EDUARDO DELGADO, CEO DE ROAMS “Cuando enviamos un WhatsApp estamos dejando una huella de carbono”

Lunes 10 de Febrero de 2020




Roams es un comparador gratuito e imparcial de telefonía e internet encargado de asesorar al consumidor sobre este tipo de productos y servicios. Se ha convertido en la compañía líder del mercado en España y en el último año se ha lanzado en México, Francia y Reino Unido. Su objetivo es convertirse en referente a nivel internacional en asesoramiento en telefonía.

Eduardo Delgado, CEO de Roams, estudió Derecho por la Universidad de Valladolid. Fundó Roams en 2013. Ha intervenido como ponente en diversas ocasiones para entidades como la Universidad de Valladolid, Universidad de Salamanca, Centro Internacional Santander Emprendimiento, IE Business School o AETICAL. Aunque no lo parezca, enviar un mensaje también emite C02…

-¿De qué manera dejamos huella de carbono cuando enviamos un email o un whatsapp?
-Cuando enviamos un WhatsApp o un email estamos dejando una huella de carbono en nuestro ecosistema aunque no seamos del todo conscientes de ello. Esta contaminación viene principalmente derivada por la energía necesaria para realizar dicho proceso a través de los smartphones y ordenadores que se utilicen para ello. Pero también también hay que tener en cuenta que influye el peso del mensaje, ya que no consumirá la misma cantidad en función de si ese mensaje lleva adjunto algún documento o si, por el contrario, únicamente lleva contenido.

IMPACTO COMO EL DE LA AVIACIÓN
-¿El impacto ambiental del sector de telefonía es tan grande como el de la aviación? ¿Contáis con datos fidedignos?
-En ambos sectores la emisión de CO2 a la atmósfera es significativa, ya que la aviación contribuye, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), con cerca de un 2% de las emisiones a nivel mundial; y en el caso del sector de la telefonía, cabe destacar que la transmisión de estos gases al medio ambiente está relacionado, en gran medida, con el uso del smartphone. De hecho, en este último caso, según un estudio de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Físicas de la Universidad de Surrey (2015), cada dispositivo móvil produce 95 kilos de CO2 a lo largo de su vida útil sin tener en cuenta en este caso el sector de forma completa. Y además del dispositivo móvil, también hay que tener en cuenta la disposición de redes a nivel operativo por parte de las compañías, desde donde Roams creemos que la clave está en la cooperación.
 


“Las tres operadoras con más clientes en España tienen planes que, a primera vista, tratan de ser realmente expeditivos. Por el momento, no hay legislación que regule este asunto, pero lo cierto es que las empresas cada vez son más conscientes de la sostenibilidad ambiental y el cuidado del planeta”



-¿En qué medida las operadoras españolas de telefonía se han marcado sus propios objetivos internos para este 2020?
-Las grandes operadoras de telefonía de España se han planteado diversos objetivos alineados con la sostenibilidad. Telefónica se propone reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 30% para el año 2020 y un 50% diez años más tarde con el fin de ser neutra en 2050. Asimismo, pretende disminuir en un 85% el consumo de energía por unidad de tráfico de datos para 2025 dentro de su Plan de Eficiencia Energética. Por su parte, Orange asegura dentro de su plan estratégico Engage 2025 la reducción de sus emisiones de CO2 en un 30% a lo largo de los próximos cinco años, siendo el despliegue del 5G una de las principales ventajas al permitir la reducción de emisiones de CO2 en un 15%. En el caso de Vodafone España, la compañía se plantea rebajar la transmisión de dióxido de carbono a la atmósfera en un 50% para 2025.

DESCARBONIZACIÓN
-¿Cómo están trabajando para la descarbonización? ¿Hacen todo lo que pueden realmente o es una operación más de marketing verde?
-Hasta el momento, las principales compañías telefónicas están trabajando por la descarbonización y para ello cada una se ha propuesto sus propios planes de actuación, que difieren entre ellos, sobre todo, en los plazos fijados para conseguirlo. Pero, en cualquier caso, todas ellas se marcan dentro de sus fines la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera en base a los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 impulsados desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

-¿Por qué no hay medidas restrictivas en la legislación que afecten a estas compañías como sí sucede en otros sectores?
-Por el momento en España no existe legislación al respecto que regule a este sector, como sí ocurre en Francia, donde se ha aprobado una ley que pretende que el ciudadano pueda conocer de primera mano si la compañía telefónica que va a contratar… fomenta la sostenibilidad ambiental o no.
 


Enviar cualquier tipo de mensaje también contamina


LA COOPERACIÓN
-¿La clave de la descarbonización está en la cooperación entre empresas?

-Sí, desde Roams creemos que compartir y cooperar es el camino para rebajar la contaminación directa e indirecta y conseguir los objetivos de reducción de emisiones para no aumentar la temperatura del planeta en más de 1,5 grados centígrados que los informes científicos sitúan como límite para no provocar grandes (y peligrosos) cambios en el planeta.

-¿Cuáles son los compromisos sostenibles que se han marcado las principales operadoras en España?
-La operadora Orange anuncia que tiene la intención de ser neutra en 2040. Por su parte, Movistar fija como objetivo el 2050, si bien es cierto que Telefónica reporta su consumo en informes de manera exhaustiva. Y Vodafone tiene la curiosidad de ser bastante solvente en este aspecto, con lo que destaca el margen que tiene de mejora dado que, en líneas generales, y no solo en España, opera a nivel mundo con redes HFC (cable), en vez de FTTH (fibra óptica), siendo estas últimas mucha más eficientes.

EL PÚBLICO
-¿En qué medida una empresa que descarboniza tiene mejor aceptación entre el público y, por tanto, opciones de mejores resultados económicos?
-Cualquier empresa que se preocupe por el medio ambiente puede llegar a tener un mejor impacto visual en la sociedad ya que cada vez las personas son más conscientes del cuidado del planeta y, en consecuencia, tendrá la posibilidad de obtener mejores resultados económicos al generar esa confianza.

-¿Cree que las empresas harán más por tener una menor huella ambiental sin presión gubernamental?
-Las tres operadoras con más clientes en España tienen planes que, a primera vista, tratan de ser realmente expeditivos. Por el momento, no hay legislación que regule este asunto, pero lo cierto es que las empresas cada vez son más conscientes de la sostenibilidad ambiental y el cuidado del planeta, por lo que las medidas planteadas por las grandes compañías de telefonía son acordes a la realidad.

Esteban Zarauz
 



¿ES POSIBLE UNA REGULACIÓN INTERNA SIN PRESIÓN LEGAL?
DUDAS Y CERTEZAS
-¿Cree que las empresas harán más por tener una menor huella ambiental sin presión gubernamental?
-Las tres operadoras con más clientes en España tienen planes que, a primera vista, tratan de ser realmente expeditivos. Por el momento, no hay legislación que regule este asunto, pero lo cierto es que las empresas cada vez son más conscientes de la sostenibilidad ambiental y el cuidado del planeta, por lo que las medidas planteadas por las grandes compañías de telefonía son acordes a la realidad.
 



TODO ENSUCIA
17 OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE
El uso de internet y el smartphone ensucia el planeta. Sin ser conscientes, todos contribuimos al calentamiento global. Cuando enviamos un email, usamos Whatsapp, damos like en una red social o compramos online dejamos una huella de dióxido de carbono (CO2). El impacto medioambiental del tráfico digital es similar a la contaminación que emite el sector aéreo. Cada minuto se envían 150 millones de sms o se realizan más de 2,4 millones de búsquedas online, una actividad que genera tanto CO2 como las industrias aparentemente más pesadas.
Con el fin de alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) impulsados por la Organización de Naciones Unidas (ONU), en particular el número 13 centrado en “adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos”, las operadoras de telefonía se han marcado sus propios objetivos internos para este 2020.
Las principales compañías del sector están de acuerdo en que es esencial la descarbonificación y para conseguirlo se han propuesto distintas metas. Sin embargo, hay diferencias entre sus planes de actuación. “Las tres operadoras con más clientes en España tienen planes que, a primera vista, tratan de ser realmente expeditivos. El problema aquí es el hecho de que se autorregulan en este sentido, ya que aún no existe una legislación agresiva que obligue a cumplir con ciertos objetivos y/o pagar por excesos”, advierte Rodrigo San Martín, Experto en Telefonía y Tarifas de Roams.
No obstante, el centro de esta industria es el uso de los teléfonos móviles que, aunque llevan unos años con un crecimiento estancado -habiendo bajado el ritmo de ventas de forma significativa-, se han convertido en uno de los componentes esenciales de la última década. Este crecimiento constante ha significado, a nivel de redes y operatividad, la necesidad de aumentar la capacidad de éstas para no congestionarlas y, dada la alta competitividad del sector, el invertir en antenas e instalaciones de fibra óptica propias de cada operadora.
“Para reducir costes, las compañías telefónicas en España vienen firmando en los últimos tiempos acuerdos para compartir todos estos recursos e invertir conjuntamente en estas redes (ya sean fijas, llevando la fibra a lugares donde aún no está disponible, o bien en redes móviles con la implantación del 5G). Es decir, se apuesta por la cooperación para que las empresas sigan creciendo sin perjuicio para el cliente (gracias a ser un sector regulado por la CNMC), y un menor gasto no solo en sus respectivas cuentas anuales, sino en el tema principal que aquí nos atañe, en la huella ecológica”, explica San Martín.
Según Roams, compartir y cooperar es el camino para rebajar, en todos los sentidos, la contaminación directa e indirecta y conseguir los objetivos de reducción de emisiones para no aumentar la temperatura del planeta en más de 1,5 grados centígrados que los informes científicos sitúan como límite para no provocar grandes (y peligrosos) cambios en el planeta.






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto