PLATAFORMA NITTÚA Por un cambio de paradigma

Jueves 27 de Junio de 2019




Nittúa es una plataforma que trabaja en pos de un gran cambio social. Se trata, sobre todo, de darle la vuelta a la tortilla de la economía para que, en vez de ser destructora, sea respetuosa con la vida, en sus múltiples facetas. Raúl Contreras es uno de sus responsables.

-¿Qué es Nittúa?
-Nittúa es una plataforma para el cambio social dedicada a la innovación socio-económica. Innovación que busca la transformación del modelo económico poniéndolo al servicio de la vida. La creación, medición y gestión de los valores sociales y ambientales vertebran todos los proyectos que desde Nittúa se ponen en marcha.

UNIENDO SABERES
-¿Quién forma la plataforma?
-Cada proyecto que se propone aglutina a su alrededor un equipo profesional comprometido y diverso. La plataforma es por lo tanto un espacio de confluencia para todas aquellas personas que comparten el interés por poner la vida en el centro del modelo económico. Para el último proyecto puesto en marcha, la Escuela Rural de Emprendimiento Social, somos quince personas de diferentes ámbitos y conocimientos especializados. Todas ellas estamos alineadas con el objetivo del proyecto y unimos saberes para alcanzarlo.

-¿Cómo os dais a conocer?
-La manera que más nos gusta es mediante los hechos. La palabra es importante en la medida que nos ayuda a construir los hechos y posteriormente el relato. Son muchos años trabajando por este mismo objetivo desde espacios diferentes lo que nos ha puesto en contacto con numerosas personas y entidades que hoy nos reconocen por lo que somos y por nuestros proyectos. Contando con estas realidades acudimos a los medios clásicos y a los nuevos para dar visibilidad. El marketing está presente en nuestra gestión de la comunicación y la relación. No rechazamos ninguna herramienta pues todas tienen una utilidad y ninguna es un fin en sí misma.

AL DESASTRE
-¿Por qué la economía actual nos conduce directamente al desastre?
-Porque crece de espaldas a la vida. Ha confundido el medio con el fin y pretende que el planeta y las personas nos sometamos a una explotación sin sentido, excepto para unos pocos en el corto plazo. Para reordenar el modelo hay que establecerle los ejes que limiten su espacio de acción y exigirle resultados en cada uno de ellos: el social, el medioambiental y el financiero.

-¿Hay una tercera vía, que no es capitalista ni comunista?
-Existe una vía que es más vieja y más sabia. Una que nace de la madre naturaleza estableciendo con claridad los criterios importantes y los secundarios, diferenciando las herramientas de los fines. El capitalismo en su estado neoliberal, que nada tiene de liberal, está obsoleto y sus disfunciones están dañando el planeta y la mayoría de sus pobladores. Aquellos que lo intervienen, en beneficio de unos pocos, pasean entre las dos vías asegurando su propio y exclusivo lucro. La tercera vía además de real es urgente y necesaria.

CONSUMIDORES
-¿El poder está en las manos de los consumidores?
-Seguramente es la mejor forma de no otorgarle el poder a otros. El consumidor responsable ha decidido que otros no ejerzan el poder que a él le corresponde. Día a día damos a unos y quitamos a otros poder cuando los elegimos como proveedores de todo aquello que cubre nuestras necesidades. Cuando compramos con responsabilidad le estamos diciendo al productor que no solo queremos adquirir el bien o servicio sino que es importante cómo se ha producido y cuáles son los valores sociales y medioambientales que incorpora. Un giro en los criterios de compra pueden cambiar el mundo. La importancia de la compra pública responsable para forzar este cambio, representando un 20% del PIB en Europa, es incuestionable y su ejecución una obligación de los estados.

-¿Hacia dónde va nuestra sociedad?
-Confío en que van a cambiar las cosas para bien. No es imposible, aunque a veces lo parezca. Todos sabemos lo que necesitamos y que aquello que necesitamos el modelo nos lo ha de proveer tal y como lo queremos. Sabemos diferenciar lo importante y real del marketing falso y nos reconocemos como actores económicos, aunque algunos sean pasivos. Somos colectivamente y las acciones individuales tienen su fuerza en la suma con otros. Nos queda que avanzar pero estamos caminando. Las nuevas generaciones traen esperanza. Acampan en las plazas, se movilizan por el cambio climático o limpian el entorno. Ellas están viendo que el tecnopatriarcado alimenta una estructura económica que está abocada a la autodestrucción. La sociedad debe recuperar la soberanía económica.

MILLONES Y MILLONES
-¿Cómo va a ser posible hacer conscientes a millones y millones de personas?
-La realidad es tozuda y la gota de agua, aunque pequeña y débil, acaba encontrando las fisuras para escapar de propuestas sin sentido para el caudal. Poco a poco la desigualdad, la exclusión social, la diversidad, la vida… se resiente más y alcanza a más y más personas. Todas ellas juntas son las que pueden cambiar la situación. Para que esto sea posible somos muchas personas las que trabajamos facilitando formación, información, herramientas y estrategias de cambio. El trabajo realizado y la visibilización de los resultados marcarán el diferencial que trabaje en este sentido, porque las palabras que utilizamos tienen contenidos y realidades detrás.

-¿Cómo puede saber más el público de vosotros?
-Puede seguirnos en la web de nittúa http://nittua.eu y en las redes sociales. Puede acudir a eventos diversos que se organizan desde Nittúa o a los que nos sumamos. Pueden salir a la calle a volcar lo mejor de sí mismos para cambiar este modelo. Allí nos hemos de encontrar.

Pablo Bolaño






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto