ENTEROVIRUS La Liga responde

Lunes 30 de Mayo de 2016




Reproducimos el texto enviado por la Liga por la Libertad de Vacunación a colación de la polémica y la alerta social suscitada por los casos de enterovirus aparecidas en las últimas semanas.

Desde hace ya unas semanas estamos viviendo un brote de encefalitis por enterovirus poco habitual. Han sido una cincuentena de personas afectadas de entre 9 meses y 5 años, el 50% ha sido ingresada y se ha  producido 1 muerte y 2 personas con tetraplegia o parálisis de las cuatro extremidades. 
Los enterovirus son unos virus que viven en nuestro cuerpo, especialmente localizados en nuestras mucosas digestivas. Los más conocidos son los poliovirus, los echovirus y los cooxsackie. Se han identificado más de 100 serotipus diferentes. Se manifiestan habitualmente en las temporadas cálidas en forma de diarreas o de procesos gripales. Se reproducen velozmente en un medio ácido (pH= 3 ó 4). Tienen una alta  capacidad de mutar o de cambiar según en las condiciones que se encuentren. La más extendida enteroviriosis en España fue la padecida en los años 1945-1965,  conocida como Poliomielitis.
Estas enteroviriosis pueden evolucionar en dos fases. La primera se puede manifestar en forma digestiva (diarrea) o gripal (resfriado). Si se complica pueda pasar a la segunda fase que es la lesión meningoencefalítica (somnolencia, parálisis o fallecimiento). En la reunión de Roma de 1960, revisando las circunstancias que hicieron posible las complicaciones de la polivirosis, aprendimos una lección. En esta reunión se afirmó que las complicaciones meningoencefalíticas de la polio aparecieron por las medidas farmacológicas y quirúrgicas sanitarias aplicadas en su momento. Por lo tanto, en estos momentos las medidas sanitarias más interesantes a tener en cuenta son:
1.Ante los procesos de diarrea y respiratorios propios de esta primavera intensa: No utilizar los Antibióticos, los Antitérmicos, los Antiinflamatorios ni los Antidiarreicos.
2. Mantener a las niñas y a los niños en casa con cuidados sencillos y no químicos.
3. No visitarse en el hospital sistemáticamente. Utilizar el Servicio Domiciliario para así evitar contaminaciones hospitalarias innecesarias.
4. Parar o aminorar las Campañas de Vacunación sobre todo con vacunas virales (hepatitis A y B, sarampión, paperas, rubéola, gripe, polio, etc.) hasta que pase el brote.
5. No utilizar la Punción lumbar salvo que sea imprescindible durante este período de brote.
6. La alimentación durante los días necesarios que sea exclusivamente vegetal (verduras, frutas, tubérculos, caldo vegetales, zumos, legumbres frescas y cereales integrales) si se dan las manifestaciones digestivas  y o gripales.

24 de mayo 2016
Liga por la Libertad de Vacunación (España






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto