CAMPAÑAS/BANCA ARMADA Bankia y su inversión armamentista con Indra Sistemas SA

Miercoles 24 de Marzo de 2021





 

La Campaña Banca Armada ha denunciado esta semana pasada, por quinto año consecutivo, la participación de Bankia en empresas relacionadas con la producción de armamento. María Fraile, activista de Fundación Novessendes y en representación de la Campaña Banca Armada, intervino en la Junta de Accionistas de Bankia para recordar que esta entidad financiera ha invertido y concedido créditos sistemáticamente durante los últimos años a empresas vinculadas con el negocio de la guerra y la militarización...

Según datos de la campaña, durante el periodo 2014-2019, este banco ha apoyado servicios financieros a la industria armamentística por valor de más de 85 millones de euros. Bankia dio apoyo a la emisión de casi 30 millones de euros de bonos de Indra Sistemas SA, empresa que dedica alrededor del 19% de su producción a desarrollar electrónica militar, simuladores de vuelo y sistemas de tiro y de defensa electrónica.

GUERRA EN LA FRONTERA
"El caso de Indra es aún más significativo porque ha conseguido postularse como un actor de referencia en esta industria armamentista y de seguridad, sobre todo fronteriza", ha señalado María Fraile. Prueba de ello es su actual función, otorgada por el Gobierno español, como coordinadora nacional industrial en el programa europeo de Defensa FCAS (Future Combat Air System) para el desarrollo de un nuevo avión de combate, el mayor programa conjunto europeo de defensa hasta el momento.
 


EMPRESA BENEFICIARIA
Además, Indra es una de las grandes beneficiarias de la financiación en I + D para proyectos de seguridad fronteriza. Indra coordinó el proyecto PERSEUS para el desarrollo de Eurosur, el sistema de vigilancia fronteriza de la UE y está involucrada en la OCEAN2020, el primer proyecto financiado por el Fondo Europeo de Defensa que tiene el objetivo de integrar plataformas navales no tripuladas en la vigilancia marítima y en las misiones de interceptación. El material militar que fabrica Indra y los objetivos para los que se fabrica son más que cuestionables, ya que sirven para fortalecer las políticas de control fronterizo que vulneran los derechos fundamentales de las personas refugiadas que huyen de territorios en conflicto como el de Yemen: "Nadie debería tener que migrar y nadie debería ser nunca considerado 'ilegal' ni verse sometido a esta realidad tan lamentable que la Unión Europea sostiene gracias a empresas como Indra en sus fronteras", ha señalado la activista.
Bankia también participó en créditos aportando un total de 55 millones de euros a MAXAM en el año 2014, una de las empresas de explosivos civiles y militares más grandes del mundo, que fabrica y exporta municiones de mortero, de calibre medio, de artillería y de armas ligeras, granadas subacuáticas, y bombas lapa, entre otros.

DETENGAN LAS INVERSIONES
Ante estos datos, la Campaña Banca Armada ha pedido al presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri y en su consejo de administración, que detengan las inversiones en el negocio de la guerra: "Tienen ustedes en sus manos estas decisiones. Sin la financiación de instituciones financieras, el 75% de las armas no se podrían fabricar", ha dicho María Fraile.
Con la intervención de la semana pasada, la Campaña Banca Armada inicia su participación en las Juntas de Accionistas de los principales bancos españoles y mutuas de este año, gracias a la cesión de votos de accionistas críticos con las diferentes entidades bancarias. Próximamente se hará sentir la voz de la campaña en las juntas de Banco Sabadell y Banco Santander, y el próximo 20 de abril en la junta de BBVA.
 


UNA NOVEDAD
La campaña incluirá este año una novedad: a través de la recientemente presentada webapp de Banca Armada (proyecto de Fundación Novessendes, Setem Comunidad Valenciana, con el apoyo del Centro Delàs), accionistas y clientes encontrarán un modelo de carta para denunciar las inversiones en el negocio de la guerra que podrán enviar directamente a las grandes entidades financieras españolas.
La campaña está formada actualmente por nueve organizaciones -Centro Delàs de Estudios por la Paz, SETEM, Justicia y Paz, el Observatorio de la Deuda en la Globalización, HECHOS, Alternativa Antimilitarista-Movimiento de Objeción de Conciencia, Colectivo RETS, la Fundación Novessendes y la Fundación Finanzas Éticas-, que tienen como objetivo denunciar los vínculos de los bancos convencionales con la industria del armamento para sensibilizar a la sociedad sobre la relación de estas prácticas financieras con las tragedias humanas y los conflictos internacionales.

Redacción
Publicado en El Ecomensajero Digital


MÁS INFO
www.bancaarmada.org






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto