LIBROS Contra el “caloret”, “Frescor Vegana”

Martes 11 de Junio de 2019




Josefina Llargés, con su hija María


Josefina Llargés ha publicado “Frescor Vegana” (Viena Edicions; de momento, editado sólo en catalán). Se presentará en Olokuti, calle Asturias 38, Barcelona, el próximo 13 de junio, a las 17 h. Josefina Llargés tiene varios libros en su haber y es una concienciada activista de la alimentación ecológica y, principalmente, vegetal. Su nuevo libro está lleno de recetas para preparar en casa helados, sorbetes… “bio”, sanos, refrescantes, veganos y de proximidad.

-¿Explícale el libro a quien no lo haya leído?
-Como todos mis libros, “Frescor Vegana” apuesta por una vuelta a lo casero, al “hazlo tú mismo”. A diferencia de los polos, los sorbetes, los granizados o los helados comerciales, todas las recetas del libro están libres de gluten, huevos, lácteos y azúcares industriales y no contienen ningún ingrediente de origen animal, grasas hidrogenadas, conservantes, aditivos, colorantes o aromas sintéticos.  Los auténticos protagonistas del libro son la fruta ecológica de temporada y proximidad para favorecer a los pequeños agricultores locales, así como los ingredientes 100% vegetales, naturales, ecológicos, sostenibles y de fácil asimilación y digestión, que, lejos de aportar calorías adicionales a nuestra dieta, están repletos de nutrientes que alimentan el cuerpo y el espíritu. Es un libro sencillo, eminentemente práctico y muy casero en toda la acepción de la palabra. Todas las recetas han pasado por el filtro familiar con buena nota y, las fotos, realizadas por mi hija María Casas, se han realizado inmediatamente después de su elaboración, en ocasiones a pleno sol o con mucho calor, para aprovechar la luz natural y la fruta de temporada en toda su plenitud, lo cual no ha resultado una tarea fácil, porque los helados y las temperaturas elevadas no son buenos compañeros de fotografía. Añadir que las fotografías no están maquilladas, con lo cual el resultado final es exactamente el mismo que conseguirá el lector en casa; sin trampa ni cartón. Por otro lado, es un privilegio de que la autora del prólogo sea Anna Ramírez, vegana y ciclista de élite que, entre otras competiciones, ha ganado tres veces la Titan Desert. En definitiva, “Frescor Vegana” rebosa sencillez y la ilusión y el cariño que requiere la cocina casera.

SIN APOLOGÍAS
-¿Por qué lo has hecho?
-“Frescor Vegana” no pretende ser una apología del veganismo; cada persona tiene su tempo y su propia filosofía de vida y, por tanto, es libre de tomar sus propias decisiones. Yo misma, aunque no como carne y sigo desde hace muchos años una alimentación 95% vegetal y 100% ecológica, no soy vegana. Probablemente en algún momento de mi vida será mi opción personal; es algo que siento muy cerca, pero todavía no he dado el salto definitivo.  Lo que sí intento transmitir en el libro, como en todos los que anteriormente he publicado, es la importancia de tomar las riendas de nuestra alimentación, abandonar el consumo de pseudoalimentos y preparar todo lo que podamos en casa. En esencia, recuperar la cocina sencilla y el auténtico sabor de los alimentos, con el reino vegetal como protagonista principal; tan simple y, en ocasiones, tan complicado para los habitantes de las sociedades modernas como alimentarnos y llenar nuestra cesta de la compra con alimentos de verdad.

-¿El veganismo es una tendencia al alza?
-Ha llovido mucho desde que, en 1944 Donald Watson, fundador de la Vegan Society de Inglaterra, acuñó el término “vegan” y, mientras hace tan sólo una década las búsquedas de Google de la palabra “vegano”, representaban menos del 10%... actualmente superan al 80%, lo cual es una muestra evidente de que la consciencia con relación al excesivo consumo de alimentos o artículos de origen animal está en claro auge. Actualmente, cualquier consumidor mínimamente informado sabe que el calentamiento global no puede frenarse si, entre otros parámetros, no modificamos el modelo de producción y consumo de carne y otros derivados animales. En los países desarrollados, la ingesta de proteína animal procedente de la ganadería industrial ha alcanzado niveles absolutamente insostenibles. Según datos de Greenpeace, a nivel mundial la ganadería es responsable de la emisión del 14.5% de los Gases de Efecto Invernadero (GEI), entre los que se encuentran el CO2 y, especialmente, el metano y el óxido nitroso, que provienen tanto de las emisiones directas, como de las derivadas de un modelo de agricultura intensiva dependiente del petróleo y basada en el uso de todo el cortejo de plaguicidas y fertilizantes químicos que sustentan a la ganadería industrial. Prácticamente el 75% de la superficie agrícola está destinada a pastos y a la producción de piensos y, por lo tanto, es indispensable cambiar el modo de consumir y producir carne, para frenar la pérdida de biodiversidad, la deforestación y la contaminación del agua con purines, fertilizantes, plaguicidas y antibióticos (España es el país de la UE que administra más antibióticos a los animales productores de alimentos).  Así pues, cualquier filosofía de vida, sea o no vegana, que apueste por el protagonismo en el plato de los alimentos del reino vegetal por encima de los del reino animal, así como por la soberanía alimentaria y el respeto a los animales, lejos de ser una moda, como algunos intentan hacernos creer, en pleno siglo XXI es una verdadera necesidad, para nuestra salud y la del planeta y para el bienestar de los animales.

HÁZTELO TÚ MISMO
-¿También  es una tendencia al alza el “háztelo tú mismo”?
-Con la Revolución Industrial llegó la despersonalización y el capitalismo y, en la actualidad,  prácticamente todo lo que comemos o utilizamos en nuestra vida cotidiana está fabricado o procesado. Dependemos totalmente de la industria alimentaria, farmacéutica, cosmética, etc. En una sociedad tan caótica como la nuestra, ¿dónde queda la sabiduría popular, los remedios caseros, la cocina con mimo y ternura, el dar a una prenda de ropa o a un objeto una segunda vida…? Hoy en día es más fácil comprar y tirar que autoproducir, reciclar, reutilizar…  Sin duda el DIY (háztelo tú mismo), lejos de ser una moda pasajera,  es una filosofía de vida que ha llegado para quedarse. En mi caso, por ejemplo, compro semillas ecológicas para preparar mis propios germinados, aceites vegetales y aceites esenciales para elaborar cosméticos, productos de higiene diaria y remedios para tratar pequeñas dolencias a nivel familiar (mis libros “Naturalmente Atractivos: cosmética casera ecológica, veggie y sostenible” o “Slow Fast Food: alimentar el cuerpo y las emociones”… son mi modesta aportación al “háztelo tú mismo”). El DIY es un movimiento, un lujo personal y un privilegio al alcance de cualquiera, extrapolable a cualquier ámbito de la vida cotidiana que, además de responder a la filosofía del ahorro, comporta un giro hacia una estilo de vida más slow y más consciente, alejado del culto al consumismo y del hábito tan instaurado de usar y tirar. 

-Todo en ecológico, eso sí, ¿no?
-Consumir productos ecológicos es, sin lugar a dudas, una necesidad, sea cual sea nuestro tipo de alimentación. No obstante, por falta de tiempo o de ganas de entrar en la cocina, muchas personas consumen productos ecológicos que, aunque más saludables, están también procesados. Por otro lado, en mi opinión, no todo lo ecológico es respetuoso con el medio ambiente y con los agricultores. De poco sirve comprar fruta o verdura ecológica, si antes de llegar a mi plato ha viajado cientos de kilómetros porque está fuera de temporada. La naturaleza es sabia y cada estación nos ofrece lo que el organismo necesita; adaptémonos pues a sus ciclos que, al fin y al cabo, son también los nuestros.

-¿Qué estás preparando?
-Estoy trabajando en un libro con olor y sabor a mar… Ese mar maravilloso que nos lo da todo y que nuestra soberbia y prepotencia está matando. 

P. B.



 


+info
http://josefinallargues.cat
Foto: María Casas
Instagram: mariacasasfoto

 






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto