CORTIJO EL PUERTO Un AOVE premiadísimo

Miercoles 27 de Marzo de 2019





En 2017, Cortijo El Puerto fue la empresa de aceite más premiada del mundo según EVOO World Ranking. Enrique de la Torre está al frente de la firma, una firma que tiene en su catálogo aceites exquisitos y una finca que es una maravilla. Combinan la agricultura ecológica con la agricultura de precisión. Y, en la misma finca, integran agricultura y ganadería extensiva para completar el círculo ecológico, ahorrar recursos, etc. Estuvieron en BioCultura Sevilla.

-Háblanos de vuestra almazara…
-Estamos en Lora del Río, Sevilla. Tenemos almendros, olivos y algo de cítricos. La filosofía que tenemos es mezclar la agricultura ecológica con la agricultura de precisión. Es decir, aquella agricultura que toma medidas y, según éstas, actúa de la forma más adecuada. Para esta agricultura utilizamos nuevas tecnologías que nos ayudan a tomar las decisiones más apropiadas según cada caso y, por tanto, ahorramos insumos, energías y de todo. Otro pilar importante de nuestra almazara es la lucha biológica en el olivar. Hemos creado un ecosistema dentro de la finca para que se reequilibre la Naturaleza y actuar menos. Hemos hecho una gran inversión en biodiversidad. Partimos de una finca vacía. Hicimos un diseño imitando a la Naturaleza. Hemos conseguido que no haya plagas. Tenemos autovías de biodiversidad. Hemos plantado más de 150 mil arbustos.

PRESENTACIONES
-¿Qué productos y novedades estáis presentando?
-Tenemos la colección Granja. Cada animal de la finca (mezclamos agricultura y ganadería en la misma finca) representa una variedad de oliva. Tenemos once monovarietales. De cada aceituna hacemos un aceite, sin mezclar. Somos la única empresa en España que tiene 11 monovarietales certificados en ecológico. Son aceitunas recogidas pronto, aceites tempranos, herbáceos. Aceitunas que no han terminado de madurar. Y ahora hemos sacado la colección Luna, que es una gama diferente. Son mezclas: un aceite recogido en octubre, otro en noviembre y otro en diciembre. Con esto lo que conseguimos es, en una misma colección, tener diferentes estados de madurez.

-¿Cuáles son los aceites que más os demandan?
-Depende mucho de la zona geográfica. En Andalucía, demandan aceites muy amargos, picantes, que son los aceites tempranos. Porque son consumidores muy acostumbrados a estos sabores. De Madrid para arriba demandan enveros, aceites intermedios, en un punto de maduración medio, más neutro. En el extranjero piden aceites muy suaves, porque no están acostumbrados a los aceites tempraneros.

100 TONELADAS
-¿Cómo distribuís vuestros productos?
-Nosotros distribuimos en todo tipo de establecimientos: de cercanía, gourmets, en restauración. En súpers ecológicos, menos. Ahora mismo estamos en eso. Hemos recibido ofertas pero no nos han convencido. También directamente a través de nuestra tienda online. Nuestra producción anual es de unas 100 toneladas. En nuestra finca no sólo hay olivos. En cuanto a los almendros, ya estamos vendiendo a granel. Tenemos variedades mejoradas. Hicimos una línea de mejora: soleta y verona. De cítricos estamos haciendo muy poco, es una producción muy testimonial. Son especies locales de la zona.

-¿Cómo son vuestros clientes? ¿Cómo es vuestra finca?
-Vayamos por partes. Nuestros clientes son personas que buscan un valor diferencial. Lo ecológico bien hecho. Premian la calidad y nuestra filosofía y también la forma en que envolvemos estos productos. Nosotros envolvemos los productos con un packaging integrador porque están representados todos los animales que tenemos en la finca. Hemos integrado agricultura con la ganadería, otro rasgo diferencial de nuestros cultivos. Tenemos ovejas merinas blancas y negras, gallinas autóctonas utreranas, etc. Es un ecosistema total. Sacamos más productos en el mismo espacio. Ahorramos recursos. Y eliminamos gastos absurdos de C02. Las ovejas se comen la hierba y ya no tenemos que pasar el tractor. Es sólo un ejemplo de cómo integrar ganadería y agricultura para funcionar de la mejor forma posible y de la más ecológica.
 


ACEITES FUERTES Y SUAVES
-¿Cuál es vuestro aceite más suave y el más fuerte? ¿A qué variedades corresponden
?
-El más suave es, en la colección Luna, el coupage Maduro. Y el más fuerte, en la colección Granja, el picual y la hojiblanca. Y, entre medio, hay un sinfín de variedades, amargores, gustos… Hemos sacado las colecciones para que, en función de cada plato o del gusto de cada persona de la familia, se pueda utilizar un aceite. Sería algo parecido a lo de los vinos. Según el momento, el plato, etc., se utiliza uno u otro. El público se ha acostumbrado a maridar vinos con platos y recetas. Pronto, ocurrirá lo mismo con los aceites. Nosotros ya trabajamos en ello.

-¿De qué forma crees que la Administración podría ayudar para que aumentara el consumo interno de alimentos ecológicos y de AOVE en Andalucía?
-No sé qué va a pasar en Andalucía con el nuevo gobierno en este asunto. Nadie sabe nada. Como no han gobernado nunca, nadie tiene ni idea de qué va a pasar. Nadie se moja. Pero yo creo que, en este asunto, Andalucía y España deberían ser como en Alemania. Allí, lo ecológico es un asunto de estado. Todos convergen en ello, independientemente del color político. Eso sería lo bonito y lo necesario. En fin, tenemos ilusiones al respecto, pero no sabemos qué va a pasar. Pienso que el nuevo gobierno debería protagonizar campañas informativas para que la ciudadanía entendiera por qué el aceite ecológico tiene más virtudes. Además de lo informativo, se tendría que incentivar en todo aquello que es necesario en la agricultura ecológica y no utilizar incentivos de cualquier manera, porque algunos incentivos pueden acabar siendo utilizados de una manera que no beneficia a la agricultura ecológica. Si se trabajara en este sentido, desde la Administración, el despegue del sector ecológico en Andalucía y en España iría más rápido…

EL SECTOR
-¿Cómo ves el sector ecológico en España en estos momentos?
-Lo veo que va creciendo. Cada vez la gente valora más. Pero todavía queda mucho camino por recorrer. Sobre todo en el caso del consumidor. Ahí es dónde hay que hacer hincapié, de ahí la relevancia de ferias como BioCultura. Creo que los productores tenemos que hacer un esfuerzo para que los ciudadanos/consumidores entiendan por qué es necesario consumir ecológico. Hay que informar y formar a la ciudadanía. La información es poder.

-¿Qué es lo que más ha cambiado en el sector desde que empezasteis?
-No es que llevemos mucho tiempo… Yo veo que, en general, los agricultores y los productores se están poniendo mucho las pilas. Porque el mercado no va tan rápido. Claro… Yo veo lo que ocurre en Alemania y el cambio es brutal. La ciudadanía alemana ha comprendido qué es un alimento ecológico, cuáles son todos sus beneficios y por qué es diferente. En ese sentido, nos queda un trecho aún. Un trecho muy grande. La buena noticia es que todavía hay mucho por crecer.

P. Bolaño



TOMA NOTA
www.cortijoelpuerto.com
M. 677953264
info@cortijoelpuerto.com






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto