consensuado entre todas, y que se ha visto fortalecido a medida que crecemos. Solo algunas personas mayores pueden reconocer ese nombre como el tejido “bruto” que antes se empleaba para los pobres. Como lo fue el “pan negro” que ahora es el “tan preciado” pan integral o pan con el grano entero. Se puede deducir que es el tejido de algodón que no ha sido blanqueado y que conserva el color crudo de la fibra de algodón tal y como se recoge de la planta.
 


 

-¿Qué productos confeccionáis?
-Actualmente confeccionamos 6 tipos de tejidos que vendemos a metros. Con ellos también elaboramos prendas acabadas como camisetas, bolsas, vestidos… Nuestra producción está en pleno crecimiento, aunque queremos que siempre sean productos que cumplan con la calidad, la sostenibilidad y la ética en el proceso de elaboración y venta. Tenemos una línea de textiles para el hogar con productos como sábanas, toallas o edredones. A partir de nuestros tejidos, artesanos y diseñadores han elaborado otros productos como ropa para bebés prematuros, pantalones de yoga…

PARA GRUPOS
-¿Haceis productos para grupos?
-Sí. Este año el festival BarnaSants ha utilizado camisetas y bolsas de Cotó Roig (ver aquí) Producir en cantidades mayores, en particular en la producción de tejido, es uno de los factores que contribuye a bajar los costes por unidad. Así que uno de nuestros objetivos es contar con el compromiso de muchos para poder garantizar mejores precios y sostenibilidad del mismo producto.

-¿Qué tipos de cursos impartís?
-Básicamente son cursos que permiten investigar y aprender sobre las posibilidades de los tejidos de algodón 100%, ya que hace mucho que nadie tenía acceso a ellos. Son cursos sobre tintes, procesos de estampación, costura…

-¿Dónde los haceis?
-Buscamos ubicaciones cercanas, normalmente en casas en el campo, con espacio y entorno agradables para todas.

-¿Únicamente teneis tienda online?
-De forma continuada, sí. Participamos en varias ferias dentro del sector de la ecología y la artesanía. Y contamos con la colaboración de algunas tiendas que ya tienen algunos de nuestros productos a la venta. Esperamos que en breve podamos dar un listado de todas ellas.

-¿Cómo veis el sector textil orgánico en España?
-Como el resto de sectores del orgánico, crece y crece la concienciación; aun así queda mucho por conquistar y muchas veces hay poca coherencia y transparencia. No se suelen dar detalles de todo el proceso, especialmente en la producción y procedencia de la materia prima, pero también en los acabados.  Pensamos que tenemos en España un potencial enorme para crear un sector con gran impacto en Europa y ser un referente el mundo.

PLANETA MODA
-¿En qué medida plataformas como Planeta Moda pueden ayudar a cambiar las cosas?
-Planeta Moda puede ser muy útil para crear sinergias entre todos los profesionales relacionados con la producción de prendas textiles. En nuestro caso nos vemos como proveedores para diseñadores y artesanos. Muchas veces, la moda sostenible/eco solo pone atención en los últimos pasos del proceso de producción, es decir, en el diseño y confección, pero sabemos muy poco de cómo se recoge el algodón, los acabados que sufren los tejidos… Y entre esos dos pasos hay muchos más, que son invisibles a la mayoría del sector de la moda. Queremos reivindicar la necesidad de que cada paso sea sostenible y respetuoso con las personas y con el medio ambiente. Queremos dar a conocer la belleza y riqueza del tejido honesto: ese que te cuenta todo sobre él.

-Habladnos de vuestro paso por BioCultura BCN…
-En esta última edición de Barcelona, estuvimos presentes por primera vez con un estand. Fue una ocasión única para comprobar el interés de nuestros productos hacia un consumidor que ya tiene sensibilidad y voluntad de conocer. En este aspecto, nos reafirma que vamos en buena dirección y en nuestro valor que reside en lo auténtico, en que las cosas estén bien hechas y tengan sentido. Ese sentido surge de nuestro objetivo: crear una alternativa en el textil de calidad y proximidad, y del proceso de producción: donde cada persona se implica para que eso ocurra, generando redes a su alrededor y así otras personas crean nuevas piezas y productos para infinidad de necesidades y realidades. Para crear esas redes, BioCultura es un espacio ideal y necesario. Invitamos a todas las personas interesadas en promover ese sector textil local de manera sostenible a que nos escriban y se sumen para unir esfuerzos.

Sara B. Peña






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto