COVID-19 Dos textos recomendables de Octavi Piulats

Lunes 16 de Marzo de 2020





Publicamos dos textos del doctor Octavi Piulats, doctor en Filosofía, acerca del fenómeno coronavirus. El primero es más filosófico. El segundo incluye recomendaciones de diversa índole.

Empezamos a conocer los primeros datos reales sobre el Covid-19 y su índice de mortalidad facilitados por la Sanidad Oficial italiana, y se confirman mis sospechas expresadas en otras publicaciones sobre que hemos sido engañados. La muestra se ha hecho sobre 14.000 afectados. En primer lugar, la mortalidad se inicia en pacientes de 30 a 49 años con un 0,1% de defunciones; luego, entre 50 y 59 años, la mortalidad asciende a 0,6%; de 60 a 69 años se dispara ya con un 2,7%; desde 70 a 79 años sube a 9,6%. Entre octogenarios se eleva a 16,6 y, más allá de los noventa, llegamos casi al 20% de defunciones. Se nos había dicho que el Covid-19 tenía una mortalidad sobre el 2% y ahora vemos que es más del doble, o sea el 5,8%. Además se constata que el coronavirus es mucho más contagioso que una gripe tradicional. Cuando pase finalmente la pandemia sabremos si la otra afirmación que se nos dijo para tranquilizarnos, la de 4.000 víctimas de la gripe normal en España por año, es otra fake news.
En las estadísticas vemos que los jóvenes no son inmortales, ni por supuesto los maduros, en especial si sufren de asma.
El tema de la mortalidad es enigmático. Hay países como Francia y Alemania que tienen parecidos números de afectados y sin embargo muchas menos defunciones. Esto (aparte de comparar sistemas sanitarios) nos conduce a preguntarnos si existe más de una cepa de este virus, quizás más virulentas unas que otras. Incluso podemos plantearnos si es relevante la “carga viral”, es decir la cantidad de virus que recibimos en el primer contagio. Y por supuesto la cifra de afectados en España es sólo de los confirmados, con seguridad hay que contar que el virus se ha extendido en miles de personas que no saben que están infectados.

CHERNOBYL
Lo cierto es que desde el accidente de Chernobyl (que yo viví en Alemania en 1986 escondido en un sótano por la radiactividad), Europa no ha conocido una crisis sanitaria de tal tamaño. Las hipótesis sobre el origen e intencionalidad de la pandemia continúan y algunas son valiosas, y debemos seguir discutiendo. Una nos dice que al virus subyace una intencionalidad geopolítica de debilitar estados, Estados Unidos contra China o viceversa. Otra nos propone que quizás haya una intención oculta de hacer desaparecer a personas de la Tercera Edad, ya que no son productivas para la economía. Una tercera relaciona la pandemia con planes publicados por la NATO, en dirección de ir introduciendo al ejército en las calles y recortar los derechos civiles, apuntando a una posible confrontación con la Rusia nuclear de Putin.
Estas hipótesis tratan de responder a la pregunta ¿A quién beneficia la pandemia?
No negaré que existen intereses geopolíticos en juego. No obstante, para poder probar estas hipótesis habría que aceptar la tesis que el Covid-19 en origen fue un producto de la biotecnología militar o al menos de una manipulación genética de un virus existente.
Mientras tanto esto no suceda, yo continuo con mi hipótesis de su origen natural y ecológico. Como indiqué en otras publicaciones las pandemias se originaron por factores tales como la transgresión de leyes higiénicas en las ciudades por incompetente urbanismo, por una alimentación deficitaria, y por las guerras mundiales con sus millones de cadáveres y sus miasmas. En la actualidad, estos factores están más controlados en las sociedades industriales, pero hay otros factores causales nuevos. Es decir, la contaminación atmosférica, la contaminación de los alimentos y su baja calidad biológica, el impacto de un electromagnetismo constante, el empozoñamiento de tierras de cultivo y aguas marinas por la química de síntesis con los plaguicídas o el exceso de medicación de la población. Estos factores están conduciendo a las poblaciones de los países industriales a una baja de sus sistemas inmunitarios y a una pérdida de su fertilidad.
No hay que olvidar que China es uno de los países más contaminados de la Tierra y que se ha lanzado al mundo digital sin miramientos, en especial con las técnicas 5G.
Pero quizás debamos reflexionar en otra dirección. Entender la pandemia como metáfora al estilo de la medicina emocional. Significativo es que ataque básicamente el sistema respiratorio con la sensación de ahogo. Desde esta óptica vemos que precisamente estos síntomas son las sensaciones que uno tiene debido a la contaminación del aire en ciudades y metrópolis. Y todavía podemos extender más la metáfora de los síntomas, si aceptamos la tesis de que el planeta es un organismo vivo, es decir el ahogo sería la sensación que podría tener poéticamente la bioesfera.
Existen además algunas conclusiones derivadas de este fenómeno que sorprendentemente pueden ser positivas como con cualquier fenómeno social. Seguro que Greta Thumberg está exultante, ya que por fin se ha limitado la navegación aérea, y por las medidas de los gobiernos parece que al fin hemos entrado en la era del decrecimiento. Por no decir que en una sociedad basada en la prisa y en la acceleración constante, puede ser positivo convertir a la gente aunque sólo sea por algunas semanas en ermitaños modernos  para aprender el lema de Delfos difundido por Sócrates: “Conócete a ti mismo”. 

2º TEXTO
La medicina actual ofrece una comprensión microscóscopica del fenómeno del virus y olvida una visión holística, en la que no solo es importante el virus en sí mismo, sino el terreno de higiene biológica, por eso no todo el mundo adquiere la enfermedad a pesar de que se contagia del virus.
En concreto, cuanto menor sean los depósitos de toxinas en nuestro organismo, menor margen existe de contraer el Covid-19, y, si nos contagiamos, la dolencia será leve.
El riesgo de una gripe epidémica en personas de tercera edad aparece porque, aparte de que con la edad, se pierde vitalidad. Muchas personas de este grupo hacen escaso ejercicio o son sedentarias, no controlan su dieta de madurez, acumulan recargos tóxicos en sus organismos y sobre todo suelen estar medicados por alguna dolencia, lo que deprime su sistema inmunitario. Además el  Covid- 19  (pariente del SARS) tiene la tendencia a atacar el sistema cardio-respiratorio, de aquí la profusión de pulmonías.
Cuanto más fuerte esté nuestro sistema inmunitario, más fácil será vencer la infección del virus.
Hay pues que potenciar el sistema inmunitario propio sin interferencias de medicamentos antivirales. La mejor forma es potenciar la expulsión de sustancias acumuladas indeseables en el organismo por las vías de expulsión clásicas: boca (estornudos), colon/recto (diarreas), orina (orinas oscuras), nariz y pulmones (mucosidades), piel (sudoración y granos). En el caso de la gripe la clave es la sudoración, que al eliminar substancias tóxicas acumuladas en el tejido conjuntivo potencia nuestra inmunidad natural.

RECOMENDACIONES HIGÍENICAS EXTERNAS
-Lavado a fondo de manos con jabón o gel desinfectante, en especial las uñas, que deben estar recortadas a fondo.
-Debemos lavarnos las manos cada vez que regresemos a nuestro hogar. Quizás sea más práctico utilizar fuera de casa guantes de latex cuando hagamos las compras. El jugo de limón es bactericida y desinfectante y lo podemos usar en vez de perfumes en manos axilas y rostro.
-La vajilla que normalmente utilizamos debe ser también lavada a diario con detergente ecológico. Al igual que los cubiertos.

RECOMENDACIONES DE EJERCICIO FÏSICO
El ejercicio físico intenso es fundamental, no sólo porque fortalece músculos y tendones y mejora la circulación capilar, sino porque en este ejercicio aparece casi siempre la sudoración, que es la mejor defensa que tiene el ser humano frente a las infecciones.
Correr (Jogging) regularmente o en su defecto pasear rápido al menos 1 o 2 kms al día. Al terminar, ducharse con agua tibia y al final 10 segundos de fría. Con una manopla después frotarse el cuerpo para activar la circulación periférica. Si no podemos salir, hay que hacerlo en casa, como nos sea posible.
Si se tiene aparatos caseros de pesas o anillas, utilizarlas.
Si tenemos sauna, utilizarla.
Oxigenación. Es fundamental oxigenar nuestras células. Si no podemos salir, ventilemos nuestras casas todo lo que sea posible.
Realizar ejercicios de yoga y respiración una vez al día unos 15 minutos

RECOMENDACIONES DIETÉTICAS
-Por la mañana antes de desayunar tomar un vaso de zumo de fruta de la época, ahora naranjas, mandarinas o pomelos. Se trata de propocionar al organismo vitamina C clave para afrontar gripes.
-En nuestras comidas y cenas reducir la ingestión de proteínas, comer carne o pescado sólo dos veces a la semana. Los huevos y el queso fresco son buenos substitutos de la carne y el pescado. Mayor cantidad de frutas y verduras en las comidas (si puede ser crudas por los oligoelementos), en especial espinacas y alcachofas al vapor o al horno. Como aliño en ensaladas y comidas ajo prensado, y también tomar tisanas de jengibre. Ajo y jenjibre son bactericidas y dificultan la propagación de los virus. La cebolla tierna cruda pronto nos hará estornudar, que es signo de expulsión de gérmenes.
-Como bebidas mucha hidratación, y zumos naturales, también agua de coco fresco, lleva enormes cantidades de oligoelementos.
-Es fundamental evitar restreñimientos intestinales, con este objetivo es importante consumir frutas laxantes como ciruelas o las mismos espinacas.

Octavi Piulats realizó sus estudios en Alemania y se doctoró en filosofía en la Universidad J.W. Goethe de Frankfurt am Main con una tesis sobre Hegel y el mundo antiguo. A su vuelta a España fue redactor de la revista ecológica Integral y editó numerosos artículos sobre naturalismo, ecología y antropología. A partir de los años noventa se convierte en profesor titular de Filosofía de la Cultura y Antropología en la Universidad de Barcelona. Ha publicado numerosos libros y artículos sobre el Romanticismo y el Naturalismo. A partir de 2004, crea en la Universidad de Barcelona los primeros cursos sobre "Pensamiento Ecológico".

Entre sus obras, podemos destacar:
-Goethe y MontserratEncuentros con la espiritualidad de la montaña
-Lecciones sobre Hiperión de F. Hölderlin
-Ecofilosofía
-Historia de la Salud Natural
-Elementos para una filosofía ecológica en el futuro






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto