OPINIÓN Nuevas tendencias dentro del sector “bio”

Martes 14 de Mayo de 2019




Hay dos nuevas tendencias, complementarias, que han estado muy presentes en la última edición de BioCultura BCN. Por un lado, la venta a granel de productos. Y, por otro, la tendencia “residuo 0”. Cada vez más personas quieren huir del mar de plásticos que nos inunda a todos.
 


El sector ecológico está a años luz del sector agroalimentario convencional. Es en el sector orgánico donde las tendencias alborean con mayor celeridad. Años después, el sector convencional las copia y les quita su esencia. El sector convencional crea sucedáneos sin vida y sin alma.
En la última edición de BioCultura BCN en los estands y en la mente de muchas personas han estado muy presentes dos tendencias que no son lo mismo pero que son, ciertamente, complementarias. Por un lado, la venta a granel. Cada vez más consumidores huyen/huimos del mar de plásticos que nos inunda. La venta a granel garantiza menos dependencia del mundo petroquímico. Por otro lado, cada vez más empresas ecológicas están apostando por packagings que son compostables, tanto en alimentación como en ecocosmética.
 


La Humanidad se enfrenta a una crisis ecológica de una magnitud extraordinaria. Mirar hacia otro lado no nos va a salvar de las consecuencias. Es preciso tomar medidas urgentes. Y estas tendencias del mundo ecológico son un bálsamo cuando vemos esos documentales con océanos plagados de plásticos en la superficie y en el fondo que matan a  la fauna marina y que destrozan los paisajes.
Hemos de felicitarnos, pues, de que estas dos tendencias paralelas vayan sumando adeptos, también entre los consumidores. Ha sido un placer pasear por los pasillos de BioCultura BCN y comprobar que cada vez más estands apuestan por la venta a granel. También ha sido sumamente agradable acercarte a un estand, investigar sobre tal o cual producto que te gustaba… y comprobar que contiene un envoltorio totalmente compostable. Mientras aparecen bioplásticos (no químicos) cada vez más seguros y asequibles, pongamos nuestra creatividad al servicio del bien común y hagámonos independientes de la industria petroquímica. El planeta nos lo agradecerá. Y nuestra salud también. Porque no olvidemos que los plásticos y su polución derivada acaban entrando, de una manera directa o indirecta, en la cadena trófica. Hay que deshacerse de pesticidas, herbicidas, fertilizantes químicos, hormonas, antibióticos… y también de los plásticos, cuyo poder destructor es ciertamente devastador.

Javier Bolufer es miembro de EcoActivistas/The Ecologist






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto