EL LIBRO “La nación de las plantas”, de Stefano Mancuso

Viernes 28 de Febrero de 2020




El nuevo libro de Stefano Mancuso ya está en la calle, vía Galaxia Gutenberg. La obra de Mancuso, una de las grandes autoridades mundiales en  neurobiología vegetal,  incide en la esencia de las obras anteriores del autor: los vegetales no “vegetan”, sino que sienten, se comunican, y muchísimo más

 “La Nación de las Plantas” es, para Mancuso, la nación más importante, la más extendida y poderosa de la Tierra. Y, nos dice el autor, ha tomado la palabra: “En nombre de mi relación durante décadas con las plantas, imaginé que estos queridos compañeros de viaje, como madres cariñosas, después de hacer posible la vida sobre la tierra, se disponen a ayudarnos al comprobar nuestra incapacidad para garantizarnos la supervivencia. ¿Cómo? Sugiriendo una constitución real sobre la cual construir nuestro futuro de seres respetuosos con la Tierra y el resto de seres vivos. La constitución consta de ocho artículos pues ocho son los pilares fundamentales en los que se basa la vida de las plantas y, por lo tanto, la vida de todos los seres vivos”.

De sus textos podemos extraer inspiración para reformular nuestra existencia como especie, para resetear a la Humanidad. Y solucionar así muchos problemas que nos acechan por todas partes. El año pasado, a su paso por  Madrid, señalaba, a colación de que en España no llueve y la sequía es tan pertinaz que puede convertirse en el problema más grave a corto plazo, que deberíamos proteger y cuidar a las plantas para solucionar este tipo de problemas:  “Son capaces de dirigir el clima. La circulación atmosférica de las lluvias está controlada por los bosques ecuatoriales, así que poseen uno de los motores. Podemos estabilizar el clima. Podemos reducir las emisiones de dióxido de carbono, y reforestar. Los bosques nos ofrecen la única manera de reducir las emisiones”.
Lo que me gusta mucho, entre otras cosas, de la obra de Mancuso… es que pone en tela de juicio a Darwin y a los darwinistas sociales y la fraudulenta idea de que el pez grande se come al chico: “En realidad, las relaciones entre los seres vivos son increíblemente más complejas y están gobernadas por fuerzas muy distintas de la mera competición que imaginan los darwinistas sociales”. Muy, muy recomendable.

Pablo Bolaño






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto