ANA MARÍA SANTOS “Lo que no deja de sorprenderme es la afinidad que tienen los niños con las flores de Bach”

Martes 18 de Febrero de 2020




Ana María Santos es especialista en terapia floral y acaba de publicar, con Kepler, el libro “Curso avanzado de terapia floral. Manual de instrucciones para el ser humano”. 

-¿Le puedes explicar el libro a alguien que no lo haya leído?
-Este libro forma parte del material de trabajo del taller de formación de terapia floral que imparto desde hace veinticinco años. En él encontrarás todo el material teórico-práctico que necesitas para conocer y aprender el Método del Dr. Bach. Y además la experiencia práctica y vivencial de mis treinta años como elaboradora e investigadora en el mundo de la terapia floral. Dando a conocer una nueva visión del mensaje y el lenguaje sanador de las flores y la relación íntima del hombre con la naturaleza. Esta visión está reforzada con enlaces a videos donde podrás ver las plantas en el lugar donde ellas han decidido vivir, mostrando con su lenguaje las energías que hay en su entorno.

EL DESCONOCIMIENTO
-¿Por qué puede haber gente que todavía rechace las virtudes de esta terapia?
-Principalmente porque la desconocen y no la han utilizado. En cuanto las utilizan correctamente, más allá de las creencias, de los estereotipos, y prueban y comprueban sus efectos sanadores, suelen tenerlas en casa como botiquín floral. Además de empezar a ver la terapia floral como un camino terapéutico de crecimiento y sanación.

-En todo este tiempo, ¿qué es lo que más te ha sorprendido de la terapia y de su poder sanador? ¿Nos puedes ilustrar con algún ejemplo?
-Lo que no deja de sorprenderme es la afinidad que tienen los niños con las flores de Bach. Las piden y las cogen ellos mismos, escogiendo siempre la más adecuada para el momento… Claro está, eso lo sabe el que las conoce. Y también el poder contemplar en mis paseos por el campo la signatura de cada planta, árbol, arbusto, mostrando claramente con su firma las propiedades que tienen para sanarnos.

LOS CAMBIOS
-¿Qué ha cambiado desde que el doctor Edward Bach creara estos remedios florales sanadores hasta ahora en la terapia en sí?
-Han cambiado muchísimas cosas, la vida entera ha cambiado, eso sí, fuera de nosotros. Más tecnología, más comodidad, pero mucha menos conexión con uno mismo y con el entorno. Por eso y varias razones más, es tan necesario ahora el legado que nos aportó el Dr. Bach, y la evolución de la terapia floral con los nuevos elixires. La terapia floral permite el reconocimiento de los estados mentales y emocionales, dando conciencia y sentido a la vida. A la vez de transformar esos estados en armonía y adaptación al medio ambiente.

-¿Qué es lo más importante que te enseñó tu abuela?
-Mi abuela me enseño el respeto a la vida. Que cada planta estaba donde tenía que estar, que además servían para curar y que cada lugar del bosque era mágico. En él vivían animales y seres especiales que hoy sé que son devas y elementales. Desde pequeña me enseñó a hablarle a las flores y acariciarlas, en vez de achucharlas y estrujarlas. Gracias a esa mirada descubrí la naturopatía y con ello la terapia floral y desde ese momento me quedé totalmente enamorada, tanto que hice de ello mi profesión y labor en la vida. Cuando ya era muy mayor me decía…: “Cómo me gustaría poder ir contigo a hacer elixires en el campo”. Así que un día me la llevé y elaboramos juntas el elixir de la vid, elixir de la apertura de conciencia a todo lo grande que es la vida.
 


“Para mí la obra del Dr. Bach es un manual de instrucciones para la vida porque nos enseña los diferentes estados emocionales o mentales por los que podemos pasar nosotros y los demás en cada momento, y cómo se reflejan en nuestra vida”



LOS USUARIOS
-¿Quiénes son las personas que se acercan a esta terapia y por qué?
-Cada vez hay más personas que se acercan a la terapia floral gracias a la difusión del tema.  Cualquier profesional de la salud o persona que esté apasionado con el ser humano encuentra en la terapia floral una conciencia diferente de la vida, de la salud y la enfermedad, cubriendo el vacío que existe entre el síntoma y la emoción o, dicho de otra forma, entre el cuerpo y la mente. También utilizan los elixires florales otros profesionales de muy diferentes trabajos: como veterinarios, agricultores (para sus huertos), en estética, masaje, educación, deporte, cocineros, etc. Y vienen a tomarla las personas que buscan una terapéutica natural, no tóxica, sin efectos secundarios, que le ayuden en sus procesos de transformación psicoemocional y adaptación al medio.

-¿Cómo es este manual de instrucciones? ¿La sanación depende también de nuestra participación?
-Para mí la obra del Dr. Bach es un manual de instrucciones para la vida porque nos enseña los diferentes estados emocionales o mentales por los que podemos pasar nosotros y los demás en cada momento, y cómo se reflejan en nuestra vida. La terapia floral es una herramienta de ayuda para poder gestionar nuestras emociones. Y lo más importante, cómo gestionarlas y aprender de ellas. La sanación siempre depende de la participación de la persona que está enferma. La enfermedad es un proceso de desarmonía con el medio, o bloqueos de la vida ante situaciones no entendidas ni integradas. El paciente ha de ser activo en la toma de consciencia de sus bloqueos y querer transformarlos para continuar en la salud o proceso de vida.

LA RECONEXIÓN
-¿Es posible estar sanos en un mundo tan enfermo, física y emocionalmente?
-¿Qué el mundo esté mal es razón suficiente para que se esté mal? Si la respuesta es que sí, es porque el individuo está desconectado de su naturaleza esencial y es como hoja al viento: si el mundo está mal, el individuo está mal. La terapia floral puede ayudar a reconectase con la naturaleza esencial y ver cuáles son los bloqueos que impiden estar en ella.

-¿La terapia floral también funciona en animales y bebés? No hay, entonces, efecto placebo…
-Sí, la terapia floral funciona en bebés, animales y plantas y en todo en lo que se pueda entender el patrón de información que corrige cada flor. Seas consciente o no de ello, los patrones de frecuencia corrigen la desarmonía.

Pedro Burruezo
 



CADA UNO A LO SUYO
TERAPIAS NATURALES
-¿Por qué el gobierno está tan empeñado en luchar contra las terapias naturales de contrastada efectividad?
-La verdad es que no lo sé: pregúntele a ellos. Yo solo me dedico a acompañar a las personas en su proceso de sanación a través del conocimiento de las flores. Lo bueno es que cada uno cumpla su función.






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto