MIRIAM MARTÍNEZ “Mi Familia Vegana”

Viernes 06 de Julio de 2018




En los últimos años ha crecido el número de personas y familias que optan por una dieta vegana o vegetariana. Sin embargo, apenas existe información sobre cómo planificarla para que sea completa y saludable en las diferentes etapas de la vida. El libro que nos ocupa, de Miriam Martínez, quiere poner fin a este hándicap. Miriam es habitual de las actividades paralelas de BioCultura en sus diferentes ediciones. Sus charlas (patrocinadas por “Bio Eco Actual”/”Bueno y Vegano”) son multitudinarias y suscitan un gran interés entre asistentes a la feria y periodistas.

La pediatra Miriam Martínez Biarge desvela mitos y falsas creencias sobre el veganismo y nos muestra cómo seguir una dieta vegetal saludable, con menús bien compensados para cubrir las necesidades nutricionales de toda la familia. Todo… de forma amena y bien ilustrada. El libro nos indica, también, en qué momento se deben ir incorporando nuevos alimentos a la dieta del bebé; cuáles son las necesidades de las niñas frente a los niños en los años de la preadolescencia, o qué alimentos es importante reforzar durante la adolescencia. Y por descontado, cuáles son las necesidades específicas de las madres gestantes y lactantes. Además, dedica un capítulo a situaciones especiales como la diabetes, la celiaquía, la obesidad y el sobrepeso, o los bebés y niños que nacieron prematuros. En definitiva, un manual de uso nutricional en el que se recoge la información científica, los análisis, estudios y recomendaciones de organismos como la OMS, para ofrecer al lector las pautas necesarias para una alimentación cien por cien vegetal para la familia.

-¿Puedes resumir el libro para el que no lo haya leído?
-“Mi Familia Vegana” es una guía de alimentación para familias veganas, que desean serlo o que se encuentran de camino hacia ello. Abarca todas las etapas del desarrollo, desde la concepción (embarazo) hasta la adolescencia, y también trata en profundidad todos los aspectos de una alimentación 100% vegetal cualquiera que sea nuestra edad.

UN LIBRO NECESARIO
-¿Por qué este libro crees que es necesario?
-Porque cada vez hay más familias que desean llevar una alimentación total o predominantemente vegetal y necesitan tener una guía donde puedan consultar con frecuencia, a medida que sus hijos e hijas crecen o cambian otras circunstancias. La alimentación es uno de los factores más importantes que determinan nuestra salud y todos necesitamos una buena formación en nutrición, sea cual sea nuestra dieta. Aunque hay muchos libros en el mercado que divulgan los principios de una buena alimentación, no existen equivalentes para personas veganas.

-¿Nos puedes citar algunos falsos mitos sobre el veganismo?
Hay muchos, pero probablemente los más repetidos sean estos tres:
- “No podemos ser veganos porque el ser humano es omnívoro”. Un ser omnívoro es aquel que se ha adaptado a obtener sus nutrientes de fuentes tanto animales como vegetales, no es aquel que tiene necesariamente que comer carne (esos son los carnívoros). Los humanos nos hemos alimentado tradicionalmente con lo que teníamos a nuestro alcance para sobrevivir, sin plantearnos si era lo mejor para nosotros, era lo que había disponible y punto. Hoy sin embargo tenemos los conocimientos suficientes para saber qué tipo de dieta nos conviene más, tanto a nosotros como al planeta, además de la posibilidad de elegir. Ser omnívoro es una capacidad fisiológica: ser vegano es una decisión ética.
- “Las proteínas de las plantas son incompletas, les falta uno o varios aminoácidos esenciales”. Todas las proteínas vegetales contienen todos los aminoácidos, en mayor o menor proporción, y una dieta vegetal variada proporciona todos los aminoácidos esenciales en cantidades más que suficientes para cubrir nuestras necesidades sin que haya que combinar alimentos entre sí ni tomar ningún suplemento. De hecho algunos de los aminoácidos esenciales más importantes, como la lisina, proceden en última instancia del reino vegetal, puesto que ningún animal es capaz de sintetizarlos.
- “Necesitamos beber leche para tener huesos fuertes”. La formación y el mantenimiento de los huesos requiere calcio, pero también magnesio, proteínas, vitamina K, vitamina D y mucho ejercicio. Considerar solo el calcio es miope y equivocado. Además la leche no es la única fuente de calcio, ni siquiera la mejor. Hay muchos alimentos vegetales que tienen tanto o más calcio que la leche y cuyo calcio se absorbe perfectamente.  

BEBÉS VEGANOS
-¿Un bebé puede ser vegano?
-Los bebés hasta los 6 meses solo deben tomar leche de su madre o una fórmula artificial. Ya hay fórmulas artificiales elaboradas a base de proteínas vegetales (soja, arroz), por lo que no es necesario dar a los bebés ningún alimento de origen animal. A partir de los 6 meses los bebés ya pueden comer prácticamente de todo, incluyendo cereales, legumbres, verduras, frutas, frutos secos y semillas. Una alimentación que contenga estos alimentos, además de la leche materna o de fórmula, y que esté suplementada con vitamina B12, es completa para el bebé de 6 meses a 2 años. 

-Hablemos de la B12…
-La vitamina B12 está producida por bacterias y sólo está presente de forma natural en los alimentos de origen animal. Las personas veganas, ovolactovegetarianas o que consumen una baja proporción de alimentos animales deben tomar un suplemento regular (puede ser semanal) de vitamina B12. Estos suplementos se obtienen de bacterias, no de animales, son seguros y tanto o más eficaces que los alimentos de origen animal para mantener los niveles de vitamina B12 en sangre dentro de un rango normal.

ADOLESCENCIA
-¿Qué pasa con los adolescentes? ¿Qué alimentos conviene reforzar en la adolescencia?
-Los adolescentes necesitan más proteínas (legumbres, tofu, seitán, frutos secos, semillas) y calcio (sésamo, almendras, higos, tofu, leche de soja enriquecida, verduras como la col verde, el brécol, la rúcula…) para ayudar en su rápido crecimiento y desarrollar al máximo su masa ósea. También necesitan más hierro, sobre todo las adolescentes que ya han comenzado a tener la menstruación y los deportistas. El hierro está presente en todos los alimentos vegetales, sobre todo legumbres, frutos secos y semillas, pero es importante recordar que su absorción mejora gracias a la vitamina C de las frutas y hortalizas frescas, por lo que conviene tomar ambos grupos de alimentos a la vez en cada comida principal.

-Háblame del capítulo para celíacos, diabéticos…
-
Este capítulo describe las necesidades de las personas celíacas o con diabetes, que pueden ser un poco diferentes a las de la población general. Las personas celíacas deben evitar durante toda su vida los cereales con gluten (trigo, centeno, cebada, avena), y deben aprender a sustituir estos cereales por otros y a identificar el gluten en los alimentos preparados. Los niños con diabetes deben llevar una dieta estricta con cantidades específicas de hidratos de carbono y por ello deben aprender qué cantidad de hidratos de carbono hay en cada uno de los alimentos que comen habitualmente. Los estudios en adultos han mostrado que las dietas veganas o predominantemente vegetales disminuyen la frecuencia de complicaciones asociadas con la diabetes y es muy probable que en los niños y adolescentes actúen de la misma manera.  En este capítulo también hablo de uno de los mayores peligros de la alimentación actual, sea vegana o no: el azúcar.  

LAS GESTANTES
-¿Cuáles son las necesidades intrínsecas de las gestantes y/o lactantes con dietas veganas?
-Las necesidades nutricionales durante el embarazo y la lactancia aumentan mucho, pero una dieta vegana bien planificada y suplementada con vitamina B12 puede cubrirlas perfectamente. Las necesidades nutricionales de las mujeres veganas durante el embarazo y la lactancia son las mismas que las de las mujeres no veganas, lo único que cambia es la procedencia de estos nutrientes. Los estudios han mostrado que las mujeres veganas que se alimentan bien tienen embarazos normales y que sus hijos nacen sanos y con un buen peso.  

-¿Cuáles son tus referencias ecosóficas?
-
Creo que la principal aportación de la ecosofía ha sido hacernos ver el antropocentrismo que tradicionalmente ha guiado al ser humano en su relación con el resto del planeta y que tan catastróficos efectos ha tenido. La visión holística de la naturaleza de Fritjof Capra, su énfasis en la empatía y en la colaboración y la importancia que otorga a la educación, han influido sin duda en mi visión de la salud y de la medicina. Sin embargo, la filosofía de la que más he aprendido y más me ha inspirado en mi camino hacia el veganismo es el ecofeminismo, especialmente figuras como Carol Adams (“La política sexual de la carne”) o la española “Alicia Puleo”. Encuentro difícil ser ecologista sin ser además feminista y vegana. La opresión patriarcal sobre las mujeres y la explotación de la naturaleza y de sus habitantes son dos caras de la misma moneda: no se puede denunciar una y tolerar la otra.

¿TODOS VEGANOS?
-¿Por qué deberíamos ser todos veganos o, al menos, ovolactovegetarianos?
-Porque es el modelo alimentario que produce más beneficios a todos los niveles: en la salud de las personas, en las vidas de los animales de granja, en el medio ambiente y los recursos naturales; y en la soberanía alimentaria de los pueblos. Una acción tan cotidiana y aparentemente humilde como alimentarnos con plantas tiene sin embargo un impacto enorme sobre varios de los problemas más importantes y acuciantes que afronta hoy la humanidad. 

-Háblame un poco de ti y de tu carrera…
-Soy médico especialista en Pediatría. Desde que estudiaba Medicina me ha interesado la capacidad preventiva y terapéutica de la alimentación en la salud humana. El hecho de adoptar, por motivos éticos, una dieta vegetariana inicialmente y vegana un poco más adelante, combinado con mi formación médica, me llevó a estudiar con detalle las características nutricionales de estas dietas y sus efectos en la salud humana. Hace unos cuantos años, viendo la falta de formación que existe entre los profesionales sanitarios, que se traduce en una falta de atención y asesoramiento a las familias vegetarianas y veganas en el sistema sanitario, inicié un blog (mipediatravegetariano) con el fin de ofrecer información y asesoramiento nutricional a aquellas personas que pudieran necesitarla. Ese fue el germen de este libro.

Pedro Burruezo
 


UN CURRÍCULUM EXTENSO
LA CIENCIA EN FAVOR DEL VEGANISMO
Miriam Martínez Biarge es médico pediatra especializada en neonatología. Colegiada en Madrid y Londres, pasa consulta en el Hospital Ruber Internacional, de Madrid, y en el Hospital Hammersmith-Queen Charlotte’s de Londres. Además, desde hace años, trabaja como investigadora en el prestigioso Imperial College of London; sus trabajos se han centrado en diversos aspectos relacionados con el desarrollo cerebral de los recién nacidos y niños pequeños.  Miriam Martínez Biarge es vegetariana desde que empezó la carrera de medicina, hace más de veinte años, y también es una gran estudiosa y divulgadora de la alimentación vegetariana y vegana. Da charlas para familias y conferencias para profesionales sanitarios a nivel internacional. Autora de numerosos artículos científicos, el proyecto de desmentir falsedades sobre la dieta vegana y vegetariana para niños la llevó a crear la web www.mipediatravegetariano.com.






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto