ECO-SOFÍA/ÓSCAR CARRERA “Una mitología ecológica fructífera sería la que contribuyera a descubrirnos que no estamos solos en nuestra lógica”

Lunes 31 de Agosto de 2020




 

Óscar Carrera, filósofo formado en las universidades de Sevilla, París y Leiden, afirma que asistimos al nacimiento de una nueva mitología ecológica, construida por el momento a partir de materiales preexistentes. Carrera nos llama a entender los sistemas de creencias como “mitológicos", es decir, formados de un mito y un logos. El mito es la cara irracional (valores, emociones, intuiciones, axiomas incuestionados), y el logos la cara racional (lógica, argumentos, ideología). Un sistema de creencias sólo es completo cuando se dan los dos factores, cuando es mito-lógico”. Queremos saber más sobre las posibilidades míticas del ecologismo, así como sobre los límites del mito y la lógica. Aprovechamos la reciente lectura de su libro “Mitología humana” (Ápeiron Ediciones, 2019) para contactar con el autor y hacerle la siguiente entrevista.

-¿Crees que asistimos al nacimiento de una nueva mitología ecológica?
-Sin duda, aunque todavía no termina de desligarse de otras mitologías ajenas: de mitos preexistentes, como el hedonismo vitalista; de lógicas preexistentes, como el cálculo consecuencialista. ¿Cuánta gente no adopta un modo de vida más sostenible por cuestiones de salud, o incluso para poder disfrutar más tiempo este planeta amenazado? Otros se asoman al ecologismo desde ventanas políticas y económicas: por ejemplo, desde la voluntad de optimizar los recursos para la perpetuación del sistema en vigor, o, al contrario, como rechazo de ese mismo sistema, considerado nocivo para el planeta. Personalmente, no distingo todavía un ecologismo mitológicamente emancipado.
 


“Mitología humana”, la última obra de Óscar Carrera
 

COSMOVISIONES
-¿Qué diferencia hay entre mitología, imaginario, ficción y cosmovisión?
-El imaginario alude a la cara mítica de la mitología: no apunta a los razonamientos de un sistema de creencias, sino a las imágenes que lo conforman. La cosmovisión, entendida como “visión del mundo”, favorece a una manera de concebir el mundo sobre otras, contribuyendo a legitimar las mitologías oficiales: como si a una época se le asociara una sola mitología, o ‘visión’. Así, mientras los imaginarios tienen que ser plurales, hablar de interacciones entre “cosmovisiones” puede sonar amenazador, como en la tesis del choque de civilizaciones. Por último, decir que algo es ‘ficción’ es simplemente una forma de acusar a algo en lo que no cree nadie, o en lo que creen aquellas personas cuyos mitos tienen otros proveedores.
 



 

-¿Puede haber mitologías personales?
-Toda mitología es personal, o mejor, es una configuración personal de una mitología “oficial” que sólo existe en abstracto. Ahora bien, su singularidad puede abarcar desde una leve diferencia de énfasis basada en una lectura particular de un versículo de una Escritura hasta el sincretismo más exuberante. Sincretismo que a menudo lo es a nivel ideológico, pues a nivel mítico todo es mucho más homogéneo. Tendemos a ser seres polilógicos y monomíticos. 
 

 


“Pienso que una mitología ecológica fructífera sería la que contribuyera a descubrirnos que no estamos solos en nuestra lógica: en nuestra cultura, la naturaleza está asociada a lo pasional, lo irracional, incluso lo fantástico; un uso sabio de estas asociaciones podría llevarnos muy lejos”


 

CAMBIOS
-¿Qué posibilidades hay de cambios, evolución, transferencia, trueques en(tre) las mitologías?
-El cambio es constante, sobre todo en lo que se refiere al ámbito ideológico; cambiar de mito es más complicado. Por ejemplo, uno a lo largo de la vida deja de ser comunista y se vuelve, digamos, liberal. Es decir, ha pasado de la mitología moderna, occidental, política, materialista, racionalista, reivindicativa comunista a la mitología moderna, occidental, política, materialista, racionalista, reivindicativa liberal, y se cree que ha cambiado de mundo. Y eso solamente en abstracto; en concreto suelen tener aún más semejanzas: de un marxismo dogmático a un liberalismo dogmático, de un marxismo abnegado a un liberalismo abnegado, de un marxismo libertario a un liberalismo sensual…
 


-Dedicas este libro a Raimon Panikkar. ¿Cómo influye este filósofo en tu pensamiento?
-Panikkar es pionero en analizar formas culturales desde el punto de vista del mythos y el logos. Él achaca  a la modernidad un predominio del logos, lo que denomina logo-monismo, en detrimento de la dimensión mítica, que habría de ser “recuperada”. Yo, sin embargo, pienso que son indisolubles: el “logo-monismo” es simplemente otra mito-logía, sustentada en otro mito (la Razón), por lo que no se ha perdido nada sustancial. No creo que haya que vivir “desde” el mythos, como propone Panikkar, ni desde el logos, como propone el cientificismo: no es posible una regresiva “vuelta atrás” ni una atropellada “huida hacia adelante”. Somos míticos y lógicos, y mejor reconciliarnos con ambas facetas. 

LA LOCURA
-¿Qué relación hay entre la irracionalidad del mito y la irracionalidad de la locura?
-Pienso que una persona que viva en un mito desconocido para los que la rodean sería tomada por loca. La heterodoxia, el fanatismo, podemos definirlos como variaciones ideológicas de un mito por todos compartido: la locura empieza cuando es el propio mito el que difiere. Aunque no toda locura se explique así, lo cierto es que nos resulta muy difícil separar unas “locuras” de otras. Para nosotros sería imposible distinguir, al menos a primera vista, una persona loca “de verdad” (si realmente existen) de una que vive en un mito lo suficientemente extraño. Arthur C. Clarke decía que toda tecnología lo suficientemente avanzada es indiscernible de la magia; pues bien, quizá toda cordura lo suficientemente diferente sea indiscernible de la locura.
 


-¿Cuál será la forma que adopte un ecologismo emancipado de las restantes mitologías?
-No tengo una respuesta firme a esa pregunta. Quizá sea una eco-sofía, quitándole el “logos” calculador a la Madre Tierra, como deseaba, por cierto, Panikkar. No sé cuánto se diferenciará esto de algunas formas de neo-chamanismo. O, por el contrario, podría ser biocéntrico, desplazando el foco de sacralidad del planeta bajo nuestros pies a las formas de vida que lo habitan.  La vida es ya sagrada para muchos, pero no siempre se distingue entre vida sintiente y no sintiente, por lo que este biocentrismo podría desembocar en una especie de bio-panteísmo. Sospecho que el futuro “ecologismo” será todo esto a la vez, y más. Supongo que, para los más prácticos, la cuestión crucial es si esas diversas facciones lograrán sumar lo suficiente como para asegurarse una posición central en el debate público; parece que vamos por ese buen camino.

NUEVA MITOLOGÍA ECOLÓGICA
-¿Qué función cumpliría la nueva mitología ecológica en el conjunto del saber?
-Pienso que una mitología ecológica fructífera sería la que contribuyera a descubrirnos que no estamos solos en nuestra lógica: en nuestra cultura, la naturaleza está asociada a lo pasional, lo irracional, incluso lo fantástico; un uso sabio de estas asociaciones podría llevarnos muy lejos. En ese sentido, dicha mitología ecológica nos ayudaría a comprender todas las demás. Pues toda mitología incluye una dimensión insondable, inconsciente, que es el mito, constitutiva de todo sistema de creencias. Un abismo, una caverna, una jungla impenetrable, una estepa de contornos borrosos… Inconsciente para mí también, pero que persigo como quien persigue el horizonte: la única forma de ver algo de mundo.

Juan Manuel López-Muñoz
Publicado en El Ecomensajero Digital

 



Óscar Carrera escribe artículos para varios medios digitales, como la revista El Hype, el portal Buddhistdoor y el diario La Voz del Sur. Ha publicado numerosos estudios, entre los que destacamos aquí El dios sin nombre: símbolos y leyendas del Camino de Santiago (Ediciones Trea, 2018) y El Palmar de Troya: historia del cisma español (Atlantis, 2019).






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto