POLO SUR Aventura con energías limpias

Viernes 12 de Enero de 2018






En los últimos 107 años, desde que Roald Amundsen emprendió la primera expedición al Polo Sur que tuvo éxito, la exploración polar ha pasado de ser una aventura intrépida a una medida crítica de cómo nuestro planeta está cambiando.
El 11 de enero, el famoso explorador polar británico Robert Swan, su hijo Barney y el CMO de Commvault, Chris Powell, completaron la primera expedición al Polo Sur impulsada únicamente por energías limpias.

En el curso del viaje de 600 millas y ocho semanas a pie hasta el Polo Sur, la expedición ha estado demostrando y exhibiendo innovadoras tecnologías diseñadas por la NASA que son lo suficientemente robustas para funcionar en uno de los entornos más duros de la Tierra, con vistas a que estas tecnologías se utilicen potencialmente en misiones tripuladas a Marte en el futuro.
El reto de la misión 2041 South Pole Energy Challenge (SPEC) de Robert Swan es inspirar a gobiernos, educadores, empresas, inversores e individuos a tomar medidas concretas y cuantificables para cambiar su forma de pensar, legislar y usar la energía.  El objetivo es demostrar que se puede cumplir con el Acuerdo de París de las Naciones Unidas de 2016, con el fin de mantener el aumento de la temperatura en este siglo por debajo de los 2 grados centígrados
El viaje ha sido una expedición cargada de “primeras veces”, ya que ha sido la primera misión con energía limpia; Robert y Barney Swan son la primera expedición padre-hijo en llegar al Polo Sur; y también el CMO de Commvault, Chris Powell, es el primer director de Marketing en llegar al Polo (a nuestro saber y entender).

DESAFÍOS
Al igual que en todas las expediciones antárticas, el equipo de SPEC experimentó desafíos. El 14 de diciembre, el equipo llegó a la mitad de su expedición con un ritmo del equipo de poco menos de 10 millas náuticas por día. Robert Swan, el líder del equipo, anunció la difícil decisión de regresar al Campamento Base en Union Glacier para permitir que el equipo se moviera más rápido y llegase al Polo antes de que las condiciones climáticas empeorasen. Sin embargo, Robert se reincorporó al equipo cuando llegaron al Paralelo 89, para completar las últimas 60 millas de la expedición, el mismo punto en que Powell se unió al grupo.
"Este ha sido el South Pole Energy Challenge, no el Robert Swan Challenge, y lamentablemente, por primera vez, la Antártida me ganó. Sin embargo, espero que la expedición haya llegado al público y haya resaltado los problemas más importantes para todo el planeta sobre el cambio climático y la necesidad de adoptar fuentes de energía limpia ", dijo Swan.
“Nos interesan las buenas causas, y ¿qué podría ser una causa más noble e importante que proteger  nuestro planeta para la generación del mañana?", agregó Powell. "Cuando escuché por primera vez a Robert hablar, me cautivó la aventura y la importancia a nivel educativo del South Pole Energy Challenge, así que cuando él personalmente me invitó a unirme a su equipo para las últimas 60 millas de la misión, no puede rechazarlo".
"Ha sido un privilegio participar en esta expedición, y me gusta pensar que al proporcionar a Robert y su organización 2041 la tecnología para registrar, documentar y guardar de forma segura todo el vídeo, el audio y las imágenes capturadas en las 600 millas de la expedición, estamos, a nuestra manera, contribuyendo a una narrativa de importancia mundial que comenzó con las heroicas expediciones polares de Scott y Amundsen a principios del siglo XX ", finalizó Powell.

Redacción






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto