ESPIRITUAL CHEF Raw food

Lunes 11 de Abril de 2016




Javier Medvedovsky es un chef argentino especializado y apasionado por la tendencia gastronómica raw food. Afincado en España desde hace 11 años, es creador del proyecto Espiritual Chef y del concepto gastronómico de El Café Blue Project en Barcelona.  Realiza talleres educativos en diferentes formatos: cursos intensivos, temáticos, charlas y cooking shows. Lleva a cabo labores de consultoría y asesoramiento para negocios del sector. Publica artículos y recetas en el portal gastronómico Delicooks y en la revistas “Mente Sana” y “Cuerpo Mente”. Acaba de publicar “Spiritual Chef”, Tendrá su estand en BioCultura BCN y participará en el showcooking de la feria.
 


En noviembre del 2015 salió a la venta su primer libro, “Espiritual Chef” Los alimentos esenciales del alma, con la editorial Urano, donde comparte todo su conocimiento filosófico y práctico hasta la fecha. Una obr, dice él, “artística y educativa repleta de mensajes, recetas, consejos, excelentes fotografías y hermosas ilustraciones”·. 

-¿Qué es el concepto raw food? ¿Se lo puedes explicar al profano?
-Es una dieta, un estilo de vida, una tendencia culinaria y una medicina. El principio básico del raw food  (“alimentación viva” en castellano) es el de comer todos los alimentos vegetales en su estado más óptimo, el cual, en la mayoría de los casos, es tal y como nos los da la naturaleza. Desde mi oficio invito a transformar estos alimentos y, para hacerlos aún más placenteros si cabe, empleo técnicas naturales con las que se obtienen, se mantienen e incluso se potencian los nutrientes de estos alimentos. Algunas de estas técnicas son la deshidratación, la germinación, la maceración, la fermentación. También se usa mucho el triturar, el mezclar… 

EL PRINCIPIO
-¿Cuándo y por qué empezaste a decantarte por este estilo de alimentación y cocina?
-Aproximadamente hace unos 9 años. Varias experiencias en mi vida me hicieron tomar conciencia de que los alimentos tienen una reacción en el cuerpo. Esto fue una revelación para mí en aquel momento, pues ni en la escuela de cocina ni nadie me lo había enseñado. Automáticamente empecé a buscar alimentos que tuvieran una reacción nutricional pura, limpia y energética en el organismo, y me topé con el concepto raw food.  Profundicé en él y hoy lo tomo como filosofía de vida.

-¿Cómo es ser chef de crudos? ¿En algún momento necesitas el elemento fuego?
-Soy un chef de cocina igual que cualquier otro. Compramos los ingredientes, los transformamos, los emplatamos de forma bonita y con ellos agasajamos al comensal. La única diferencia es que en esta tendencia las técnicas que utilizamos no son las tradicionales que se enseñan oficialmente a los cocineros. Son técnicas en las que el fuego no es necesario.

COCINA CRUDÍVORA
-¿Qué instrumentos/herramientas necesitas en una cocina crudívora?
-Para comer crudo, en la mayoría de los casos no hace falta ni cocinero, ya que, para comer por ejemplo una zanahoria, la opción óptima es comerla tal cual. Pues bien, en este estilo de cocina, si quieres profundizar e ir un poco más allá echando mano de la creatividad, puedes darle formas diferentes a esta zanahoria. Esa es la clave.  Por ejemplo, la zanahoria la podemos pelar, rallar y cortar de diferentes maneras, de modo que obtendremos la misma zanahoria, pero distinta. Y si la condimentamos con lo que queramos, por ejemplo con ajo, aceite de oliva y sal, obtendremos una ensalada de zanahoria al ajillo. Y si todo eso lo colocamos en el vaso de una batidora y lo trituramos de forma que quede bien cremoso, esa ensalada pasará a tener forma de paté de zanahoria al ajillo. Pero si le añadimos semillas de lino y lo deshidratamos, obtendremos una galleta de zanahoria al ajillo. O si al paté le añadimos más agua, se convertirá en una sopa. Las posibilidades son muchas. La creatividad juega un rol muy grande. En cuanto a maquinaria, es importante tener una buena máquina para triturar, un deshidratador -aunque también puedes deshidratar con el sol-, una extractora de zumo, y todas las clásicas herramientas como tabla para cortar, cuchillos, espátulas, bols, mandolinas, etc. 

-¿Qué beneficios tiene esta alimentación?
-¡Muchos! Se dice que es una dieta preventiva y en algunos casos regenerativa de enfermedades, pues aporta nutrientes en un estado óptimo. Por otro lado, desde mi punto de vista, veo que este estilo de alimentación te hace estar más sereno, más centrado y energético a la vez. Es más económico, pues rara vez te enfermas, con lo que no gastas en medicinas. Se digiere fácilmente, por lo que tu organismo ahorra  mucha energía que puede usar para otras funciones. Te sensibilizas con tu entorno, pues te preguntas de dónde viene lo que estoy comiendo, o con qué contribuyo yo con lo que compro. Te ayuda a tu despertar espiritual y te conecta más con tu divinidad.   

LLEGANDO A MÁS GENTE
-¿Le encuentras alguna dificultad a esta alimentación para que pueda llegar a más gente?
-En realidad, veo que cada vez más gente ha oído hablar o conoce el concepto del raw food y muchos recurren a probarlo y experimentarlo. De hecho, siempre estuvo y todos de alguna manera incluimos alimentos crudos en nuestra dieta. Dificultades hay, dependiendo desde donde lo veamos. A mí me cambió la vida y estoy más que agradecido de estar viviendo y aplicando este estilo de vida. La dificultad que veo yo es más profunda, tiene que ver con la falta de conocimiento. Mayoritariamente, en la sociedad, en las escuelas, en los medios de comunicación y en las políticas institucionales,  no se difunden buenos hábitos alimenticios. Si lo hicieran, comer de manera saludable seria algo cultural y todo resultaría más fácil.

-¿Comes algún derivado animal? ¿Los utilizas en tu cocina? ¿No? ¿Por razones éticas o sanitarias?
-Los animales no los veo como alimento. Los dejé de ver como tal cuando me hice vegetariano por recomendaciones de salud y porque ya me había asqueado de manipularlos. Luego comprendí y me sentí identificado con la filosofía del veganismo y, a partir de ahí, lo soy. Me siento más tranquilo no participando con el maltrato animal. Con esta manera de ver la vida uno se siente más en armonía.    

B12
-¿Dónde encuentras la vitamina B12 en tu alimentación?
-Antes cuestionaban de dónde se sacan las proteínas en una dieta vegana. Hoy está comprobado que no hay ni hubo ningún caso en la historia de alguien vegetariano con faltas de proteínas en ningún hospital de la tierra. Y de eso no se habla más. Yo no soy médico, ni científico y poco puedo hablar sobre de dónde saco la B12. Por lo que sé, está en la tierra. Entonces, lo ideal es tener nuestros propios huertos y estar más descalzo con los pies en la tierra. Por otro lado, lo que sí sé es que este estilo de alimentación me aporta mucho y no lo mido en nombres de vitaminas, lo mido en sensaciones.

-¿La comida es medicina?
-La comida tiene un efecto en el organismo, es uno de los pilares que determina la calidad de nuestros actos. Está más que comprobado que si comemos unos alimentos nos pueden enfermar y otros nos mantienen saludables. La conclusión es sí, la comida es medicina y la medicina es la comida.

-¿Cuáles son los alimentos estrella en la alimentación crudívora?
-Los alimentos que se usan son frutas, verduras, hojas verdes, raíces, frutas secas, frutos secos, semillas, granos, setas, legumbres, algas, especias, hierbas, flores, superalimentos y otros procesados como grasas, aceites y endulzantes naturales, fermentos, etc. Dentro de estas categorías, los alimentos varían según lo que encuentras en el lugar de donde vives y lo que más te guste. Mis preferidos son los aguacates, las aceitunas, el tomate, cualquier hoja verde, germinados, los mangos, las papayas, las naranjas, el cacao, el coco y cualquier fruto seco.

ESPIRITUAL CHEF
-¿Qué tiene que ver esta alimentación con lo espiritual? ¿Por qué Espiritual Chef?
-Para mí, «Espiritual» es estar de forma consciente en cada acto que haces en tu vida, conectado y respetando no solamente las leyes de la sociedad, sino también las leyes de la naturaleza. Y «Espiritual Chef» es esa consciencia en el acto del chef: preocuparme y ocuparme de qué comprar o qué cosechar; de cómo manipular los alimentos o de cómo presentarlos, así como de la influencia en el medio ambiente; y preocuparme también por quién come esos alimentos y por su digestión.

-¿Qué propones en tu libro “Espiritual Chef”? ¿Le puedes explicar tu libro en 5 líneas al que no lo haya leído?
-Es una linda obra artística culinaria repleta de hermosas fotos e ilustraciones. Una guía práctica, didáctica y divertida que animará a los lectores a poner las manos en la masa desde el primer día. Incluye deliciosas recetas concebidas para extraer los máximos nutrientes de los alimentos y están acompañadas de textos filosóficos escritos con un lenguaje llano sobre cómo veo yo la alimentación en el planeta Tierra, haciendo críticas constructivas y proponiendo soluciones.

PARA EL ALMA
-¿Qué quieres decir con alimentos esenciales para el alma?
-Antes de venir a Europa, hace 11 años, me hicieron una entrevista en un periódico y me preguntaron: «¿A qué vas a Europa?». Y yo, espontáneamente, contesté: «Me voy a buscar el alimento esencial que necesita el cuerpo». Y esa frase quedó plasmada y se publicó como título en grande junto a mi foto en aquel periódico. Hoy creo, y puedo decir, que encontré alimentos esenciales para el cuerpo y también para el alma. Y… ¿cuáles son? Los alimentos de origen vegetal en su estado natural más optimo.

-¿Qué relación hay entre agradecer el alimento y una "predigestión"?
-Rezar, agradecer o un silencio antes de comer es una predigestión a otros niveles. Es darle el valor a todo el proceso del alimento antes de ponérnoslo en la boca. Te da conocimiento y tranquilidad. Me siento privilegiado cuando tengo una manzana en mis manos y agradezco por todo el proceso del árbol y el cuidado del agricultor para que esa manzana ahora la pueda comer. Con el simple hecho de decir “gracias” todo es más digestivo.

ETAPA ANTERIOR
-¿Echas en falta algo de tu anterior alimentación?
-Son etapas de la vida y si elijo comer así ahora es porque quiero, me sienta bien y me gusta. Puede que alguna que otra vez eche de menos algo, que suele estar ligado a emociones. Como sé que no me va sumar, no lo como. Igualmente, para mí no es una obligación el dejar de comer ciertas cosas. Yo a veces cuando lo siento, o se me antoja, como un pan integral, cereales cocidos o verduras al vapor.   

-¿Se expandirá el raw food en el futuro a corto plazo?
-Se está expandiendo cada vez más y más, ya que el raw food es un gran conocimiento que aporta un estilo de vida saludable. Hace 8 años yo era un extraterrestre cuando me escuchaban hablando de esto. Ahora son muchos los que lo difunden e incluso por sentido común la gente lo comprende automáticamente.  El raw food no es una moda como un “cup cake”, es un estilo de vida que se recuperó, porque siempre existió y ahora ha vuelto para quedarse. 

Sara B. Peña


SPIRITUAL CHEF EN BIOCULTURA BCN
TOMA NOTA

VIERNES 6 MAYO
ABRIENDO LAS PUERTAS DEL RAW FOOD
17 h. Sala 7
Javier Andrés Medvedovosky.
Organiza: Espiritual Chef (www.espiritualchef.com)

POLVOS MÁGICOS CON LA DESHIDRATACIÓN
19’30 h. Show Cooking
Chef: Karlos Sánchez y Javier Medvedvosky.
Organiza: El Café Blue Project (www.blueprojectfoundation.org)






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto