LIBROS “CONECTADOS” “Hay que volver a la sencillez”

Lunes 25 de Noviembre de 2019




Olga Jiménez Suárez es ingeniera forestal, profesora y practicante de yoga desde hace 25 años, productora de AOVE ecológico. Es una viajera incansable, con un espíritu inconformista que busca despertar conciencias. Conocedora de las bellezas de la naturaleza, de sus animales y plantas, no se resigna a ver cómo desaparecen ante nuestra pasividad, nuestra indiferencia. Esta mezcla de inquietudes le llevan hoy a escribir “Conectados”. Publicamos este libro cuando el  libro aún no se había editado. Ahora ya se ha editado y volvemos a repetir la entrevista con algunas preguntas nuevas…

-¿Cómo lo definirías, el libro, ya publicado?
-Este libro cuenta un sueño: sueño despierta que en este mundo va a crecer la sensibilidad, la empatía y la sencillez en nuestras vidas. Un sueño que se va a propagar construyendo un mundo más justo en el que quepamos todos, también los insectos, las aves, los peces y nuestros compañeros de planeta, también los árboles y los bosques. 

-¿Cuál es la reacción de los que ya lo han leído?
-Me da un poco de vértigo pues claramente no te deja indiferente y las reacciones son diversas. Tengo algún comentario como: "Qué faena pues ya no puedo hacer lo que hacía, ya no puedo comprar lo que compraba"; "Es muy inquietante"; "Jamás habría pensado en los peligros de la colonia o de las cremas"… También he recibido reacciones de oposición, personas que se han enfadado. Una de las reacciones más bonitas fue la de la correctora de estilo: tenía miedo a su opinión pues es una mujer muy carnívora y me comentó al terminarlo: "Este libro debe difundirse como se merece, está escrito con mucho respeto y amor". Una de las lectoras me mandó una foto de su cesta de la compra, 100% ecológica, estaba encantada. El libro aporta también esa energía positiva de cambio. Como escribo en la introducción… no es un libro escrito para hacer amigos, soy directa y aporto muchos datos, investigaciones científicas que combino con mi sensibilidad e intuiciones, esa mezcla, creo que es la que produce el cóctel . Hoy nos toca vivir en tiempo de valientes y la tibieza, la mediocridad… no entran en el juego. La naturaleza no se lo merece, hay demasiado sufrimiento para mantenerse indiferente. 

-¿A dónde quieres que llegue?
-Quiero que sea leído por el mayor número de personas posible, no sólo por su mensaje, también pensando en su carácter 100% benéfico y que ayude a más proyectos de conservación. Quiero que se consiga introducir en las lecturas de los colegios, los niños son súperreceptivos a este mensaje, el planeta les importa y ellos están dispuestos a cambiar de hábitos, para ellos es más sencillo. El libro quiere poner un granito de arena en esta revolución individual que ya está surgiendo. Hoy TODOS podemos actuar: la compra, nuestro consumo diario es un arma muy poderosa. El sueño está escrito en el libro, quiero que se traduzca al inglés y al chino, que llegue a EE.UU. y a China, nuestros grandes consumidores de recursos. Y quiero que esta reflexión nos haga PARAR. Hoy la ruta no es correcta y ya estamos viendo el precipicio. 

EL SUEÑO
-¿Le puedes explicar el libro a alguien que no lo haya leído?
-“Conectados” cuenta, como te digo, un sueño, un sueño que sería posible si todos nos unimos en el camino de vuelta. El ser humano ya sabe lo que es la destrucción, ya sabe lo que trae el poder económico. Desde ese nivel y con lo aprendido debemos volver. Volver a la sencillez, a cultivar el amor, la cordialidad, la empatía. Los valores humanos que han quedado tapados en nuestras montañas de basura y en nuestros excesos de la sociedad de consumo. Es un libro práctico y positivo y, aunque aporta datos demoledores, también aporta cifras y estudios científicos sobre la realidad actual, facilita herramientas sencillas para que las apliquemos en nuestras vidas, abre la esperanza a un mundo mejor. Para que mejoremos como seres humanos y, así, esperemos, mejorará el planeta.

LA URGENCIA
-¿Qué te ha llevado a hacerlo?
-Escribir este libro ha estado siempre en mi cabeza. Enseño yoga con ese loco sueño de mejorar como seres humanos y mejorar nuestro mundo, pero se me hace poco llegar sólo a mis alumnos. Siento urgencia porque más personas empiecen a reflexionar sobre sus hábitos diarios y se produzcan más cambios. El libro ha sido escrito como si brotara un géiser: todo lo que he acumulado en los últimos 25 años de mi vida ha salido con una sensación de urgencia, de prisa. El planeta nos está llamando, los rinocerontes nos llaman, las jirafas nos llaman, los mares nos llaman. Así me expresaré en una parte del libro.

-¿Qué te ha permitido aprender de la Naturaleza ser ingeniera forestal?
-Mi pasión por la Naturaleza se despertaría con Félix Rodriguez de la Fuente. Esa belleza en sus documentales me llevó a estudiar la carrera de Forestales. La carrera me aportó muchos datos, conocer todos los nombres de los árboles, de los insectos, de los anfibios. Pero lo que realmente me enseñó a amarla fue mi contacto directo. Los compañeros de carrera sabían de pájaros, de reptiles y realizamos salidas todos los fines de semana durante más de cinco años. Esto me permitió recorrer prácticamente toda España, algo de Marruecos y los Alpes, pude poner cara a todos los conceptos teóricos aprendidos en la escuela.

EL YOGA
-¿Y con el yoga?
-El yoga me ha permitido profundizar en la naturaleza humana, descubrir nuestra belleza. Los humanos somos seres fascinantes, escondidos bajo nuestros bloqueos físicos y mentales, escondidos en malos hábitos alimenticios que no permiten unos pensamientos ni actos correctos en muchos casos. El yoga me ha permitido sentir que el hombre y la naturaleza tienen una conexión muy profunda que se está perdiendo y que hay que recuperar.

-Háblanos de tu producción de aceite de oliva ecológico…
-Nuestra familia tenía un pequeño olivar abandonado en Extremadura. Mi marido y yo decidimos ponerlo en producción. Con mi pasión forestal conseguí que se mantuvieran los árboles que habían crecido entre los olivos y así hoy disfrutamos de un bosque de olivos con una pequeña pero extraordinaria producción de aceite de oliva virgen extra ecológico. Conseguimos desde el principio comercializarlo con marca propia y hoy es apreciado ya en numerosos países por sus parámetros saludables, sus cifras en polifenoles (antioxidantes naturales).

LOS BENEFICIOS
-¿Adónde irán a parar los beneficios de las ventas del libro?
-Los beneficios que se obtengan como autora irán destinados a la organización Survival, movimiento global en defensa de los pueblos indígenas. Si sus ventas fueran grandes no descarto también donar parte a Greenpeace u otras organizaciones de protección de la naturaleza. Pero en este orden. El libro explica cómo salvar al planeta pero salvando primero a los indígenas, primero a nosotros, sin este orden estamos perdidos.

-¿Crees que todavía no hemos llegado al punto de no retorno en la crisis ambiental?
-Siento que en estos últimos años la destrucción se ha acelerado a unos pasos que no eran imaginables, la tecnología ha contribuido con máquinas y nuevos químicos a crear un desorden mucho mayor cuyas consecuencias aún no son predecibles. Creo que tanto los humanos como la Tierra vamos a sufrir muchísimo por estas irresponsabilidades. Estos hechos brutales también nos están haciendo despertar y cada vez hay más personas luchando, alzando sus voces. Siempre seré optimista y creo en la naturaleza humana y en su capacidad de cambio. Pido que se actúe rápido para minimizar este sufrimiento. Cada uno de nosotros podemos con nuestros actos hacer muchísimo si las fuerzas se unen, si conectamos con nuestro interior, de ahí viene el título del libro.

REFERENCIAS
-¿Quiénes son tus referencias en lo que a activismo ambiental respecta?

-Creo que es importante en lo que respecta a la conservación ambiental tener las ideas muy claras; no será nunca aceptable crear un parque en nombre de la conservación y dejar a sus habitantes originales fuera de él. Por ello admiro mucho el trabajo de Survival que ha entendido muy bien esta problemática. También admiro el activismo de Greenpeace, ver que están siempre al pie del cañón denunciando con su presencia y sus actos de protesta a grandes empresas, poniendo incluso en riesgo sus vidas: les considero valientes. Me gustan mucho los grupos pequeños de conservación, grupos locales que, con pocos medios, hacen una labor increíble como pueden ser Brinzal o Amus en relación a la protección de las rapaces. Cada vez hay más personas que se involucran en este tipo de proyectos y todos los que trabajan de forma sincera merecen mi respeto.

P. Bolaño
 


 


MÁS INFO
TOMA NOTA
https://libroconectados.wixsite.com/conectados 
*
Prologado por el naturalista Joaquín Araujo
*Prólogo también de Thubten Wangchen, director Casa Tíbet en Barcelona
*Cedidas también fotografías de Greenpeace y Survival, a quien irán dirigidos los beneficios del libro
*El apartado de yoga está dedicado a B.K.S.Iyengar del que la escritora ha sido sido alumna directa.






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto