OPINIÓN Los beneficios de la Belleza

Martes 14 de Junio de 2016




Pedro Burruezo hace un llamado al mundo para vivir rodeados de cosas bellas en aras de mantener el bienestar de la población: una naturaleza lo más intacta posible, la tradición primordial y una actividad artística que eleve nuestra alma, no que la haga caer a los abismos… Este artículo formará parte de un inminente número de la revista "The Ecologist" dedicado a la Felicidad Nacional Bruta (Buthan), número que pone en tela de juicio los estándares del PIB para medir el bienestar de la población.
 

Dios es bello y ama la belleza
Hadiz Qudsi
Muhámmad (sws)

Caminaba el otro día con un conocido por mi pueblo. Se detuvo ante uno de los edificios más horrorosos que ningún arquitecto pueda haber creado nunca… y exclamó: “¡Qué bonito!”. Al ser humano moderno, y en especial a una buena parte de nuestra especie, le pasa con la belleza lo mismo que con el sabor de los alimentos y la comida industrial… La alimentación de las grandes empresas consiste en vender basura a precio de oro. Eso sí, esa basura está saturada de azúcares, grasas, sales, edulcorantes, saborizantes… para engañar a las papilas gustativas del consumidor. Décadas de sabotaje alimentario, de terrorismo gastronómico, conllevan que haya llegado un momento en que una buena parte de la población prefiera el sucedáneo al original. Pues lo mismo ocurre con la belleza. Toda una vida inmersos, en buena medida, en la fealdad… conduce a preferir lo horripilante a lo hermoso. Podría parecer que este conformismo es saludable, pero en realidad, tarde o temprano, tiene efectos nocivos en nuestra salud física y/o mental, pues nosotros hemos sido diseñados para vivir en un entorno hermoso. Y tenemos más oxitocina en sangre, y por tanto más bienestar y salud física y emocional, cuando nuestros sentidos captan buenos sabores, buenos olores, cosas bellas, etc.
Los datos son escabrosos. No hay más que echarle un vistazo a las estadísticas. Tanto en lo que respecta a nuestra sociedad como a nuestro medio ambiente. Nuestro mundo se hunde. Se hunde por fuera y por dentro. Y eso tiene mucho que ver con la fealdad que nos rodea a todas horas. Una fealdad física y también ética, moral, filosófica. No es de extrañar que en Buthan hayan entendido que, para que la gente sea feliz y tenga bienestar, es de extraordinaria importancia mantener la Naturaleza lo más intacta posible. Porque es una de las tres grandes fuentes de belleza a la que podemos acceder la mayoría de los seres humanos. Otra de esas tres grandes fuentes, la que procede de la cultura y el arte, no pasa hoy por sus mejores momentos en Occidente. No hay más que ver cuáles son los discos, libros y películas que más éxito tienen. O echar un vistazo a Facebook, Youtube, etc., y comprobar la cantidad infame de porquerías que sube la gente a la Red. De la televisión mejor no hablar. Hombre, sí, hay excepciones, pero son eso, una excepción. Digámoslo con claridad: respiramos basura, comemos basura y vemos basura. Estamos expuestos a toda clase de fealdad en todo momento en nuestro entorno. Nuestra sociedad es un estercolero constante. Prácticamente, no hay forma de escapar. Bueno, sí, y esa escapada tiene mucho que ver con la tercera (en realidad, la primera) fuente de belleza a la que podemos acceder. Pero no creo que la mayoría de la población esté interesada en seguir alguna vía espiritual tradicional (convengamos que se usa aquí la palabra “tradicional” en su acepción guenoniana).
Pues eso. Que en Buthan… de las tres fuentes de belleza que existen, la Naturaleza, la espiritualidad profunda y el arte… dos permanecen intactas. Y sabemos que existe una relación evidente entre ello y el bienestar de la población. En cuanto a la más humana fuente de belleza, el arte, la cultura, por fortuna para los buthaneses… el arte contemporáneo, el rock satánico, “Gran Hermano” y las películas de Hollywood prácticamente no tienen ni un solo seguidor en el mentado país asiático. ¡Cómo no van a ser felices! Vean las fotos de sus monarcas y compárenlas con las de Rita Barberá, Rajoy o la Cospedal. Es que no hay color…

Pedro Burruezo






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto