CRISIS CLIMÁTICA/INCENDIOS EN EL ÁRTICO Las emisiones de carbono de los incendios en el Ártico ya superan el récord de 2019

Jueves 10 de Septiembre de 2020





Científicos del Servicio de Monitorización de la Atmósfera de Copérnico (CAMS) han dado a conocer recientemente a los medios que los incendios que están ardiendo durante este estío en el Círculo Ártico han batido el récord de emisiones de CO2 registrado en 2019. Un desastre sin precedentes.

En un informe que se dio a conocer la semana pasada en el Reino Unido, los expertos del CAMS destacaron además que “el suroeste de Estados Unidos experimentó, al mismo tiempo, una actividad extrema en el mes de agosto. Las agencias internacionales han difundido que el verano de incendios detectados por todo el Círculo Ártico, en particular en zonas de Rusia, “ya ha superado el máximo de emisiones al que se llegó el pasado año, al cubrir el humo el equivalente de más de un tercio de Canadá”. Cifras escandalosas que no hacen mover de sus asientos a los políticos que gobiernan el mundo.
 


244 MEGATONELADAS
El Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copernicus (CAMS por sus siglas en inglés) ha indicado que las emisiones de CO2 producidas en lo que llevamos de 2020 por los incendios del Círculo Polar Ártico han aumentado en algo más de un tercio en relación con la misma temporada de 2019. Desde el 1 de enero hasta el 31 de agosto de 2020, se ha calculado que estas emisiones equivalieron a 244 megatoneladas, mientras que en todo 2019 la cifra fue de 181 megatoneladas, según el CAMS. “La mayor parte del aumento de la actividad de los incendios forestales, que se vio en la República de Sakha de Rusia, diezmó millones de hectáreas de tierra y aumentó las emisiones de CO2 de 208 megatoneladas en 2019 a 395 megatoneladas en 2020. Si bien las causas de los fuegos son inciertas, se cree que a principios de la temporada estuvieron asociados con los llamados 'incendios zombis', es decir, aquellos que arden bajo tierra durante los meses de invierno”, apuntó un comunicado del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés).
 


ZOMBIES EN EL ÁRTICO
Los indicios que apuntan a que los incendios 'zombis' podrían haberse reactivado en el círculo polar ártico, según Europa Press, resultan "preocupantes", dado que los incendios forestales registrados el año pasado en la región no tuvieron precedentes y, según las estimaciones, “emitieron 50 megatoneladas de dióxido de carbono solo en junio de 2019: el equivalente a las emisiones anuales totales de Suecia”.
"Las observaciones satelitales muestran incendios activos que apuntan a que podrían haberse reactivado incendios 'zombis', si bien esto no ha sido aún confirmado a través de mediciones sobre el terreno -explica Parrington, uno d elos responsables del informe de CAMS-. Las anomalías están bastante extendidas en zonas donde se produjeron incendios el pasado verano. En caso de ser así, y si se presentan determinadas condiciones medioambientales, podríamos asistir a un efecto acumulativo de la temporada de incendios del año pasado”, señala el experto.
 


MÁS ZOONOSIS
Según un informe de WWF, “existe una relación directa entre los incendios, la deforestación y las pandemias: la destrucción de los bosques, en especial los tropicales como la Amazonia, Indonesia o el Congo, posibilita que los seres humanos entren en contacto con poblaciones de fauna silvestre portadoras de patógenos. En este sentido, Naciones Unidas y WWF coinciden en el concepto One Health porque unos bosques bien conservados se convierten en la mejor vacuna contra zoonosis como el coronavirus”.

Redacción
Publicado en El Ecomensajero Digital


 






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto