VITICULTURA Bodega La Encina, una puesta biodinámica

Lunes 07 de Octubre de 2019





Actualmente, España es el país líder en superficie de viñedo ecológico a escala mundial. Según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en el año 2018 la superficie calificada en agricultura ecológica ocupada por viñedos fue de 113.418 hectáreas, lo que supone un crecimiento del 115% respecto a los datos de 2009. Por otra parte, en España son ya 1.033 las bodegas y embotelladoras de vino biológico, con un crecimiento desde 2009 del 155%. Es evidente que es un sector que crece y se desarrolla y que supone un valor añadido no sólo económico sino de conservación de nuestros paisajes, y de nuestro medio ambiente. Bodega La Encina estuvo en BioCultura Valencia y estará en BioCultura Madrid. Hablamos con José María Espí, su alma mater.

El consumo de vinos ecológicos en la sociedad aumenta a pasos agigantados. Antes se creía que los consumidores de vinos ecológicos escogían estos productos por cuestiones de salud personal. No obstante, la gran mayoría de personas que han catado los vinos de producción ecológica destacan su extraordinaria calidad organoléptica. Además, con el alarmante cambio climático y los movimientos juveniles que luchan por transformar el consumo hacia uno que no destruya el planeta, la agricultura ecológica seguirá en alza. Esta contribuye a mitigar los efectos del modelo capitalista agresivo y sus consecuencias en la crisis climática. 
En nuestro mercado también está creciendo la oferta de vinos que, además de ser ecológicos, también son naturales. Son aquellos que se han elaborado sin ningún tipo de tratamiento químico, ni en el cultivo ni en la producción. José María Espí Sánchez, de 81 años, es el director de la Bodega La Encina. Él se dedica a la creación de vinos naturales y ecológicos certificados y naturales en la localidad valenciana de Ontinyent. 
 


José Maria Espí Sánchez es el director de la Bodega La Encina


-¿Cuánto hace que se dedica al negocio de los vinos? 
-Hace más de veinte años que me tocó un viñedo en herencia. Soy arquitecto, arqueólogo e historiador de arte. Pero siempre me he dedicado al urbanismo. Y tengo un claro convencimiento: “La tierra hay que respetarla”. Por eso, no utilizo ni sulfatos ni químicos y respeto la biodiversidad propia de las tierras. ¿Sabes? Prefiero tener pérdidas que vender productos envenenados para conseguir el máximo beneficio. 

AGRICULTURA BIODINÁMICA
-Entiendo… ¿Entonces practica la agricultura biodinámica?
-Todavía tengo la certificación ecológica pero ya me estoy poniendo las pilas para conseguir el sello Demeter, que dará más prestigio a mis productos y sumará valor al trabajo que hacemos. Procuramos que en nuestras tierras siempre haya muchas plantas salvajes para ofrecer el hábitat necesario a los insectos, bacterias y especies que viven en los viñedos. También, trabajamos con el calendario lunar. Si no tienes un campo sano (con todos sus elementos), las radiaciones y energías positivas cósmicas no penetran en la tierra. 

-Y, actualmente ¿qué tipo de vinos vende? 
-Producimos todo lo que nos ofrecen las uvas, desde vino tinto a vermut. Al año vendemos de 40.000 a 50.000 botellas, más todo el vino que vendemos a granel. 

-¿Estas botellas las distribuís en Valencia?
-Por desgracia, la mayoría aún las exportamos a mercados extranjeros. Estos tienen más cultura a nivel ecológico y siguen siendo nuestros principales compradores. En Finlandia, Dinamarca, Italia y Francia los vinos naturales y ecológicos certificados tienen más salida. Cada vez nos estamos acercando a la población valenciana, aunque sigue faltando mucha cultura de consumo. 

-¿Cuáles son los beneficios de un vino natural y ecológico certificado? 
-Te voy a contar un secreto: el vino natural y ecológico certificado y natural no sube a la cabeza, al menos no como lo hacen los químicos. Puedes beberte una botella entera y despertarte sin resaca (ríe). Ahora, seriamente los vinos naturales y ecológicos certificados tienen la virtud de no perder ninguno de sus beneficios antioxidantes y tienen propiedades cardioprotectoras, son anticancerígenos y antiinflamatorios, entre otras virtudes.

LAS DIFERENCIAS 
-¿Qué diferencia existe con los vinos artificiales? 
-Los vinos naturales y ecológicos certificados suelen ser menos transparentes y tienen más trazas que los enturbian. Al no filtrarlos es imposible que no caiga depósito. Pero los entendidos señalan que es una de las características que hace que sepan mejor. Los vinos naturales son vinos que reflejan el territorio, el entorno del que proceden y tienen su propia identidad. 

-¿Alguna particularidad más a destacar de sus vinos? 
-Cierto. Somos los únicos propietarios de una cepa milenaria. Esta había desaparecido pero nosotros la recuperamos a partir de esquejes: la modalidad del Forcallat.  

Júlia Gamissans Martínez. Asoc. Vida Sana
 


Las viñas de Bodega La Encina son de suelos pedregosos y calcáreos y están situadas en el extremo este de la provincia de Albacete, lindando con la Comunitat Valenciana…

 

Más info
BODEGA LA ENCINA
www.bodegalaencina.com

 





Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto