SIRIA BAJO LAS BOMBAS Los médicos, en primera fila

Lunes 04 de Julio de 2016




Tras cinco años de guerra, Siria sólo es una sombra de sí misma. Es el escenario de una violencia cotidiana en la que la población civil es la primera víctima, hasta el punto que Naciones Unidas ha renunciado a contabilizar los muertos. Un texto de Dídac Lagarriga que nos habla de cómo los médicos sirios están trabajando para atender a los heridos pese a las bombas y los peligros.
 


Se calcula que desde el 2011 ha habido entre 250.000 y 470.000 muertos. Más de un sirio de cada dos ha tenido que huir de su hogar, lo que suma unos 4,8 millones de personas, y se estima que existen cerca de 6,4 millones de desplazados en el interior del país. 
En Alepo, capital económica del país y ciudad milenaria, los ataques aéreos son diarios. La ciudad está constantemente bombardeada a pesar del alto al fuego anunciado. Los médicos se encuentran en primera línea del conflicto. A pesar de los riesgos, han elegido quedarse bajo los bombardeos para atender a las víctimas. Según las últimas cifras de la ONU, desde el 2011 han sido asesinados 700 profesionales sanitarios.

UOSSM
Desde hace 5 años, el personal médico ejerce su labor en condiciones muy precarias y peligrosas. El 60% de las estructuras médicas sirias han sido destruidas. Los médicos no son únicamente daños colaterales, sino que son tomados como objetivos directos por los ataques aéreos. Muchos hospitales y centros médicos son atacados deliberadamente. Frente a esta situación, desde el 2012 los médicos de la diáspora siria a través del mundo han optado por movilizarse y fundar una organización internacional de ayuda a las víctimas.
Desde entonces, los médicos de la UOSSM (Union des Organisations de Secours et Soins Médicaux en sus siglas en francés) contribuyen a mejorar la situación. “Saber que los médicos caían asesinados, que los hospitales eran destruidos simplemente porque atendían a las víctimas de la guerra, es lo que más me impactó e hizo que me implicara y me desplazara a Siria”, confiesa Raphaël Pitti, profesor de Medicina de Urgencia y de Catástrofe, miembro de la UOSSM. En estos cinco años, la UOSSM ha desarrollado cinco programas mayores en Siria para acompañar y apoyar el personal sanitario, las víctimas civiles y los enfermos: la construcción y el apoyo de hospitales, en especial el de Bab Al-Hawa (el mayor hospital en el norte de Siria), la instalación de centros de atención primaria, centros de apoyo psicológico y de salud mental, la formación de personal médico y la investigación médica.
 


Al-MARJEH AHORA, SALVAR VÍCTIMAS MAÑANAS
La UOSSM ha abierto y mantiene el funcionamiento de una docena de centros de atención primaria a través de todo el país. Cada centro dispone de una unidad de pediatría, ginecología, medicina interna y una maternidad. Algunos equipamientos también disponen de una clínica dental, una unidad de apoyo psicológico, una farmacia que distribuye medicamentos de forma gratuita y un laboratorio. 
El 29 de abril del 2016, el centro de atención primaria Al-Marjeh, gestionado por la UOSSM, fue completamente destruido por misiles aéreos. El centro había abierto sus puertas en 2014 y desde entonces ha atendido a más de 46.000 pacientes (el 85% mujeres y niños). Tras esta destrucción, la UOSSM ha decidido empezar una campaña de recaudación de fondos para su reconstrucción y la compra de equipos médicos con un presupuesto de 30.000€.
Hoy en día, los médicos de Siria y el personal médico dependen de la solidaridad internacional, de ONGs y de donantes que les apoyen. La urgencia médica se encuentra, lamentablemente, en un punto álgido.

Dídac Lagarriga

 


Contacto:
UOSSM France
Teléfono (Francia): +33 9 77 19 77 51
E-mail: info@france.uossm.org
Facebook : www.facebook.com/UOSSM.France
Twitter: twitter.com/UOSSM_France






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto