LANDALORE Cosmética ecológica desde Getxo

Viernes 24 de Marzo de 2017




Mari Luz Iñarra, bióloga y ambientóloga, es la fundadora de Landalore. Dedicada durante años a la cooperación internacional en el ámbito medioambiental y de desarrollo rural, el origen de la idea fue en el año 2010 en un viaje de trabajo a Costa Rica, visitando un proyecto empresarial de jabones ecológicos impulsado por un grupo de mujeres. Esta iniciativa encajaba con su interés por el desarrollo local, el medio ambiente y la prevención en el mundo de la salud, por lo que pensó que se podría trasladar al País Vasco, idea que se materializó en 2014.

Landalore es una empresa artesana de cosmética ecológica de Getxo (Bizkaia), creada en 2014 por Mari Luz Iñarra. Todos los productos fabricados en Landalore son artesanos, veganos y están certificados por BioInspecta en la categoría I (más del 90% de ingredientes ecológicos certificados), utilizando materia prima de primera prensión en frío y con certificación ecológica, siempre que exista en el mercado. Además, en la medida de lo posible, se prioriza la compra de materia prima a productores locales y/o de comercio justo.

-¿Qué principios sostenibles seguís en Landalore?
-
Seguimos el principio de sostenibilidad medioambiental, procurando que todo el ciclo productivo sea ecológico. Para ello, utilizamos materia prima con certificación ecológica y poco procesada y fabricamos con un mínimo de consumo energético, al ser una elaboración totalmente artesanal. Finalmente cerramos el ciclo con una generación mínima de residuos, que son siempre de carácter doméstico, y que separamos y reciclamos adecuadamente. Por otro lado, seguimos el principio de sostenibilidad social, priorizando la compra de materias primas a productores locales y/o acudiendo al comercio justo, siempre que sea posible. Además, como creemos que todas las personas tienen derecho al acceso a productos saludables, promovemos una cosmética inclusiva, con un margen pequeño de beneficio para facilitar el acceso a nuestros productos.

-¿Por qué sois la única empresa de cosmética ecológica certificada de Euskadi?
-
En el País Vasco, concretamente en Navarra, existen industrias cosméticas con certificación ecológica. Pero Landalore es la única empresa de cosmética con el registro artesano y el sello ecológico. Esto es debido a que existen muy pocas pequeñas empresas de cosmética en Euskadi, dado lo costoso y complicado que es abrir un laboratorio para un pequeño productor, a lo que se añade el coste extra de la certificación ecológica.
 


BIOINSPECTA
-¿Qué certificación tenéis y por qué?
-Landalore está certificada por BioInspecta BioVidaSana, con todos sus productos en la categoría I (más del 90% de ingredientes ecológicos certificados). Elegimos esta certificadora porque está orientada a apoyar al pequeño productor y sus requisitos permiten dar visibilidad a los productores comprometidos con elaborar cosméticos con un alto porcentaje de ingredientes ecológicos.

-¿Qué sucede con las otras empresas? ¿Son ecológicas pero no se certifican?
-Tal como comentaba antes, para un pequeño productor los requisitos sanitarios que supone abrir un laboratorio propio conllevan un coste económico muy alto, por lo que muchos proyectos no llegan a fructificar como empresa. Para las que siguen adelante y trabajan con ingredientes ecológicos, el obtener el certificado ecológico es un coste extra periódico que es complicado asumir. Por esa misma razón Landalore también tardó más de 2 años en certificarse. No obstante, en el País Vasco hay otras empresas cosméticas artesanas que están trabajando muy bien y probablemente terminen obteniendo el sello ecológico, lo cual será una buena noticia para el consumidor.

COSMÉTICA VEGANA
-Además de ecológica, ¿la vuestra es una cosmética vegana? ¿Qué cosmética no lo sería?
-
Sí, nuestra cosmética es vegana, ya que solo utilizamos materia prima de origen vegetal o mineral (la arcilla verde). Además no está testada en animales, sino que la prueban personas voluntarias. No sería cosmética vegana la que utiliza cualquier ingrediente de origen animal, como podría ser el caso de cosmética que utilice cera de abeja en sus fórmulas o el ácido hialurónico de origen animal, ingrediente este último ampliamente utilizado en cosmética.

-¿Pensáis que el sector de la cosmética “bio” está cambiando o evolucionando de manera favorable rápidamente?
-
Ciertamente la gente cada vez está más informada sobre los peligros de la cosmética convencional y concienciada con la importancia de consumir productos ecológicos. Ya muchas personas han optado por los alimentos ecológicos y el siguiente paso que toman es consumir cosmética “bio”. Pero, aunque la evolución es favorable, el crecimiento no es tan rápido, ya que aún existe la idea de que la cosmética ecológica es más cara, lo cual no tiene por qué ser cierto.


 

LOS PRODUCTOS
-¿Qué productos vendéis en Landalore? ¿Nos los puedes describir brevemente?
-Actualmente en Landalore disponemos de tres líneas de productos: jabones sólidos, bálsamos y aceites. Ofrecemos 8 tipos de jabones con diferentes propiedades y adecuados para la higiene de los distintos tipos de piel; 3 bálsamos elaborados con aceites, mantecas y ceras vegetales (uno labial y dos corporales) y 2 dos aceites (un serum para pieles maduras y un contorno de ojos). La información detallada de cada uno de los productos está en nuestra web.

-¿Trabajáis en la elaboración de nuevos productos?
-Estamos trabajando en un jabón de afeitar que esperamos poder sacar al mercado en los próximos meses. Y también durante este año dispondremos de una nueva línea de producto: las cremas. Las primeras cremas en las que estamos trabajando son dos cremas hidratantes faciales, una para pieles sensibles y otra para pieles maduras, y una leche corporal hidratante también para pieles sensibles.

-¿Sois cuidadosos también con el medio ambiente a la hora del packaging?
-
Sí; para acondicionar los productos solo utilizamos material reciclable como el papel, el cartón, el celofán y el vidrio. Y estamos estudiando la manera de reducir lo máximo posible la utilización de plástico.

PELIGRÍN, PELIGRÍN
-¿Qué productos químicos peligrosos ponen en riesgo nuestra salud en la cosmética convencional?
-
La cosmética convencional utiliza muchos compuestos químicos cuya principal ventaja es abaratar el coste del producto. Entre ellos podemos encontrar, por ejemplo, los perfumes artificiales; los derivados del petróleo como las parafinas, siliconas y vaselinas; conservantes como los parabenes y derivados del formaldehído, y tensioactivos como los polietilenglicoles (PEG). Estos productos, ajenos a nuestra naturaleza, generalmente no son asimilados por nuestro cuerpo y los vamos acumulando en nuestro organismo. Además, algunos de ellos actúan como disruptores endocrinos, son cancerígenos y/o potentes alérgenos.

-¿Pensáis que lo más adecuado es el comercio local?
-
Efectivamente, creemos que el comercio local genera desarrollo en su entorno, lo que es un importante motor para el progreso de un pueblo. Esto va relacionado con el impulso de los canales cortos de comercialización y el fomento de las relaciones directas entre productores y consumidores, reduciendo asimismo la huella de carbono del producto, al hacer éste un recorrido más corto. Hay varias medidas para fomentar los canales cortos de distribución, tales como la compra directa al productor en su propia tienda-laboratorio o a través de internet, los grupos de consumo o la distribución minorista del producto local.

Sara B. Peña


Más info
www.landalore.com
Facebook: https://www.facebook.com/landalore/






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto