MARUXAS DE NATA/Sandra Suárez “Nuestra empresa surge del compromiso con la ecología y la tradición”

Lunes 14 de Febrero de 2022





El equipo de Maruxas de Nata apuesta por el empoderamiento femenino en el rural gallego
 


Sandra Suárez Pérez es la actual responsable de Maruxas de Nata. Su formación se encuentra dentro del ámbito jurídico. Es abogada especialista en violencia de género, trabajo  que combina con lo que define como “el  otro amor de su vida”, después de su familia, que es su pequeña empresa de elaboración artesanal de galletas de nata de producción ecológica desde una preciosa aldea de San Saturnino (A Coruña) donde decidió darle una segunda vida a la antigua granja de sus abuelos y, desde allí, recuperando una antigua receta y su forma de elaboración tradicional, poner en valor y fomentar todo lo que tiene relación con el consumo responsable, la sostenibilidad medioambiental y la cultura y tradición de Galicia. La empresa estará en BioCultura A Coruña.
 
-¿Cómo nació Maruxas?
-Maruxas de Nata, como proyecto global, surge de la ilusión y empeño de su impulsora, Mercedes Guerreiro, recientemente jubilada. Quería recuperar, de alguna forma, una buena parte de nuestra cultura y tradición, que pasa fundamentalmente por la puesta en valor del rural gallego, de sus costumbres, de sus desafíos actuales, respetando el medio ambiente, optimizando los recursos y apostando fuerte por la recuperación de los sabores más tradicionales de nuestra rica gastronomía.
 

 
EL SABOR
-¿Cómo calificarías el sabor de las galletas de nata que son vuestro buque insignia?

-Es difícil de definir: hay que probarlas y no se parecen a ninguna otra galleta de nata que puedas encontrar actualmente en el mercado. Su sabor es muy intenso pero a la vez muy natural, fruto fundamentalmente de la sencillez de su receta y de la calidad de sus ingredientes, en los que se encuentra su principal valor.

-¿El sabor exquisito de vuestro producto tiene que ver con la calidad y el origen de su receta con productos ecológicos?
-Por supuesto, aunque yo le añadiría, a la calidad y origen ecológico de sus ingredientes, su forma de elaboración, completamente manual y utilizando un proceso sencillo pero muy especial, difícil de reproducir, porque los ingredientes no lo son todo. Lo que hay detrás de ellos, el factor personal, la técnica tradicional y única de la que disponemos… hace que sean únicas e inimitables.
 


Diferentes formatos de las Maruxas de Nata, galletitas exquisitas y ecológicas


LA DISTRIBUCIÓN
-¿Cómo distribuís estas galletas? ¿Se vende cada vez más online tras la pandemia?

-Nuestras galletas no se distribuyen a través de ningún canal de distribución,  ni tampoco online, lo cual, a nuestro entender, supondría una grave desvalorización de la cultura de la producción ecológica de la que estamos plenamente convencidas. El verdadero productor ecológico cuida con mimo su producto, cree de verdad en que otra forma de consumo responsable es posible, fomenta el comercio local y de proximidad, valora el trato directo y personal con su clientela… Y la gran distribución, a nuestro entender, no es compatible con esta filosofía. Estamos siendo testigos, con mucha pena, del nacimiento de muchas empresas que se limitan a copiar o a imitar el trabajo de muchas de nosotras, subiéndose a un carro que no es el suyo, ya que detrás no hay más que una elaboración industrializada y que ven en estos canales de distribución la forma  de llegar a cuantos más consumidores mejor sin cuidar, en absoluto, lo que verdaderamente es la base y el fundamento de un buen producto ecológico. Seleccionamos siempre y personalmente con mucho cuidado los lugares en los que tenemos presencia, queremos compartir espacio con aquellos productos que comparten nuestros valores y formar parte de esa comunidad, que existe y que defiende con vehemencia que otra forma de vida y de consumo es posible y necesaria sin que su prioridad se centre únicamente en conseguir un beneficio económico.
 


-¿Qué es lo que más te gusta del sector ecológico?
-Lo que más me gusta es la gente que habita el universo de lo ecológico, gente que valora el trabajo que hay detrás de cada producto, que se interesa por conocer el origen y la forma de elaboración de todo lo que consume, que prima el comercio local y de proximidad, que cree en el trato personal y que te llama cada día para reconocer tu trabajo y tu empeño en cambiar el mundo a través de pequeños gestos que, unidos, nos hacen fuertes.


“En Maruxas de Nata formamos parte de ese grupo de emprendedoras que hemos decidido que el rural es el futuro, que la ecología es la mejor manera de cuidar nuestro entorno y queremos darle una vida mucho mejor y más sostenible a nuestros pueblos”



UNIVERSO “BIO” GALLEGO
-¿Cómo ves el universo “bio” gallego en la actualidad? ¿En qué punto se encuentra?

-Las formas de producción y de consumo afortunadamente están cambiando en nuestra comunidad. En Galicia tenemos el lujo de disponer de un territorio rural muy extenso e  inigualable, en el que están surgiendo muchísimas e interesantes iniciativas que lo están revitalizando, que están trayendo vida a los pueblos que se nos están despoblando en su gran mayoría, algo de lo que en Maruxas de Nata estamos muy orgullosas, ya que formamos parte de ese grupo de emprendedoras que hemos decidido que el rural es el futuro, que la ecología es la mejor manera de cuidar nuestro entorno y darle una vida mucho mejor y más sostenible.

-¿BioCutura es para vosotros una oportunidad de que conozcan más personas vuestro producto en el entorno gallego?
-Por supuesto, queremos dar a conocer no sólo nuestro producto, sino nuestro entorno, nuestro obrador en nuestra pequeña aldea de San Sadurniño, para que puedan apreciar a  las personas que estamos detrás, nuestra forma de trabajar, nuestras iniciativas además de la propia elaboración de nuestro producto y que tienen mucho que ver con el respeto a nuestras tradiciones, a nuestra cultura gastronómica, con el ansia de revitalización de nuestro rural, de como con nuestras propias manos elaboramos nuestras ricas galletas, al mismo tiempo que le damos una segunda oportunidad a las casas de las abuelas para que vuelvan a brillar con todo su esplendor. Evidentemente todo esto pasa por creer en el fomento e impulso del comercio local, de proximidad, por tratar de conocer las historias y el esfuerzo que hay detrás de los pequeños productores que nos dan la confianza de que estamos consumiendo lo mejor.
 


EL FUTURO
-¿Cómo imaginas el futuro de vuestra empresa a medio plazo?

-Lo imagino aprovechando las ilimitadas posibilidades que nos ofrece nuestro maravilloso entorno, optimizando todos los recursos a nuestro alcance para seguir ofreciendo a nuestros/as consumidores/as un producto de calidad, único e inimitable, como el que tenemos, fomentando todas aquellas iniciativas que tengan que ver con el emprendimiento y mejora de la empleabilidad femenina, la sostenibilidad ambiental, el consumo responsable, el comercio justo y sobre todo la difusión de los valores que sustentan el universo ecológico.

Carolina Sánchez
Publicado en El Ecomensajero Digital

 
 
MÁS INFO
www.maruxas.com
981 930 993
info@maruxas.com






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto