EDUCACIÓN AMBIENTAL El caso de EYSMA Medio Ambiente

Jueves 23 de Junio de 2016




La empresa Eysma Medio Ambiente, dirigida por las ambientólogas, emprendedoras y ecoactivistas Mónica Pastor y Lara Galbis, es una empresa que funciona desde Denia (Alicante). A petición del consistorio municipal, la empresa organizó el 5 de junio, en el Castillo de la localidad, una actividad dedicada a la ecología profunda para celebrar el Día Internacional del Medio Ambiente. Allí asistimos y tuvimos la oportunidad de conocerlas. Hablamos con ellas, que responden al alimón. 

-¿Cómo y por qué creasteis EYSMA?
-En mi caso (Lara) durante la carrera y luego el máster siempre he trabajado de camarera. Al acabar el master, tras un duro verano de trabajo, supe que había llegado la hora de dedicarme a mi carrera si no quería perder mis títulos universitarios. Es curioso que ya durante la carrera tuvimos la idea de crear nuestro propio trabajo, inicialmente era un laboratorio de análisis químico, un proyecto que finalmente quedó en el papel. Después de mucho tiempo buscando trabajo en las empresas más afines de la zona sin ningún resultado, incluso solicitándoles trabajo sin cobrar para ganar experiencia, nos dimos cuenta de que nosotras mismas podríamos generárnoslo ya que no íbamos a renunciar a nuestra  verdadera vocación, después de tantos años de estudios, esfuerzo y dinero. En tiempos de crisis, cuando todas las puertas se te van cerrando, lo mejor que puedes hacer es reinventarte. El cómo… fue más bien ir adaptándonos a las circunstancias: autónomas o empresa, inversión necesaria... Son cosas que cada vez iban estando más claras; si eres hijo de empresarios es muy fácil empezar, lo que no es tan sencillo es empezar a los 30 sin nada que invertir más que tus ideas y tus ganas de trabajar.  Nos costó lo suyo, pero valió la pena.

EL BALANCE
-¿Cuál es el balance de este año de trabajo?

-Sinceramente, lento pero seguro. Este año ha sido una puesta en marcha. Ahora, tras haber superado algunos retos importantes, trabajando para colegios, guarderías, ayuntamientos y una Fundación, hemos medido nuestro potencial y sabemos de lo que somos capaces, por este motivo continuamos adelante, somos positivas y estamos contentas con la evolución.

-¿Es más difícil o más fácil tirar hacia adelante una empresa como la vuestra en una población como Dénia?
-Resulta un poco difícil que la población entienda lo que es la educación ambiental, una empresa como la nuestra es difícil llevarla adelante sea donde sea. Generalmente quienes se encargan de la educación ambiental son funcionarios que cuentan con todas las instalaciones necesarias; nosotras hemos tenido que buscarlas, ser aceptadas y trabajarlas para poder disponer de ellas, aunque estén en otro término municipal. El problema de dedicarte al medio ambiente es que la gente tiende a verte como algo innecesario o como alguien sabiondo que va a venir a explicarle lo que lleva viendo toda su vida. Aún nos encontramos muchas preguntas como: “¿Eso qué es?”. O: “¿”Eso para qué sirve?”.

 


LOS BACHES
-¿Cuáles son los baches más comunes en vuestro caso y en empresas afines?

-De nuevo, que la gente lo entienda, que entienda nuestro trabajo, el sentido de nuestra profesión, es lo más difícil, pero, bueno, existen otros igual de importantes: en primer lugar el bache más común es nuestra generación perdida, son muchos los profesionales exiliados, pero somos muchos más aquellos que permanecemos en España, además nadie contempla el problema del emprendedor de 31 años. Si añadimos a esto a una empresa relacionada con el medio ambiente y la educación no es de extrañar que hayamos escuchado tantas veces: “Sois unas valientes”. Por otro lado, otro bache es que hoy en día, con la excusa de la crisis, se espera que se trabaje por menos dinero, “porque por lo menos es algo”. En EYSMA Medio Ambiente tenemos una filosofía muy clara… Siempre que hemos de tomar una decisión, generalmente económica, nos preguntamos cuál es la razón que nos lleva a aceptar un precio más bajo de lo que sería admisible y justo, y en la mayoría de los casos nos hemos dado cuenta de que las razones suelen ser fruto del miedo, por lo que potenciamos aquellas decisiones que dignifican nuestro trabajo y a nosotras como profesionales, aunque ello conlleve no ser aceptadas en algunos casos.

-¿Cuáles son las actividades que más estáis llevando a cabo?
-En los colegios es donde más actividades y programas educativos hemos desarrollado; estos muchas veces buscan a profesionales como nosotras para ofrecer aulas interactivas, talleres o excursiones o incluso semanas temáticas. Nuestra corta experiencia a lo largo de este año nos ha demostrado que funciona muy bien, ya que en algunos casos cambiamos el aula de la escuela por la naturaleza, y los libros por divertidos cuadernos de campo que disfrutan rellenando. Finalmente esto se traduce en motivación y cuando terminamos los alumnos se van con la lección bien aprendida. Además, también ofrecemos una línea de asesoría que nos lleva a trabajar con las instituciones públicas en proyectos de restauración de zonas degradadas y otros temas ambientales, y una línea de creatividad en la que desarrollamos talleres muy divertidos y amenos, que nos ayudan a conectar con nuestro niño interior para ver el mundo desde otros puntos de vista.

DENIA
-¿Cuáles son las actividades en las que va despuntando Denia en lo ecológico? ¿La producción ecológica de alimentos?

-Bueno, Denia hace años que viene dedicándose al turismo y se dedica al medio ambiente dado que tiene un parque natural y una reserva marina con praderas de posidonia. Su principal problema es compatibilizar los usos del turismo con la conservación. Se están realizando grandes esfuerzos pero esto no es algo que se consiga de hoy para mañana. Además varía en función del gobierno que esté al mando. En Denia, respecto al tema del sector ecológico en general, es cierto que se nota que está creciendo, ya existen algunos pequeños establecimientos y puntos de producción de alimentos ecológicos (particulares). Sin embargo, la oferta se limita considerablemente cuando eres vegetariano o vegano y quieres salir a comer fuera.

-¿Por dónde creéis que va a ir el futuro de vuestra empresa?
-Esta siempre es una pregunta difícil de responder, es algo complicado hacer predicciones en un momento límite para el medio ambiente y de tantos cambios. Sin embargo, sabemos que la educación ambiental va a ir cada vez a más, es imprescindible puesto que no puede existir un cambio social, en relación al medio ambiente, si no se enseña a la población que esta forma parte de él. La educación ambiental mediante programas específicos adaptados a cada colectivo en función de sus necesidades e inquietudes es lo que más futuro tiene.

LA ADMINISTRACIÓN
-¿En qué medida tiene la Administración que apoyar la educación ambiental en nuestro país?

-Lo más importante que la Administración debe saber es que un individuo formado e informado será capaz de tomar las mejores decisiones. La información es una herramienta muy poderosa, una vez se produce el entendimiento es muy difícil ignorar los problemas cuando los hay, puesto que en el preciso instante en que algo es comprendido pasa a formar parte del individuo y éste ya no puede mirar hacia otro lado. Consideramos tan importante la educación ambiental para mantener la Naturaleza en un estado de conservación óptimo, que si no está siendo ahora mismo apoyada de una forma más seria… creemos que es simplemente porque no interesa. Evidentemente sin la colaboración de la Administración en este ámbito, cualquier intento de trabajo para acortar distancias entre población, turismo y medio ambiente ha sido y será frustrado, al menos a corto plazo.

-¿Cuál es vuestra relación con el consistorio municipal y con la administración autonómica?
-
Ahora mismo es uno de nuestros pilares. Es muy importante que también desde arriba se fomente la educación ambiental. Aunque no siempre es fácil, algunas administraciones sí que están por la labor de darle forma. En estos momentos el ayuntamiento de Dénia está moviéndose mucho en lo que a medio ambiente se refiere. Ha celebrado el Día mundial del Medio Ambiente y de los Océanos (5 y 8 de junio 2016) y está programando más cosas que de seguro terminarán calando en la sociedad como cualquier otra oferta cultural. Esto es bueno desde el punto de vista de la educación ambiental. Sin embargo con la administración autonómica no hay relación. Hace unos meses tuvimos que solicitar la inscripción de nuestra empresa como empresa turística para poder anunciarnos en las oficinas de turismo y nuestra sorpresa fue que somos pioneras y no había ningún epígrafe que se adaptase a nuestra actividad. Una de las respuestas fue: “Bueno, pero para llevar a un colegio al monte y enseñarle alguna planta no entiendo qué necesidad tenéis de ser empresa turística”. Así es como está contemplada la educación ambiental en nuestra comunidad autónoma y es una verdadera lástima.

Pablo Bolaño
 


Más Info
EYSMA Medio Ambiente
www.eysma.com
670 446 688 / 646 613 077
C/ Diana 10, 2º pta 3
Denia 03700 (Alicante)






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto