LIBROS “Mans. Una reivindicació de la vida manual”, de Adam Martín

Martes 24 de Mayo de 2016




Un libro para volver a usar las manos y sobrevivir a la era de la inmediatez digital. ¿Quién habla de manos en un mundo dominado por los ingenios digitales? En un mundo tecnológico, acelerado, estresado y despersonalizado, Adam Martín reivindica la manualidad, la lentitud, la tranquilidad y reclama la necesidad de detenerse un momento y reflexionar sobre quién somos y donde vamos. Todo ello, en “Mans”, un libro del que solo tenemos por ahora una versión en catalán. Publica Pòrtic.

Las manos, a través de un proceso de millones de años, han contribuido de manera determinante a crear la inteligencia humana, nos han servido para cultivar, construir o crear. Y ahora las hemos relegado a la simple manipulación del teléfono móvil o al tecleo para hacer egosurfing en las redes sociales.
Cualquier actividad manual, incluso las que pueden parecer más simples, como la jardinería, la cocina o hacer media, contiene un potencial espectacular para estimular el cerebro y reducir el estrés, mejorar las capacidades cognitivas y, en definitiva, para ayudarnos a conectar con nuestra esencia más primitiva, más básica, aquella que nos ha convertido en lo que somos.

TEXTO DE ADAM MARTÍN
El libro es un pequeño homenaje a las manos, a la vida manual y la vida tranquila. Es una reflexión sobre la necesidad urgente que tenemos de detenernos un poco. Primero, detenernos; y después, reflexionar y reordenar las prioridades de nuestra vida. Prioridades que en este momento tenemos un poco descolocadas. “A partir del momento en que empecé a interesarme por la alimentación por la nutrición, para comer correctamente, por la alimentación natural... se me empezaron a abrir puertas. Puertas que me llevaron a la naturaleza, a momentos más tranquilos, y sobre todo a pensar: ¿Qué estoy haciendo? ¿Por qué estoy haciendo esto que estoy haciendo? ¿Vale la pena trabajar tantas horas para conseguir un dinero, para después conseguir un poco de tiempo de ocio? Y al final acabas llegando a la conclusión de que no”, se pregunta el autor. 
Lo que ocurre es que llegas a esta conclusión cuando eres demasiado mayor, a pesar de que siempre estamos a tiempo de reestructurar la manera de vivir, de detenernos. Hoy todos tenemos la sensación de que vamos demasiado deprisa, de que vamos demasiado rápido, pero, ¿cómo lo paramos? Tenemos que reordenar nuestras prioridades. ¿De verdad no tenemos tiempo o lo invertimos en otras cosas? Cuando cocinamos, cuando hacemos una maqueta, cuando pintamos, cuando realizamos una actividad manual, esta tiene un tiempo humano. Al navegar por Internet, mirar el móvil o la tele, tú no eres propietario del tiempo, la 'maquina' es propietaria de tu tiempo. El libro pide volver al tiempo humano. Lo que nos ha hecho humanos, el que nos ha dado la inteligencia, lo que nos ha permitido hacer móviles, son las manos. Las manos nos han dado inteligencia, y las estamos perdiendo. Las manos son la clave de la evolución de los humanos.

Redacción






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto