PESTICIDAS/PIDEN A LA CE QUE IMPIDA LA EXPORTACIÓN DE PLAGUICIDAS PROHIBIDOS Los países empobrecidos reciben biocidas muy peligrosos

Lunes 09 de Noviembre de 2020





 

La exportación de los pesticidas no autorizados en la UE a países pobres puede generar graves daños sanitarios y ambientales en esos países. También puede generar un efecto boomerang, ya que los residuos de esas sustancias pueden volver a Europa a través de importaciones de alimentos. Solo en 2018, los estados miembros aprobaron la exportación de más de 81.000 toneladas de plaguicidas prohibidos en la agricultura europea.

Un total de 76 organizaciones y entidades de la sociedad civil europea han dirigido una carta al Vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Frans Timmermans, y a los comisarios de Sanidad y Seguridad Alimentaria, Medio Ambiente y Agricultura, solicitando que se prohíba con urgencia la exportación a países extracomunitarios de los pesticidas que hayan sido prohibidos en la UE por ser considerados peligrosos. También han pedido que se prohíba que la UE importe alimentos y productos agrícolas que hayan sido producidos con el uso de dichos plaguicidas fuera de la UE. Porque no sería de recibo que los europeos siguiesen exponiéndose a tales sustancias que fueron prohibidas por sus riesgos para la salud.
 


Entre las entidades firmantes de la carta están PAN Europe, European Environmental Bureau (EEB), Greenpeace, Health and Environment Alliance (HEAL),  Public Eye, Ecologistas en Acción, y otras muchas. Entre ellas, Hogar sin Tóxicos y Fodesam cuyo responsable, Carlos de Prada, ha denunciado "la doble moral que hace que la UE permita que se exporten pesticidas prohibidos a países en los que pueden causar aún más daño que en Europa, anteponiendo con ello los intereses económicos a otras consideraciones más dignas, como la salud de las personas".
 

EXPORTACIÓN
Tal y como se comenta en la carta, “en julio de este año, tres docenas de expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas emitieron un comunicado pidiendo a la UE y a otras naciones ricas que pusieran fin a la práctica "deplorable" de exportar productos químicos tóxicos prohibidos, incluidos plaguicidas, a países más pobres con regulaciones más débiles”.
Estos expertos denunciaban que “la UE sigue exportando plaguicidas y productos químicos industriales tóxicos, lo que genera violaciones generalizadas de los derechos humanos a la vida, la dignidad y la libertad frente a tratos crueles, inhumanos y degradantes en los países de ingresos bajos y medios”.
 

UNA INVESTIGACIÓN
Una investigación en profundidad ha demostrado que, solo en 2018, los estados miembros de la UE aprobaron la exportación de más de 81.000 toneladas de plaguicidas que contienen 41 productos químicos peligrosos prohibidos para su uso en la agricultura en la UE con el fin de proteger la salud humana y/o el entorno.
La mayoría de estas exportaciones se destinaron a países de ingresos bajos y medianos que carecen de la capacidad para controlar sus riesgos a lo largo de su ciclo de vida, y donde dan lugar a violaciones generalizadas de los derechos humanos e impactos devastadores en la salud humana, la biodiversidad, los ecosistemas y el medio ambiente.
Como comenta Carlos de Prada, “si estas sustancias se han considerado peligrosas para su uso en países ricos, incluso con las medidas de protección que hay en los mismos, cabe imaginar lo peligrosas que son en países pobres en los que no existen tantas prevenciones”.
En este contexto, los firmantes de la carta instan a que se lleven a la práctica los diferentes compromisos que ha contraído la Comisión. Por ejemplo, el compromiso establecido en la nueva Estrategia de Sustancias Químicas para la Sostenibilidad de “garantizar que los productos químicos peligrosos prohibidos en la Unión Europea no se produzcan para la exportación”. También que se cumplan los compromisos contraídos en virtud del Programa Reglamentario de Aptitud y Rendimiento (REFIT) con el que se han evaluado los Reglamentos de Plaguicidas y los de los Límites Máximos de Residuos (LMR) de estas sustancias, Programa en el que se dice que la UE debe “utilizar toda su diplomacia, política comercial e instrumentos de apoyo al desarrollo para promover una eliminación global de los plaguicidas que ya no están aprobados en la UE”.
Las organizaciones firmantes de la carta a la Comisión Europea son conscientes de que “una prohibición de tales exportaciones desde la UE no logrará por sí misma una prohibición global”, pero al mismo tiempo están convencidas de que “no se puede lograr una transición global que lleve a abandonar el uso de pesticidas peligrosos a menos que la UE tome la iniciativa y detenga estas exportaciones”.
 

ALIMENTOS CONTAMINADOS
Un problema añadido que ocasiona permitir tales exportaciones es que, como se denuncia, “algunos de estos plaguicidas peligrosos regresan a Europa como residuos en alimentos importados. De hecho, los países que son las fuentes más importantes de productos agroalimentarios que llegan a la UE se encuentran entre los principales destinos de las exportaciones de plaguicidas prohibidos de la UE”. Como ha demostrado una investigación reciente, los residuos de 74 plaguicidas prohibidos en la UE se detectaron en tests realizados a alimentos en el mercado europeo en 2018. Entre los plaguicidas en cuestión, 22 se exportaron desde Europa ese mismo año.
 


 

La importación de alimentos tratados con pesticidas prohibidos en la UE coloca a los agricultores europeos en una situación de competencia desleal. Pone en peligro las poblaciones y el medio ambiente de los países productores, la salud de los trabajadores agrícolas e incluso puede poner en riesgo la salud de los consumidores europeos. La UE debería garantizar que no se permita la presencia de residuos de los plaguicidas que figuran como prohibidos para proteger la salud humana o el medio ambiente en los alimentos y productos agrícolas comercializados en el mercado europeo.
En opinión de Carlos de Prada, resulta “inadmisible que se pueda llegar a tolerar la presencia de sustancias prohibidas en la UE en las importaciones de países extracomunitarios. Lamentablemente ha habido presiones industriales para que se haga, apelando a que no hacerlo representaría, supuestamente, una barrera al comercio”.

Redacción
Publicado en El Ecomensajero Digital

 

MÁS INFO
TOMA NOTA
Prohibido en Europa: cómo la UE exporta plaguicidas demasiado peligrosos para su uso en Europa https://www.hogarsintoxicos.org/es

 



 






Bienvenido



El Ecomensajero Digital

Suscribete para recibir los boletines de noticias.

Redes Sociales

Volver al inicio

Home | Términos del Sitio | Contacto