ASOCIACIONES/PLURAL 21/LLUÍS BOTINAS “Me temo que con aquello de ‘No pasarán’ siempre acaban pasando…”

Martes 05 de Enero de 2021





Plural 21 cumple 30 años. Lo celebramos entrevistando a Lluís Botinas, que tiene pocos pelos en la lengua. Cada cual que extraiga sus propias conclusiones…

-Plural-21 cumple 30 años: 1990-2020. Se dice pronto… ¿Cómo ha sido la evolución de la entidad en todo este tiempo?
-Podemos distinguir tres grandes etapas: la primera, la de la asociación C.O.B.R.A. (Centro Orientativo de Bio-Regeneración Aplicada), una asociación de combate público, como indicaba su incisivo nombre y como correspondía al clima social de aquellos años. Abarcó de 1990 a 1999. La segunda, ya como PLURAL-21, llegó hasta finales del 2019, y se caracterizó por pasar a una resistencia con actividad casi clandestina (sobre todo tras el “Congreso Mundial por la Vida”, que organizamos del 5 al 14 de julio del 2002), por asimilar nuevos conocimientos y sumar más instrumentos, por impartir formación especialmente en temas de salud (que no de sanidad, ya que la sanidad es contra la salud), y por ofrecer información variada sobre casi todos los temas importantes, de manera que cada uno eligiese lo que sintiese más en sintonía consigo mismo. La tercera ha ido tomando cuerpo desde inicios de este año como respuesta a la genocida “Operación Coronavirus” lanzada a finales del 2019 por la (para mí, desconocida) ultraminoría que dirige el mundo desde hace mucho (tampoco sé cuánto) tiempo.
 


Ante el hundimiento del Orden Mundial que esta misma ultraminoría había impuesto, y ante una creciente población de 7.800 millones de habitantes que siente como una amenaza, la genocida “Operación Coronavirus” quiere imponer un Nuevo Orden Mundial al servició del 1% de la actual población. Y ante este ataque brutal, nuestra tercera etapa consiste en abandonar la actitud de resistencia a fin de pasar al ataque. Y a esto invitamos. Invitamos a que seamos nosotros quienes instauremos nuestra Nueva·Antigua Forma de Vida al servicio de todos los Pueblos, del 99% de la población. Por esto el lema transformador que Plural-21 hemos adoptado en esta tercera etapa es la cuaterna VIDA-VERDAD-LIBERTAD-IDENTIDAD, que considero mucho más constructivo, poderoso, luminoso… que los lemas que orientaron cambios revolucionarios que finalmente se demostraron enormemente limitados y más débiles que aquello que pretendían liquidar.
 


“Lentamente, he llegado a la triste pero, para mí, explicativa conclusión que, en cualquier parte, todos los máximos dirigentes son criminales al servicio de la ultraminoría genocida. Pero en cada Estado-nación, los dirigentes aplican la ‘Operación coronavirus’ según su agenda propia”



“LA CENSURA… MATA”
-¿De qué maneras, sutiles o groseras, se os ha intentado acallar en todo este tiempo?
-La medida implícitamente represora más persistente y efectiva es la censura. Pero la censura es la culminación de un arma de destrucción social anterior muy efectiva: el silencio, el ostracismo, la marginación. Y es muy efectiva porque, si una persona o entidad es ignorada, está socialmente muerta, es como si no existiera. Si, además, cuando hace falta se aplica la censura para mantener el aislamiento, se refuerza la muerte social respecto de la población. Para la población, estos comportamientos censuradores del poder que le impiden saber que hay alternativas mejores… implican mucho miedo, mucho dolor y muchas vidas. Y más en una situación inédita de vida-o-muerte como la actual: un ataque genocida desencadenado a escala de toda la Humanidad. Por esto afirmo contundentemente que LA CENSURA… MATA. Por lo tanto: ¡MUERTE A LA CENSURA Y PRISIÓN A LOS CENSORES!

-¿Cada vez hay más censura en los medios? ¿Por qué?
-La primera de estas dos preguntas, en realidad, tiene estructura afirmativa. Y es que, ciertamente, parece claro que existe una tendencia mundial al incremento de un doble control: el control que ejercen los gobiernos de cada uno de los estados-nación sobre la población que habita en su respectivo territorio, y el control de la antes mencionada ultraminoría desconocida sobre todos los estados-nación. Y ello exige la total censura de los medios de comunicación, que nos engañan en todo lo que sea importante. Por esto no conozco la existencia de ningún debate abierto y público sobre algún tema importante. Menciono sólo tres ejemplos que han afectado a toda la Humanidad, y que siguen y seguirán influyéndonos decisivamente mientras no giremos la tortilla. Así, ningún medio nos dice que: 1) Lo que ocurrió en los USA el 11 de setiembre del 2001 y que cambió la política internacional, en realidad fue un golpe de estado interior; 2) La actuación de Biden y del Partido Demócrata ha sido fraudulenta e ilegal, y que Trump tiene muchas probabilidades de mantenerse en el poder, realizando y profundizando importantes cambios; 3) Las vacunas son una catástrofe física y anímica, y en absoluto han tenido ni pueden tener los beneficios que oficialmente se les atribuye: ni los históricos ni ante la situación actual. ¿Preguntas por qué ocurre esto? Dejando abierta la posible explicación tradicional de estarnos acercando al final del ciclo cósmico de esta Humanidad, me parece que razones más a nuestro alcance directamente comprensivo son que: 1) Se está descomponiendo el Orden Mundial establecido en los últimos tiempos; 2) Los mandatarios no pueden cumplir sus promesas de bienestar, y ello ni siquiera en el plano de las necesidades fisiológicas; menos aún en las necesidades convivenciales, emocionales, psicológicas, anímicas; y no digamos ya en las necesidades espirituales, que la Modernidad sencillamente niega; 3) Las Nuevas Tecnologías han proporcionado una serie de instrumentos y de sistemas rápidos y sofisticadísimos de control. Además, la quiebra económica de prácticamente todos los medios de comunicación de masas los ha puesto totalmente en manos de los poderes económicos y de quienes mueven sus hilos desde más arriba.

“PLANDEMIA”
-La “plandemia”, ¿ha venido a frenar una cada vez mayor concienciación de la ciudadanía en temas ambientales y de salud?
-Me gustaría equivocarme, pero me temo que la actual “Operación Pandemia de Coronavirus” tiene un objetivo muchísimo más grave: su finalidad es lanzar en poco tiempo un fuerte ataque brutal que lleve en una generación o dos a reducir la Humanidad a unos 800 millones y a eliminar (por muerte, por enfermedad grave y, sobre todo, por esterilización) los otros 7.000 millones. De hecho, nunca estos 7.800 millones de personas habíamos vivido en tan pocas semanas unos cambios tan amenazadores en nuestra vida y en la de todos nuestros seres queridos. Y ello es debido a que la ultraminoría dirigente ha encontrado finalmente:
A) El asesino perfecto: un virus inexistente pero que se ha conseguido incrustar en el imaginario de toda la población mundial como un supuesto “virus peligrosísimo”, y quien no se lo saque de su imaginación, está en permanente riesgo de enfermar y de acabar muriendo…
B) El arma definitiva: la manipulación genética disfrazada de “beneficiosas vacunas”…
C) Cuatro instrumentos eficacísimos: el “Estado terapéutico” (“actuamos para defender tu salud y salvar vidas”) que anunciaron hace más de medio siglo Thomas Szasz, Ivan Illich y otros autores; el constante reforzamiento del miedo; el chantaje emocional con los muertos (¿Muertos? Sí, claro, pero … ¿de qué?); y la manipulación de la solidaridad, que -por ahora- convierte a la parte más confiada de la población en cómplice de los asesinos;
D) Y el canal para llegar a todo el mundo: los ya mencionados medios de comunicación, que sólo transmiten la versión oficial y censuran todas las voces críticas…
Todo esto hace que la inmensa mayoría de la Humanidad esté experimentando en pocos meses los destrozos en todos los ámbitos de la vida que una reducida minoría hemos estado detectando durante décadas, y ante los que hemos formado entidades (asociaciones, cooperativas, ferias, etc.) e instrumentos (revistas, libros, foros, etc.) de resistencia y de concienciación. Pero, paradójicamente, confío en que este peligro enorme, que nunca antes había existido, permita que nuestro mensaje profundamente transformador (hace años que evito usar el término “revolucionario”, por las connotaciones negativas que tiene para muchas personas) pueda encontrar un rápido eco transversal masivo en todas las sociedades de todo el mundo. De esta manera podremos pasar a la ataque, giraremos la tortilla en todos los ámbitos de la vida, y, como decía, nosotros instauraremos nuestra Nueva·Antigua Forma de Vida al servicio de todos los Pueblos. Es la mejor respuesta posible a la peor amenaza que nunca ha existido.
 


PASAR A LA ACCIÓN
-¿Hacia dónde camina nuestra sociedad si no se da una fuerte oposición ciudadana?
-Considero que, ante el inédito reto Vida-o-Muerte-de-la-Humanidad que estamos sufriendo, no basta la oposición; me temo que con el “¡No pasarán!”… siempre acaban pasando. Como decía, se trata de cambiar la actitud de resistencia por la de ataque. Además, en esta ocasión HEMOS DE GANAR ya que no podemos perder por la sencilla razón de que, en caso de perder, ya no habría una segunda oportunidad. Yo perdí la batalla de desmontar el montaje SIDA, pero ahora he/hemos de conseguir desmontar la muchísimo peor “Operación Coronavirus”, que está construida similarmente pero a una velocidad muchísimo mayor y con un alcance planetario que afecta directamente -aunque con grados algo distintos de un Estado-nación a otro- a toda la población mundial. Me parece claro que la planetaria genocida “Operación Coronavirus”:
1) Ya ha asesinado a cientos de miles (¿1,5 millones?) de miembros de la generación mayor, además haciéndolos morir aislados en residencias o intubados en UCIs, y así sigue matándolos;
2) Está destrozando TODA la generación más joven. Y ello
   2.1) Empezando por los bebés, que no pueden madurar emocionalmente viendo mascarillas muertas en vez de caras vivas de padres, abuelos, otros familiares … o incluso de desconocidos. Me cuenta un hombre de unos 60 años: “Desde dentro de un cochecito de niños, un bebé de unos 7 meses me lanza una sonrisa de oreja a oreja, de estas sonrisas luminosas que sólo hacen los bebés. Y veo cómo la sonrisa se le va apagando, su cara se queda paralizada, y sus ojazos, desconcertados. ¿Qué le ocurre?, me pregunto, sorprendido y alarmado. Y de repente caigo en que, aunque yo, alegre, le estoy devolviendo la sonrisa, él no puede verla porque llevo puesta la maldita mascarilla”. Y me comenta, lamentándolo: “¡Ojalá no lo haya traumatizado para toda la vida!”,
   y 2.2) Continuando por criaturas, niños, adolescentes, jóvenes que están siendo TODOS (¡me gustaría saber de muchas excepciones!) maltratados y torturados en TODOS (¡me gustaría saber de muchas excepciones!) los centros educativos por TODOS (¡me gustaría saber de muchas excepciones!) los maestros y profesores que delinquen aplicando las tramposamente llamadas “normas de seguridad”, hasta ahora con la aceptación pasiva por parte de la gran mayoría de padres y abuelos. Justamente TODOS los padres y abuelos deberían reaccionar en defensa de TODOS sus hijos y nietos ... y protegiendo a TODOS los demás hijos y nietos.
3) Y está creando condiciones invivibles para las generaciones intermedias al generar, con el confinamiento y otras medidas represivas que carecen de toda base científica, una crisis económica sin precedentes que agrava los daños emocionales, psicológicos, sociales, etc. En resumen, existenciales.

Ante esta peligrosísima situación, considero que es la hora de los Líderes Naturales del Pueblo, que debemos tomar la iniciativa y ponernos delante a fin de desplazar todos los actuales Líderes Artificiales. Echarlos es imprescindible porque todos ellos han sido formados, seleccionados y filtrados (cuanto más arriba en la pirámide de poder, más filtros han tenido que pasar) para tomar con total frialdad decisiones que destruyen las condiciones de vida de muchísimas personas. En este caso inédito, de los miles de millones de habitantes del planeta. Hemos de aprender que no se puede valorar o juzgar a los dirigentes con criterios de dirigidos. Si a partir de núcleos reducidos, por círculos concéntricos y empatizando con quienes ahora nos rechazan, somos capaces de explicar que no hay un “coronavirus” sino una “Operación coronavirus” que sirve para tapar los daños vitales producidos por las REM (Radiaciones ElectroMagnéticas; aquí me parece clave la aportación hecha por el médico José Luis Sevillano), por las fumigaciones, por las vacunas, por productos químicos y, en general, por todo lo que lleváis décadas denunciando y proponiendo alternativas, habrá un efecto boomerang: la energía dará un giro de 180 grados, la “Operación coronavirus” se volverá en contra de quienes la han lanzado, y ganaremos. ¡Esta vez sí ganaremos!

DIFERENTES AGENDAS
-¿Por qué en España todo lo que tiene que ver con el “carroñavirus” es más desastroso que en otros países? ¿Somos los conejillos de indias de las élites?
-Lentamente, he llegado a la triste pero, para mí, explicativa conclusión que, en cualquier parte, todos los máximos dirigentes son criminales al servicio de la ultraminoría genocida. Pero en cada Estado-nación, los dirigentes aplican la “Operación coronavirus” según su agenda propia.
A mí, como catalán de “ocho apellidos vascos” que soy, la nueva oleada (la anterior fue en los años setenta) de movilización masiva de los catalanes desde el 2009, y la traición de TODOS los dirigentes procesistas (empezando por los que huyeron del Pueblo Catalán desertando para protegerse unos en las cárceles de Madrid y otros en el extranjero) impidiendo su prometida “independencia de Cataluña”, me ha llevado a comprender muchas “cosas” que antes no sabía o que sólo intuía. Una de ellas es que Madrid/Estado-Español se construyó como una prisión de naciones y que es genocida de pueblos, empezando por los pueblos más cercanos (castellano, leonés, etc.) y acabando por los más alejados (catalanes, mallorquines, …). Ello lo hace especialmente inestable y represivo, y por esto la camarilla de Madrid/Estado-Español es particularmente agresiva contra todos los “ciudadanos españoles”. Y la sub-camarilla que sub-gobierna en Barcelona… es aún más agresiva contra los catalanes porque aterrorizarnos es una manera de escondernos su traición. Pero me cuesta ir más lejos de una manera que no sea simplemente especulativa, y me faltan elementos para responder a si “¿Somos los conejillos de indias de las élites?”.

NUEVOS PLANES
-¿Con qué nos va a sorprender Plural 21 en los próximos meses?
-Considero que la cuaterna VIDA-VERDAD-LIBERTAD-IDENTIDAD que hemos adoptado es muy potente y que, en la situación actual, resulta especialmente atractiva porque contribuye a poner en evidencia que “nuestros” actuales dirigentes actúan -¿desde cuándo?, ¿desde siempre?- a favor de lo opuesto: Muerte-Mentira-Represión-Disolución. Pienso que la situación tan peligrosa pero a la vez tan prometedora en que nos encontramos… permite superar las polaridades o divisiones (políticas, clasistas, ideológicas, religiosas…) en que hemos vivido pero que ahora se demuestran claramente como estériles e impotentes. Las lecciones del pasado sirven de poco ante el reto Vida-o-Muerte que ahora afrontamos por primera vez a escala planetaria. En todas partes, la gran mayoría de los habitantes son padres o ya abuelos, y confío en que el deseo de ver crecer a sus hijos, a sus nietos y a los hijos y nietos de los demás, arrincone los enfrentamientos anteriores y genere nuevas dinámicas sinérgicas. Considero que se están reuniendo las condiciones para pasar de las sociedades basadas en la supuesta “escasez de recursos” (escasez construida por la ultraminoría), a las sociedades basadas en la abundancia resultante de que cada cual aporte voluntariamente lo mejor que sabe y que tiene, en armonía con la exuberancia permanente de la Naturaleza/Cosmos/Universo. Este enfoque, al ser transversal, puede propagarse a una gran velocidad que permita ganar a tiempo -¡estamos actuando  contra reloj!- el decisivo reto  a que nos enfrentamos. Plural-21 contribuimos a ello todo lo que nos es posible. Un reciente ejemplo de ello son los densos y complementarios materiales del Trigésimo Aniversario, elaborados durante 11 días a lo largo de 15 sesiones con 53 ponencias presentadas por 43 oradores (por cierto, cada cual decidió hablar en catalán o en castellano), y que se hallan libremente disponibles en https://30aniversari.com y https://desmontandolapandemia.plural-21.org/videos

-¿Alguna anécdota curiosa para explicar en estas tres décadas? Suponemos que habrá muchas…
-Tres anécdotas a bote pronto:
1) La primera podría encajar dentro de tu pregunta sobre la represión sufrida: en 1993, tras la visita de una pareja de inspectores, Sanidad nos abrió un expediente sancionador en el que se nos acusaba de una decena de “delitos” que implicaban multas que sumaban media docena de millones de pesetas. Tras varios recursos, el globo se deshinchó hasta quedar reducido a un par de “delitos” y a un millón de pesetas. Pero entonces se dieron cuenta de que habían cometido un error de procedimiento, ya no reiniciaron el expediente y abandonaron el ataque.
2) A la hora de adoptar el nombre de la actual asociación, llegamos a la disyuntiva “Global-21” o “Plural-21” (el 21 era común por aludir al siglo actual). Raimon Panikkar, que tuvimos el honor de que aceptase ser nuestro Presidente de Honor desde 1999 hasta su fallecimiento el 26 de agosto del 2010, fue quien nos hizo ver que, ante el proceso de globalización mundial en marcha, adoptar el nombre “Plural-21” era por sí solo un valor positivo. Y así lo hicimos.
3) Antes he mencionado que en el 2002 organizamos un Congreso Mundial por la Vida. Pues bien, en los actos llegaron a participar unas 600 personas en Catalunya (Barcelona, Badalona y Sabadell) y otras tantas en Colombia (Bogotá, Medellín y Leticia). Para nuestra capacidad de movilización, estas cantidades no están nada mal. La anécdota es que no dije a nadie que mi sueño era alcanzar los 60.000 participantes…



PERSISTIR
-¿Qué es lo más complicado para tirar hacia adelante con una entidad como la vuestra?
-Persistir en el camino iniciado a pesar de ir permanentemente contra la corriente y ante un bombardeo informativo oficial que cada día, por todos los numerosísimos medios de comunicación de la versión oficial, machaca el cerebro y perturba el corazón de toda la población, llenándolo de miedo. Esto exige ser coherentes con lo que ya sabemos y, al mismo tiempo, dejar espacio a que nos llegue lo que aún hemos de aprender. En este aspecto, recientemente hemos entendido que es preciso aprender a aprender de los que saben menos, es decir, hemos de sacar lecciones cada vez que no conseguimos que un familiar o amigo o conocido o desconocido se interese por lo que explicamos y proponemos. De esta manera la próxima vez sabremos explicarlo mejor, usar argumentos más convincentes, poner ejemplos más impactantes, dar datos que llamen su atención… Y un aspecto decisivo es el económico, pues nunca hemos querido comisiones, ni siquiera de productos o servicios alternativos. Los socios son la garantía de nuestra independencia y así poder decir en cada momento lo que consideremos adecuado decir. Y sí, necesitamos nuevos socios, pues la crisis ha hecho que hayamos tenido que poner a bastantes de los anteriores en “cuota cero”, pues no por estar sufriendo dificultades económicas vamos a dejar de considerarlos socios; siguen siendo socios y confiamos en que ayudarán cuando mejore su economía …

-¿Cómo prevéis el futuro a medio-largo plazo? ¿Una sociedad cada vez más distópica?
-Si no ganamos y giramos la tortilla en Cataluña, en el Estado-Español, en Europa y en todo el mundo, seguro que no habrá “largo plazo”. Y depende que duración se otorgue al “medio plazo”, quizás tampoco. Como he mencionado en la cuarta pregunta, la ultraminoría que por ahora domina el mundo ha lanzado un ataque que intenta genocidar la Humanidad. Ante esta terrible amenaza, invito no a “prever el futuro” sino a actuar para construirlo nosotros cambiando la actitud defensiva por la de ataque. Y entonces, como el boomerang que mencionaba antes, volveremos en contra suyo el ataque genocida mundial que nos han lanzado. Esto lo empezamos a notar con sólo substituir en todo momento “coronavirus” por “Operación Coronavirus”, con lo que, por ejemplo, “las víctimas del coronavirus” pasan a ser “las víctimas de la ‘Operación Coronavirus’”. Y como cuestión decisiva, la defensa incondicional de hijos y nietos llevará a la instauración de nuestra Nueva·Antigua Forma de Vida. ¡Invito a actuar en este sentido!

Pedro Burruezo
Publicado en El Ecomensajero Digital

 
MÁS INFO
TOMA NOTA

PONENCIAS DEL 30 ANIVERSARIO
https://30aniversari.com   
https://desmontandolapandemia.plural-21.org/videos






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto