PELÍCULAS/“PERSONA(NO)HUMANA”/Álex Cuéllar: “La sociedad está cambiando a base de tiempo y educación”

Miercoles 28 de Septiembre de 2022






Álex Cuéllar es uno de los dos directores de “Persona(no)Humana”. El filme se podrá ver en BioCultura Madrid 2022. La proyección con posterior debate será el día viernes 4 de noviembre a las 16h. en la sala N108. Pabellón 9 de Ifema. Madrid. Va sobre la historia de una oranguntana y una chimpancé (Sandra y Cecilia) que han pasado prácticamente toda su vida en una prisión sin haber cometido ningún delito. Su caso ha sentado precedentes judiciales. Se les han reconocido los derechos de Persona No Humana.

-¿Qué es una "persona no humana"?

-Para poder responder a esta pregunta primero hay que exponer la diferencia entre ser "humano" y ser una "persona". Humana es nuestra especie. Nosotros somos mamíferos, primates y pertenecemos a los grandes simios, junto con los orangutanes, chimpancés, gorilas y bonobos. Estas 5 especies se separan tan sólo en la última ramificación, donde nosotros somos "homo" (humano) y los chimpancés, por ejemplo, son "pan", teniendo un 98,7% de coincidencia de ADN con ellos. Pero otra cosa distinta es la "persona", este es un concepto filosófico que implica ser un ser vivo, sintiente, capaz de reconocerse a sí mismo, tener memoria, imaginación, concepción del paso del tiempo, etc. Por tanto, todo ser sintiente que cumpliese estos parámetros… debería ser considerado "persona" y acceder al menos a sus tres derechos fundamentales (a la vida, a la libertad y a no ser torturado) aunque no tenga que ser necesariamente humano. De esta manera nace este concepto de "Persona No Humana", para tratar de reconocer los derechos que merecen como "persona" más allá de la barrera de la especie.
 


CASOS EXTRAPOLABLES
-La película se centra en el caso de una orangutana y una chimpancé... concretas, pero los casos son extrapolables a otros muchos casos similares, ¿verdad?

-Efectivamente. Este concepto se viene trabajando desde la ONG internacional "Proyecto Gran Simio" hace mucho tiempo y, pese a que por el nombre puede dar la sensación de que se busca específicamente para los grandes simios, no es así. Los grandes simios son un punto de partida, el más asumible para nuestras conciencias debido a que son los más parecidos y las evidencias son mucho más palpables, lo cual no significa que sea una condición exclusiva de ellos. Los casos de Sandra y Cecilia en Argentina han sido pioneros en el mundo por ser la primera vez que se cruza esta barrera de la especie con éxito, pero esto crea un precedente judicial que hace posible que ahora se pueda seguir trabajando en este concepto, se haya extendido y se haya pedido en otras muchas partes del mundo. Así pues, se ha solicitado para otros muchos grandes simios (con diferentes grados de éxito) pero también ha sido sonado el caso del Oso Chucho en Colombia, por ejemplo, o de elefantes que ahora están saliendo de diversos zoos argentinos.
 


-¿Creéis que la película puede suponer un antes y un después en casos como estos?
-Para que este tipo de casos avancen y que dentro de 50 años podamos mirar atrás y ver en estos casos el momento histórico en el que se rompió esa barrera por primera vez, la lucha tiene que ir desde muchos frentes. Ahí está la labor de décadas de los activistas en todo el mundo, y por supuesto también la labor legal ha sido fundamental. Lo que nosotros aportamos es visibilidad, conocimiento y educación. Ese es el pequeño grano de arena que los documentalistas podemos aportar, tratar de dar a conocer estos casos, tratar de generar una reflexión en todos aquellos que tengan la visión suficientemente abierta para ver la película y pararse a observar lo que les estamos contando. A nosotros nos encantaría que esta película la vieran, especialmente, aquellas personas que no están de acuerdo con este tema. Con los que ya estamos convencidos está muy bien y seguro que estarán encantados de que llegue a cuantas más personas mejor, pero nos interesa especialmente la posibilidad de abrir una ventana en la cabeza de las personas que, o bien no están de acuerdo con esta posibilidad, o, al menos, no se habían parado nunca a planteárselo.  
 


LOS TIEMPOS ESTÁN CAMBIANDO
-¿Está cambiando la sociedad en estos temas? ¿Se tiene más conocimiento del sufrimiento animal?

-La sociedad está cambiando a base de tiempo y educación. Las personas que ya crecen en un entorno donde se normalice la violencia a su alrededor, van a crecer pensando que eso es algo normal o tradicional y, para ellos, puede ser un ejercicio muy difícil salir de esa rueda y tratar de tener un pensamiento individual que no esté condicionado por lo que ha visto en su entorno toda la vida. La educación y los valores son la base que tienen que tener en su entorno desde el principio, para que la mentalidad se desarrolle de otra manera. Es muy dificil plantearte algo que no conoces. Pero… ¡Ojo! No pensemos que esto es cosa de los animales. A veces nos olvidamos que nosotros somos animales también y llevamos conviviendo con este concepto de "persona no humana" más tiempo del que creemos, sin saberlo, sin haberlo denominado así. Podríamos hablar de derechos de las mujeres en ciertas partes del mundo, del apartheid hace no tantos años donde la población negra no tenía derechos de "persona" a pesar de ser "humanos", o los nativos americanos que eran "salvajes"... Parece que esa barrera invisible que ya he nombrado varias veces se ha ido moviendo e integrando cada vez a más "personas"… El movimiento que deberíamos hacer ahora es el de romper esa barrera definitivamente.

-¿Qué recorrido puede tener una película de estas características?
-Por suerte vivimos una época donde, audiovisualmente, el documental ha cambiado y se ha integrado más en la vida de todos. Las plataformas han hecho que ya no se vea el documental solo como "el documental de La 2", donde vemos las costumbres del león de la sabana, sino que uno puede consumir documentales en las plataformas digitales casi sin darse cuenta, ya que se realizan y se ruedan de un modo cinematográfico, como si se tratara de cualquier otra película. Nosotros estamos cumpliendo unas bases: en primer lugar, la distribución será por festivales de cine a nivel internacional (es el momento en el que nos encontramos actualmente); posteriormente pasará a proyectarse en salas de cine (a sabiendas de que los documentales allí no tienen mucha duración, pero se distribuirá lo mejor que podamos); y, por último, esperemos que llegue a plataformas y televisiones, donde debería tener mayor difusión.
 


 TARZÁN Y CHITA
-¿El caso de Tarzán y Chita hizo mucho daño? ¿O no?

-Me gustaría pensar que Tarzán y Chita ya es una referencia que ha quedado un poco lejos en el tiempo. Sí que es cierto que es una imagen que ha quedado como icónica en el subconsciente sobre la relación de un humano con un chimpancé, pero no es tan diferente como lo que podemos observar hace muchos menos años en circos, por ejemplo, con los chimpancés aprendiendo a hacer trucos. Sí que puede haber creado una imagen de los chimpancés como animales graciosos capaz de hacer cosas muy parecidas a las nuestras.... pero, precisamente por eso, porque somos muy similares. Es la misma razón por la que se experimentaba hasta hace poco con cosméticos y/o medicamentos en chimpancés: son iguales, obtenemos los mismos efectos, pero no tienen derechos y moralmente es menos reprochable que si se hace en humanos. Un chollo. Pero es un chollo que, si le damos la vuelta, nos viene a demostrar lo que estamos diciendo precisamente, que son muy parecidos y por eso no se les debe tratar así.

-¿Cuál es el futuro de los zoos?
-La imagen de los zoos como tal está cada vez más dañada porque su razón de ser principal es la de mostrar y educar sobre cómo son los animales y cómo se comportan en su entorno. Esto ha quedado más que demostrado que no es así. Un animal en cautividad, por muy buenas condiciones que tengan los zoos (no digamos ya los que no las tienen), se comporta de manera totalmente diferente y estereotipada. Por poner un ejemplo claro, la imagen que tenemos de los animales enjaulados que van de lado a lado repitiendo esos movimientos todo el tiempo. Se vuelven apáticos, engordan, no pueden realizar ni los kilómetros que harían en su entorno natural ni ejercitar su mente como harían realmente. Por tanto hablamos de "animales institucionalizados", ya no sirve la función que venden. Actualmente, algunos de esos zoos están mutando a un concepto de "eco-parque" donde sólo se tienen animales que son autóctonos (nada de tener un oso polar en una ciudad calurosa, por ejemplo) y, a ser posible, animales que hayan estado en cautividad o procedan de circos o entornos similares. Es un paso, pero no es la solución. La solución es la abolición de este tipo de instituciones y explorar otras muchas formas que hay de dar a conocer la naturaleza salvaje sin tener que disponer de los animales en unas condiciones que no merecen tan sólo para que nosotros podamos disfrutar de la entrada que hemos pagado.  

 Pablo Bolaño


TOMA NOTA
EN BIOCULTURA MADRID

PASE DEL DOCUMENTAL: PERSONAS(NO)HUMANAS + posterior coloquio con el director
EL MANICOMIO. EL CAFÉ CANTANTE DE LOS LOCOS MUY CUERDOS
Viernes, 4 nov. 16'00h. El Manicomio- N108. Organiza: ASOCIACIÓN VIDA SANA/THE ECOLOGIST. www.vidasana.org/www.theecologist.net






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto