LOLI CURTO Feng shui y macrobiótica “bio”

Martes 29 de Marzo de 2016




Estará como ponente en BioCultura Barcelona. Es una experta en feng shui y macrobiótica. Si quieres que tu hogar y organismo tengan bienestar, acude a sus libros, a sus conferencias… Su saber, en este aspecto, es enciclopédico, holístico…



-¿Cómo definirías lo que es el feng shui para alguien que no tiene ni la más remota idea?

-El feng shui es un sistema o disciplina de origen chino que mezcla los conocimientos de astronomía, astrología, matemática (numerología), geometría, arquitectura, geología, radiestesia, rabdomancia, la climatología y geomancia para conocer las reglas fijas e inmutables de la naturaleza y vincularlas como un solo cuerpo viviente, que respira ”El aliento del dragón”, el “Ki”, abarcando todo lo que hay en el cielo, por debajo de la tierra, las ondas electromagnéticas del aire, las formas de las montañas, valles, océanos, ríos… para así determinar cuáles son las influencias que producen el destino de los lugares y de sus moradores. Aunque hay que reconocer actualmente se ha implantado una visión de todo esto que tiene un componente de superstición,  sensacionalismo, y comercio  muy alto… que nada tiene que ver con el sistema feng shui original. Hay que aclarar también que el sistema feng shui nació con la intención de aplicar todos estos conocimientos para orientar las tumbas de los antepasados para que ninguna estrella-planeta, elemento terrestre, ninguna configuración perniciosa (de montañas, ríos…), ni viento sutil o huracanado llegue a perturbar nunca el tranquilo reposo de los muertos, de los que dependen las fortunas, suerte o desgracias de los vivos. Más tarde se amplió la aplicación para orientar las moradas de los vivos.

POCO CONOCIDO
-¿En qué medida el feng shui es conocido en España?
-Como podemos ver son varias las ciencias que hay que conocer y dominar para saber utilizar toda la metodología oriental que forma parte de este sistema. En España nunca ha habido una escuela de formación de tal calibre, es imposible que podamos tener noción de algo que no conocemos. Lo que sí ha habido es mucha divulgación e información superficial por parte de los medios y las editoriales del área comercial y supersticiosa.

-¿Qué relación tienen la ciudad en la que vivimos y nuestro hogar en la salud y bienestar de las personas?
-El bienestar de una persona depende totalmente de lo que la rodea en el más amplio sentido y de forma literal. El cuerpo en su totalidad para experimentar bienestar necesita tener a su alcance una serie de situaciones idóneas, es decir, rodearse de una “atmósfera” adecuada, que le permita mantener su estructura corporal en perfecto estado y esa situación “ideal” le producirá salud y bienestar. No podemos olvidar que estamos rodeados continuamente de partículas que penetran en nuestro organismo a través de la respiración, la piel, la alimentación… y que pueden ser sanas, o tóxicas, contaminadas, radiactivas… No olvidemos, tampoco, que actualmente la naturaleza también esté enferma. Partiendo de esta realidad es lógico que exista un método para proporcionarnos, y asegurarnos, esa calidad ambiental que nos permita vivir en armonía  con nuestro entorno inmediato. Ahora, ante la pregunta de si nuestra casa y nuestra ciudad nos garantizan esa armonía… Pues no, porque previamente no se ha construido con esa intención y no se han aplicado esos conocimientos  para garantizar esos resultados feng shui sobre de la salud del cuerpo.  Feng shui es una metodología que, si no se ha aplicado previamente, no existe. Una ciudad o una casa no pueden tener un feng shui satisfactorio si no se diseñó/construyó bajo esos criterios. Aunque hay que significar que en nuestra cultura antigua también existieron métodos paralelos a feng shui y, en lo que se refiere a la selección del lugar y la ubicación de ciudades y pueblos, muchas veces sí se aplicaron determinados criterios…

SANAR O NO SANAR…
-Con este método podemos sanar un lugar “enfermo”?
-Aplicando el método feng shui se puede mejorar  cualquier espacio pero no necesariamente sanarlo. Hay espacios insanos en su ubicación, orientación, distribución y materiales de construcción, y eso es insalvable. El porcentaje de mejora está determinado por la propuesta de cambios que puede sugerir un experto profesional, y previamente debería dar un diagnóstico preciso y valorar los resultados para que esa persona decida si le conviene o no realizarlos. A veces es mucha la inversión de tiempo, energía, dinero… para obtener muy pocos resultados.

-¿Cuáles son los problemas más habituales?
-El sistema feng shui relaciona los problemas geobiológicos, estructurales, de orientación y atmosféricos… con nuestra vida activa. Eso quiere decir que hay unas causas y unas consecuencias. Si la pregunta se refiere a las causas diría por mi experiencia que los problemas más generalizados son: la falta de espacio es el más importante, los espacios tan reducidos  que se construyen actualmente no tienen ninguna proporción armónica  adecuada para que nuestro cuerpo pueda estar experimentar  salud. No olvidemos que la naturaleza y nuestro cuerpo son todo proporción (Da Vinci ya lo demostró); otro problema: los materiales tóxicos  contaminantes. El difícil acceso a la energía vital es otro tema que no hay que olvidar, ya que la bioenergía (el Ki) circula a ras de suelo y una vivienda en un 5º piso se aleja mucho de ella. Hay muchos más. Pero quizás querías saber sobre las consecuencias o síntomas también. Estas situaciones descritas anteriormente como causas producen unos efectos directos en nuestra vida activa y el sistema feng shui nos muestra cuáles son y en qué área nos  repercuten. Observando casas con espacios inarmónicos y ambientes tóxicos podemos determinar que las “cinco fortunas”, como denomina la medicina y filosofía china a los valores más importantes de la vida (longevidad=salud, fertilidad=familia, honores=profesión, fortuna=riqueza , y muerte pacífica=sin enfermedades, descansar en paz) se hallan en peligro constante. Esto significa que en las vidas de esas personas no funcionan o fluyen correctamente algunas  de ellas o a veces todas.

ENFERMEDADES MENTALES
-¿A través del sistema feng shui podemos mejorar o resolver enfermedades mentales o evitar suicidios en una casa?
-Como hemos explicado el entorno inmediato nos afecta de forma directa; en el ambiente de una casa puede acumularse una gran cantidad de partículas tóxicas, contaminadas, procedentes de diferentes orígenes. Uno, exterior, como la contaminación de la calle, combustiones, gases, radiactividad, electromagnetismo,  etc. O puede ser del interior: materiales, pinturas, moquetas, electrodomésticos, alimentación… Si una persona respira todo eso durante un tiempo prolongado puede enfermar, y si añadimos un espacio desarmonizado, que produce carencias en diferentes áreas de nuestra vida, entonces a consecuencia de los problemas la persona no consigue relajar su mente ni descansar profundamente por tantas alteraciones.  No hay zonas “blancas” neutras y limpias en su casa. Esta situación permanente puede llegar a un extremo y provocar desastres en la salud, tanto física como mental.

-¿Un correcto feng shui puede evitar suicidios?
-Siempre se puede mejorar, ya lo hemos dicho, pero no siempre se puede resolver. A veces el lugar lo permite y, con un buen diagnóstico, un saneamiento de las energías del ambiente y unas propuestas de cambios, algunas de estas situaciones podemos revertirlas, pero otras veces no se puede. Aquí es donde quiero hacer resaltar que el feng shui no tiene nada que ver con la superstición. Muchos libros dicen que con artilugios como bolas de cristal, banderas, budas… se pueden solucionar… determinados problemas. En mi opinión es totalmente absurdo; sabemos  por la física cuántica que una partícula puede regenerarse y transformarse pero siempre siguiendo las leyes de la física. Un papel, o cristal, vela, tela… no regenera partículas con cargas electromagnéticas tóxicas. El sistema feng shui se debería utilizar para la selección perfecta del lugar según los objetivos a conseguir, así como para la orientación perfecta y la distribución armónica. Pero cuando se ha seleccionado un lugar “no apto”, se ha orientado de forma negativa y se ha construido y distribuido sin esos criterios, ya poco más se puede hacer para cambiarlo. Solo el ambiente interior podemos mejorarlo.

-¿Existe un feng shui a mayor escala, para ciudades, países, bioregiones…?
-Claro, el feng shui es un sistema que conoce las leyes del universo y las aplica tanto en lo pequeño como en lo grande, son siempre las mismas leyes de la naturaleza. Este sistema las conoce, las interpreta y es aplicable a cualquier diseño del espacio. El feng shui también se define como la ciencia del Paisaje Sagrado y país es sinónimo de “paisaje”.

VÍNCULOS Y MACROBIÓTICA
-¿Qué vínculo existe entre el feng shui y la macrobiótica?
-El vínculo es directo. La alimentación  macrobiótica parte de una ciencia y filosofía oriental que conoce, y aplica, las mismas leyes cosmogónicas. El principio único del universo, los opuestos complementarios “yin-yang”, los ciclos de la naturaleza (5 elementos), los 12 Teoremas o leyes universales. El diagnóstico morfológico en cada persona para saber el nivel de “yin-yang” donde se encuentra su condición y constitución… La fisiología y anatomía de los órganos, la dinámica de la energía del cuerpo… Los circuitos electromagnéticos de nuestro cuerpo energético… Todo esto para poder seleccionar y procesar correctamente los alimentos que cambiarán nuestras células. Al igual que sucede con los alimentos que son la base de nuestra salud, así la atmósfera  que nos rodea  en todo momento durante toda nuestra vida… podemos con el sistema feng shui  modificarla, sanearla y purificarla para nuestro beneficio y crear así partículas “sanas” en nuestro entorno inmediato. Siguiendo este sistema, la salud en su totalidad está garantizada. Hay que aclarar que, cuando estudié macrobiótica de forma oficial, entre las varias asignaturas estaba el feng shui. Las bases metódicas a estudiar y practicar son las mismas, la filosofía y ciencia oriental, pero el feng shui abarca otras áreas como la arquitectura, la matemática, la geometría, la geomancia,  la geobiología, rabdomancia, radiestesia… que, juntas, te permiten conocer la fisiología-anatomía del espacio y que no están en la macrobiótica. Pero el diagnóstico en un espacio es muy parecido al que se lleva a cabo en un cuerpo, siempre “yin-yang” en continuo proceso de movimiento, cambio y transformación. El concepto que intento transmitir es que el espacio es un “organismo vivo” como demuestra la física y se rige por las mismas leyes que nuestro cuerpo. Pero todavía no hemos descubierto la totalidad de esas leyes o al menos no las estamos aplicando en la sociedad actual porque, de ser así,  no enfermaríamos, sabríamos cómo evitarlo y resolverlo. El feng shui en China se remonta a 10.000 años atrás pero no existen libros de esa antigüedad porque varias veces fueron quemados por orden de  algunos emperadores que tuvieron miedo de los grandes expertos porque podían disminuir su poder adelantándose a los acontecimientos futuros. Cuando el progreso llegó a China toda la sociedad se opuso durante mucho tiempo para no contradecir las normas del feng shui. No querían los trenes porque cortaban las” venas del dragón” al atravesar violentamente las montañas. Tampoco querían la electricidad porque los cables en línea recta hacia las casas eran una agresión y no querían sufrir las consecuencias. En fin, lo mismo con las carreteras, el teléfono, etc. A algún gobernante que se atrevió a imponer su voluntad construyendo carreteras y edificios altos “amenazadores”, y vías de tren, lo mataron por no respetar las leyes del feng shui. Los europeos que construyeron sus casas en el ”valle feliz” sin respetar el feng shui murieron todos de malaria: esto es un simple ejemplo de que la modernidad y el progreso han incorporado tantas aberraciones a la sociedad moderna… que estamos sufriendo las consecuencias en nuestra salud y en nuestra felicidad.

-¿Cómo una persona de a pie puede reconocer los valores medicinales de los alimentos?
-Me gustaría decir que es fácil pero a mí personalmente me ha llevado muchos años de estudio y práctica diaria conmigo misma y mis clientes. Pero, como todas las cosas, cuando las conoces, te parecen sencillas y estas también tienen un punto de lógica siguiendo las leyes de la naturaleza. De los alimentos hay que conocer las cualidades térmicas, contractivas/expansivas (“yin-yang”), electromagnéticas, los procesos digestivos, las sustancias, el sistema de procesarlos, los anti-nutrientes o sustancias tóxicas que cada uno posee, es decir el lado positivo y el negativo. Toda esta información no suele estar a disposición de la sociedad actual porque la información que circula de forma estándar es la procedente de la industria alimentaria. Mucha gente cree que con el hecho de que sea natural es suficiente pero la naturaleza nos proporciona sustancias venenosas mortales de las que tenemos que abstenernos si queremos conservar la vida. Hay que ir más allá si se quieren conocer  todas las cualidades de los alimentos y queremos auto-gestionar  nuestra salud y no depender de la industria farmacéutica, ni alimentaria, ser libres… Aunque actualmente la naturaleza esta también enferma…

SIGUIENDO LA LÓGICA
-¿Cuál sería esta lógica?
-Pues la primera… ¿En que época del año y en qué  zona, país,  la naturaleza de forma espontánea o con un mínimo de intervención humana… nos da un alimento? Ejemplo: si es en pleno invierno, es evidente que es para combatir el frio, la humedad, el hielo… del cuerpo. Tiene la propiedad térmica de producir calor. Nunca se nos debería ocurrir consumir un alimento de verano que es para producir frío.  Porque lo que estamos haciendo es añadir más frío y humedad a los órganos internos y disminuimos  su capacidad funcional. Son energías opuestas que generan patologías. Nuestros antepasados lo respetaban y no consumían alimentos fuera de estación. Ahora los tenemos todo el año.

BIOCULTURA BCN
-¿Qué es lo que vas a presentar en BioCultura Barcelona y en qué medida te puede acercar a personas interesadas en este tipo de conocimiento?
-Antes que nada quiero agradecer a BioCultura por la labor tan importante que ha hecho durante tantos años y que sigue haciendo, ya que reúne a prácticamente todo el sector “bio” de cada zona del estado español. Yo estoy con BioCultura desde los orígenes, hace casi 30 años, y he vivido el crecimiento tan grande que se ha producido. Y es una satisfacción para todos. Este año en Barcelona los temas que aportaré son: 1) Salud infantil. Voy a presentar una metodología para saber introducir los alimentos sólidos a un bebé, y cómo ir aumentando de forma progresiva la alimentación de adulto. Cómo preparar leches maternizadas en casa para no tener que recurrir a las farmacias para alimentar a nuestros hijos. No me parece correcto desde el punto de vista de la salud y la alimentación natural. Para los adultos presentaré, como cada año, la relación entre ciertas patologías y los alimentos procesados. A la vez que introduzco  propuestas de cuáles son los alimentos más adecuados para esas patologías. 2) Los antinutrientes. Las sustancias tóxicas naturales que llevan incorporadas a nivel nutricional los alimentos, incluso los “bio”. Este tema me parece muy interesante  porque actualmente la industria alimentaria, en general, es algo que jamás menciona, y solo resaltan alguna de las propiedades benéficas engañando a la gente que no tiene conocimiento de toda la información correcta, volviéndolos fanáticos compradores de sustancias “milagro”. Yo suelo destruir esas ideas mostrando la otra cara.

FENG SHUI FUTURO
-¿Por dónde van a ir los tiros del feng shui en los próximos años?
-Bueno, el futuro cada vez me parece más incierto, pero el feng shui profesional creo que irá aportando su granito de arena en el sector de la arquitectura y la bioconstrucción y la reforma, que es donde debería aplicarse a la base, o desde la base. Aunque no se pueda seleccionar el lugar para construir, sí se puede orientar, y  distribuir correctamente con un diseño “sano” y los materiales tienen que ser “bio”. Nos ayudarán a mejorar mucho la salud. También es interesante aplicar el sistema  feng shui en el sector inmobiliario para la búsqueda y selección de una vivienda con unas características más adecuadas a los objetivos de salud y bienestar. De hecho esos son los sectores donde yo trabajo, junto con la reforma y el saneamiento, y espero que cada vez haya más personas conscientes de la importancia de la vivienda que exijan unos criterios de salud al adquirirlas… Así contribuirán a que no se cometan tantos errores. Si el cliente final rechazara las viviendas tóxicas y nadie las comprara no construirían de forma tan agresiva para la salud.

Pablo Bolaño

Más Info
www.feng-shui.es






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto