DOCUMENTALES “Los últimos de La Mejana”

Jueves 29 de Agosto de 2019




 

Patxi Uriz y Santi Cordón son los artífices de “Los últimos de La Mejana”, un documental que nos habla de los últimos hortelanos de Tudela. El fenómeno de desaparición de hortelanos es global y afecta a todo el planeta. El documental es también una apuesta firme por la agroecología. Hablamos con Santi…

-¿Cómo nació la idea de realizar un documental titulado “Los últimos de la Mejana? 
-Después de abrir mi restaurante Trinquete, decidí acompañar a mi padre todas las mañanas en su huerta para empaparme de su conocimiento. Diez años después mi padre fallece y me doy cuenta de que con él muere un montón de conocimiento y de energía que aún no me había transmitido. Una madrugada me pongo en contacto con Patxi Uriz y le cuento lo ocurrido. En poco tiempo los compañeros hortelanos de mi padre morirán sin dejar su legado. Este correo se lo envié a las 5 de la madrugada, y a las 5 y cuarto Patxi me contesta que adelante y que, como hijo de hortelano, le tocaba la fibra y se sintió identificado en cuanto leyó mi correo.

LA DESAPARICIÓN
-¿Por qué desaparecen los hortelanos? 
-El motivo principal de la desaparición de los hortelanos es el cambio de consumo que se ha sufrido estos últimos 30 años. El fomento de la agroindustria y la bajada de precios de la comida… La gente ve el trabajo de la tierra como algo sucio y de personas sin formación convencional. No se le da valor a la comida de verdad. Falta cultura gastronómica en la sociedad.

-¿Es un homenaje a una especie en extinción? ¿O una reivindicación hacia la agroecología?
-Las dos cosas se definen muy bien el fin del documental. Por una parte, cada año las zonas rurales pierden alrededor de 45.000 habitantes, entre ellos muchos trabajadores de la tierra. Algunos lo llaman un exterminio silencioso. Por otra parte, “Los últimos de la Mejana enfatiza el valor de la agroecología como la ciencia de la esperanza. La agroecología es la única esperanza para alimentar al mundo en el futuro de una manera ecológicamente sostenible, socialmente justa, culturalmente aceptable y económicamente viable. A través de ella se activan valores tan importantes como mejorar el medio ambiente, detener el cambio climático y frenar el éxodo rural.

TUDELA
-¿Por qué en Tudela? ¿Qué tiene Tudela?
-Tudela es lo que es por su huerta. El río Ebro, la montaña de El Moncayo, el viento del Cierzo generan un microclima que hace de Tudela una ciudad donde las verduras se erigen con sello de calidad. También su mezcla de culturas a lo largo de los siglos que enriquecieron una forma de cultivo con una calidad sorprendente.

-¿Quiénes son los protagonistas del documental, sólo los antiguos hortelanos?
-En el documental es la tierra es la que tiene el protagonismo y los hortelanos son los que la acarician para que les premie con salud. Hay que resaltar a los hortelanos como  figuras clave de la gastronomía de nuestro país y que están desapareciendo. La agricultura industrial y el crecimiento de la importación de productos agrícolas cierran el círculo a un oficio milenario, cuyo valor es, más allá de lo económico, sanitario, cultural y ambiental.
 


 

EL ESTRENO
-¿Dónde se estrenará, dónde podrá verse?
-El documental se estrenará el 7 de noviembre en la Filmoteca de Pamplona. A partir de ahí comenzará un periplo por festivales de cine.

-¿Cómo estáis financiando el documental? 
-El documental cuenta con la ayuda del Gobierno de Navarra, Reyno Gourmet, el Ayuntamiento de Tudela y el CPAEN ( Consejo de producción agraria ecológica de Navarra). Pero como estas ayudas no son suficientes el mes que viene vamos a lanzar la campaña de crowfounding para terminar la fase de montaje.  Apoyar económicamente a Los últimos de la Mejana es respaldar también a una cultura milenaria y, sobre todo, el futuro de la alimentación sostenible.

UN FENÓMENO EXTRAPOLABLE
-¿Lo de Tudela y su desaparición de hortelanos y el abandono rural es extrapolable a otras partes del planeta?
-Como dice Ferrán Adrià en el documental, es un tema mundial, lo más local es lo más global, estamos en un planeta en el que la comida es dinero, cuando tendría que ser alimento. 

-¿Qué es lo que más os ha impactado en la realización del documental?
-Los hortelanos de La Mejana son conocidos por desarrollar prácticas sostenibles en el cultivo de la tierra. Lamentablemente no existe un relevo generacional para dar continuidad a esa contribución por lo que los conocimientos para trabajar la tierra en armonía con la Naturaleza podrían desaparecer. Sin hortelanos no hay huertas… En el año 1980, había en Tudela 1.500 hortelanos, y hoy solo quedan 25. Si permitimos que desaparezcan las huertas, nos privaremos tanto de los cultivos selectos de proximidad que nos proporcionan, como de su paisaje del que formamos parte desde tiempo inmemorial. Los personajes que más me han impactado son Manuel Vila, un hortelano de 91 años que no había oído la palabra permacultura en su vida y tendrían que poner su foto al lado de la definición; y Víctor Lacruz, un hortelano filósofo valenciano que no tiene desperdicio.

UN ACTO REVOLUCIONARIO
-¿Por qué tener un huerto es un acto revolucionario?
-El valor de cultivar un huerto propio fomenta la conciencia sobre el cuidado del medio ambiente y de la calidad de los alimentos. La comida es libertad y el que ayuda a la tierra a darla es libre, un hombre libre hoy en día es revolucionario. Si controlas tu comida controlas tu vida.

Pedro Burruezo
 



Archivo
“El documental cuenta con la ayuda del Gobierno de Navarra, el Ayuntamiento de Tudela y el CPAEN (Consejo de Producción Agraria Eecológica de Navarra); y con la colaboración de Reyno Gourmet. Pero como estas ayudas no son suficientes el mes que viene vamos a lanzar la campaña de crowfounding para terminar la fase de montaje.  Apoyar económicamente a “Los últimos de la Mejana” es respaldar también a una cultura milenaria y, sobre todo, el futuro de la alimentación sostenible”

Para ver el vídeo, pinchar en la imagen

CROWFOUNDING
TOMA NOTA
Santiago Cordón –hijo y nieto de hortelanos y propietario del restaurante Trinquete de Tudela- y Patxi Uriz –fotógrafo, productor, director de documentales y ganador de un Goya- se juntaron hace dos años en Tudela. Hablaron sobre el fallecimiento del padre de Cordón y sobre una raza en extinción, los hortelanos. De ahí surgió la idea de preparar un documental titulado Los Últimos de la Mejana, una película cargada de sentimiento y esperanza, pero también de preocupación y con un mensaje claro y evidente: no podemos romper la relación que tenemos con la tierra.
Con una aportación a partir de 20 euros, tu nombre aparecerá en la lista de agradecimientos.
Aportaciones a Ultreia Films: ES40 2100 3769 11 2200073702
Si te interesa participar como patrocinador o colaborador, contacta con el director: ultreia@patxiuriz.com






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto