“EL SILENCIO QUE QUEDA” Ábrete de orejas

Lunes 11 de Marzo de 2019





El largometraje  "El silencio que queda" habla del duelo y su restablecimiento, de la soledad, del viaje, del silencio que se queda cuando un ser querido muere... En este proyecto, la artista visual Amparo Garrido continúa profundizando en temas que son centrales en su obra: la comunicación no verbal, la relación con lo animal, la ceguera, la falta, la búsqueda de la verdad subjetiva, el azar y/o el inconsciente. El filme se estrenará en el próximo Festival de Cine de Málaga, del 15 al 22 de marzo.

La película está estructurada en base a los audios WhatsApp que se enviaron ella y José Carlos (un ornitólogo ciego) a lo largo de dos años. Desde el principio, Amparo vio claramente que ahí había una película y los fue guardando. Después, junto a Ana Pozo, la montadora, se fue editando este largometraje sin guión, logrado a través de “cerrar los ojos”, escuchando el material que iba emergiendo a lo largo de los viajes, al principio con José Carlos Sires y, más tarde, ella sola.
 


Amparo Garrido se estrena en el mundo de los “largos” con “El silencio que queda”


-¿Le puedes explicar la película a alguien que no la haya visto?
-La película trata sobre un duelo y su restablecimiento. Mi amigo más querido muere. Antes de morir deja en mi buzón, entre otras cosas, un artículo que se llama “José Carlos Sires, un amor ciego por las aves”, y en mi devastación emocional me invento la idea de que ese artículo es un hilo al cual me tengo que agarrar y que tengo que seguir, que tengo que tirar de ahí porque ahí hay una especie de encargo, un mensaje que Juan Carlos me ha dejado. Cuando alguien tan querido y tan cercano se muere, te queda tal vacío, y tal agujero, que no te queda más remedio que agarrarte a algo para poder seguir viviendo, para que la vida siga teniendo sentido. A partir de aquí empieza un viaje que consiste en buscar a José Carlos, el ornitólogo del artículo, que da clases para aprender a escuchar los distintos cantos de los pájaros, aprender de él y más tarde seguir en este viaje yo sola para encontrarme  con la naturaleza, con las aves, con el silencio, con la soledad, con la plenitud.

UNA MIRADA PREINDUSTRIAL 
-¿Diría que tu mirada a la Naturaleza es “preindustrial”?
-Sí, yo diría que es preindustrial. Durante la realización de esta película tuve la oportunidad de vivir una experiencia en la que estaba sola ante la Naturaleza, sin nada que se interpusiera, estuve en muchos momentos sola absolutamente, desnuda, ante el mundo natural.
 


José Carlos, el ornitólogo ciego, en plena acción “auditiva”


-¿Qué has aprendido con esta película documental?
-He aprendido muchas cosas, pero quizás lo más poderoso es a no tener miedo a la soledad, al silencio, al vacío… A darme cuenta de que ese vacío y ese silencio no son ni malos ni buenos; es más, a veces, si sigo respirando, si me relajo, puedo sentir como una suerte de fusión con la Naturaleza, tener la sensación de ser parte de un todo.

ESTRENO EN MÁLAGA 
-¿Qué reacción está teniendo el público?
-La película tendrá su estreno mundial en la edición 22 del Festival de Cine de Málaga, pero la poca gente que ha visto la película me ha dicho que es como una joya, y están felices de que la película haya sido seleccionada. 

-¿Por qué te has sentido necesitada de hacer esta película?
-Me fascinó el recorte de periódico que me dejó Juan Carlos. Yo soy artista visual y, cuando llegó la crisis, tuve que salir de una galería con la que estaba trabajando, pasaron muchas cosas, entre ellas un viaje a Alemania que duró dos años… El caso es que llevaba tiempo sin hacer nada como artista que me gustara… Cuando empecé este proyecto no tenía ni idea de qué formato tendría… Al principio pensé en hacer una pieza de video-arte, pero luego vi rápidamente que ahí había una película y me fui dejando llevar. A veces tenía la sensación de que yo era como una especie de antena… sintiendo que a través mío se contaban cosas... Supongo que necesitaba salir, sentir, respirar y reconectar con la Naturaleza. 
 


“Hay una serie de festivales, muy pocos, en los que se pueden ver películas de autor, donde hay un público que va buscando este tipo de películas, pero también he de decir que yo soy novata en esto del cine, provengo del mundo del arte; entonces, ya puedes imaginarlo, con ‘El silencio que queda’ estoy aprendiendo, descubriendo todo este mundo del cine”



CIRCUITOS
-¿En qué circuitos se mueve una película de estas características?
-Hay una serie de festivales, muy pocos, en los que se pueden ver películas de autor, donde hay un público que va buscando este tipo de películas, pero también he de decir que yo soy novata en esto del cine, provengo del mundo del arte; entonces, ya puedes imaginarlo, con “El silencio que queda” estoy aprendiendo, descubriendo todo este mundo del cine. Yo estoy muy emocionada de que haya sido seleccionada en Málaga, ya que no es una película comercial, pero estará compitiendo con otros largos documentales y tengo la esperanza de que se pueda ver en muchos espacios, de cine y de televisión.

-¿La película son los ojos y los oídos del ornitólogo ciego?
-La película son mis ojos y mis oídos. ¡Ya me gustaría que fueran los oídos de José Carlos, el ornitólogo! Eso hubiera sido fantástico porque él, al ser ciego, escucha maravillosamente bien. Yo de pequeña tenía dos tíos ciegos, muy queridos y quizás hay una parte mía inconsciente que quiere poner ojos a esta persona que no los tiene, quiero rellenar, quiero aportar con mis ojos lo que esta persona no puede ver, hay una suerte de fantasía inconsciente de completar ese hueco, pero, sí, José Carlos me completa a mí con la escucha, él tiene toda la atención, el 100 por ciento de todo su ser puesto en el oído. Con José Carlos tienes la sensación, el gusto, el placer de sentirte escuchada y ,a veces, en esa escucha siento como si me estuviera  viendo el alma…. Me siento como desnuda muchas veces….

ARTE VISUAL
-¿Hacia dónde va el mundo del arte visual?
-Es una pregunta complicada, pero sí puedo decir que las nuevas tecnologías son muy importantes y determinarán los distintos caminos. También hay que decir que no se puede generalizar con lo del arte visual porque cada artista es un mundo y tiene cosas particulares que decir, y usa las tecnologías en un sentido o en otro para contar lo que quiere decirle al mundo. Claramente yo he tenido el beneficio de la democratización que dan las nuevas tecnologías para poder hacer esta película.

-¿Hemos llegado ya al punto de no retorno en la crisis climática? ¿Qué sensación tienes?
-Yo creo que no, hay que guardar la esperanza, yo creo que todavía podemos hacer muchas cosas para enfrentar esta crisis.

-¿Los niños que vean tu película serán en el futuro activistas medioambientales?
-No lo sé. Me gustaría, ojalá. Yo creo que claramente las cosas están cambiando, tengo un amigo animalista que dice que, de aquí a unos años, cuando nos acordemos de que comíamos carne, esto lo vamos a ver como un genocidio, y ahora no somos ni conscientes. Creo que los niños que vean la película podrán observar a los animales, en este caso las aves, desde un lugar más de igual a igual que creo que es como las miro yo. Por cierto yo fui fan de pequeña de Félix Rodriguez de la Fuente. Veía con pasión sus documentales en TV.

P. Bolaño
 


“AVERIGUANDO ACEITUNAS”
OTRAS OBRAS DE LA AUTORA
Amparo Garrido es una artista visual que trabaja con fotografía y vídeo. Ha recibido importantes premios y realizado múltiples exposiciones nacionales e internacionales. Su obra se encuentra en importantes colecciones como la del Museo Reina Sofía (MNCARS), entre otras. “El silencio que queda” es su primer largometraje. Dentro de su filmografía, antes ha hecho diversas piezas de videoarte: “Sobre la escucha” (2009), “Averiguando aceitunas” (2009), “Remanecer” (2008) y “No digas nada” (2006).






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto