GERMINANDO A. Estrella Torres: "El modelo de producción de alimentos, su distribución, consumo y reciclado, es una de las causas del desequilibrio ecológico y social"

Martes 30 de Octubre de 2018





Germinando comienza su andadura hace unos diez años como una asociación de tres amigas con la necesidad de crear su propio trabajo en educación ambiental y formación en agricultura ecológica desde una perspectiva agroecológica. Tras varios años de aprendizajes, hoy son una cooperativa de doce mujeres, socias, trabajadoras y colaboradoras, convencidas de que hay otras formas de hacer economía y educación. Hablamos con Andrea Estrella Torres, responsable del Área de Huertos Escolares, que estará en el Taller del Huerto Ecológico MamaTerra.

-Por tercer año, Germinando participa en el Festival MamaTerra Madrid. ¿Cómo ha sido vuestro paso por este espacio?
-
Creemos que es fundamental incidir en la educación desde una perspectiva agroecológica, y el huerto es la mejor herramienta para ello. Participar en el Festival Mamaterrra nos permite aportar nuestro granito de arena en este sentido. Una vez más, trataremos de acercar la huerta al público infantil, que es uno de nuestros principales objetivos como educadoras. Realizaremos un trasplante de lechuga que puedan llevarse a casa, y reflexionaremos sobre la importancia de aprender a cultivar nuestros propios alimentos, y realizaremos también un taller de aromáticas, porque en el huerto hay que fomentar la biodiversidad.

-¿Qué os mueve?
-Nuestro objetivo es facilitar la búsqueda de respuestas a las necesidades de instituciones públicas y privadas, asociaciones y particulares en el área social y ambiental, desde una visión integral y transformadora. Como cooperativa de iniciativa social trabajamos asumiendo como propios los siguientes principios del cooperativismo: responsabilidad, gestión democrática, equidad y solidaridad. Todo ello desde la agroecología, la economía social, el feminismo y la educación para la acción.
 


-¿Cuáles son vuestras áreas de actuación?
-Durante estos años hemos ido trabajando en diversos proyectos y hemos ido configurando nuestro trabajo en torno a diferentes áreas, que en la actualidad hemos concretado en: Agroecología y territorio, Formación, Huertos educativos y Desarrollo comunitario, Huertos y Jardines ecológicos, Emprendimiento y eventos. Además tenemos una tienda de productos ecológicos para la huerta y el jardín en el centro de Madrid.

-¿Qué proyectos tenéis en marcha actualmente en la ciudad de Madrid?
-
Cada una de esas áreas trabaja en diferentes proyectos, algunas de los cuales se interrelacionan inevitablemente. En el área de huertos educativos y desarrollo comunitario, por ejemplo, asesoramos al Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes en la dinamización de la Red Municipal de Huertos escolares; o dinamizamos huertos comunitarios como el Huerto Vecinal Sancho Dávila, en el distrito de Salamanca. En el área de formación realizamos diferentes cursos con La Casa Encendida, Ecologistas en Acción o el Real Jardín Botánico. En el área de eventos, que muchas veces se mezcla con Huertos y Jardines, realizamos diferentes instalaciones o talleres con diversas empresas o entidades. En el área de emprendimiento hemos colaborado, entre otros, con Altekio y la Fundación Biodiversidad en el Programa Triseva, Transnacionalidad e Innovación Social para el Emprendimiento Verde y Azul. Por último, en el área de agroecología y territorio, hemos colaborado con diferentes entidades en el proyecto MARES y en las asesorías sobre el Pacto de Milán en Madrid.

-¿Qué papel juega la agroecología a la hora de hacer frente a los retos ambientales del planeta? ¿Y en la sostenibilidad de las ciudades?
-
Desde nuestro punto de vista, la agroecología plantea la necesaria reflexión en torno al sistema agroalimentario en su conjunto, de manera que se puedan buscar soluciones locales y participativas a los retos que nos plantea el actual modelo productivo y de consumo. No podemos olvidar que nuestra alimentación, su actual modelo de producción, distribución, consumo y reciclado, es una de las principales causas del desequilibrio ecológico y social actual. La agroecología plantea precisamente esa necesidad de repensar nuestros sistemas agroalimentarios para hacerlos más sostenibles, equilibrados y justos. En el caso de las ciudades es fundamental esta reflexión, ya que somos los principales nodos de consumo, y hoy el consumo es un arma muy potente para incidir en decisiones políticas.
Por otro lado, el verdadero reto de la agroecología, como ciencia o movimiento, es incorporar en sus prácticas el enfoque feminista y la investigación en torno a la educación. Es, a través de una economía que tenga en cuenta los cuidados (de las personas y el medio), así como la educación desde la infancia, desde donde podremos realizar cambios realmente transformadores.

-¿Cómo pueden los huertos ecológicos transformar nuestras comunidades?
-
La existencia de huertos en los barrios, colegios, centros de mayores, etc. es cada vez mayor y aglutina a muy diversos perfiles. Participar en un huerto nos permite conectar más rápidamente con los ciclos naturales, así como con la producción de alimentos. Cuando una persona comienza a participar en un huerto puede conocer más de cerca lo que cuesta producir los alimentos, lo que implica a diferentes escalas y dimensiones... Esto favorece un análisis más crítico sobre su propia alimentación y consumo, que puede derivar en muchas nuevas prácticas, más conscientes y sostenibles. Además, recuperamos vínculos con otras personas, favoreciendo la aparición de prácticas colectivas que pueden transformar poco a poco realidades comunitarias.
 


-Cada vez hay más escuelas con huerto pero es difícil integrarlo como un espacio más de aprendizaje, ¿podrías dar algunos consejos?
-
Elfin de semana del 25 al 27 de octubre organizamos, junto al Colectivo Helianto, el I Encuentro Estatal de Huertos escolares. Fue un encuentro interesantísimo en el que compartimos experiencias entre diferentes instituciones, profesorado, familias y educadores/as ambientales de todo el país.
Reflexionamos precisamente sobre las dificultades que encontraban los diferentes centros, que son muchísimas, pero también pudimos obtener una importante conclusión: lo más importante de un huerto escolar es el equipo humano. Es necesario que exista un grupo motor fuerte, que se lo crea, y que esté conformado por el mayor número posible de agentes para que cada uno aporte, enriqueciendo la diversidad del propio huerto.

Julia Capdevila
 


TOMA NOTA:

Taller del Huerto Ecológico con Germinando
Jueves 1 y viernes 2 de 15:30 a 20h
Sábado 3 de 10 a 20h
Domingo 4 10 a 19h
Festival MamaTerra – BioCultura Madrid (IFEMA)


Más información:
GERMINANDO, Espacio Agroecológico

Tribulete, 25
28012 Madrid
Tel. 91 548 92 93
www.germinando.es






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto